fbpx
Joe Rogan - El American

La receta secreta del éxito de Joe Rogan

The Joe Rogan Experience es lo más parecido al sueño liberal clásico de un mercado neutral de ideas que se puede encontrar hoy en día

[Read in English]

Joe Rogan es uno de los comediantes y podcasters más exitosos y populares de Estados Unidos. Empezó como actor de series de comedia, luego fue presentador del programa de NBC “Fear Factor”, se convirtió en comentarista de la UFC y fue un comediante relativamente conocido.

Sin duda, Rogan era un hombre exitoso, pero nadie habría creído que se convertiría en el podcaster más reconocido del mundo y en una de las voces más influyentes de los medios occidentales, con más audiencia que la CNN y el programa de noticias por cable más visto, “Tucker Carlson Tonight”.

Ahora bien, ¿cuál es la receta secreta del éxito de Joe Rogan?

Pues el mismo hecho que ha provocado un gran revuelo mediático e intentos de cancelarlo: está abierto a hablar con gente con la que no comparte mucho, gente que es popular, pero que está bastante vetada en los medios de comunicación convencionales, y los escucha. Puede que no sea imparcial, pero es justo.

¿Y los resultados? Las cifras de su podcast son sencillamente increíbles, la envidia de cualquier medio de comunicación tradicional. The Joe Rogan Experience gana más de 100 millones de dólares en anuncios de podcast y cuando su podcast estaba en YouTube, los episodios alcanzaban fácilmente un millón de visitas en menos de 24 horas.

Will the new Press Secretary be just as awful as Jen Psaki?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Por supuesto, esto no ocurrió de la noche a la mañana. Comenzó el podcast en 2009 y se trataba de tipos blancos que hablaban de nada. Su podcast se limitaba sobre todo a amigos comediantes y tal vez a luchadores de la UFC, cuando la UFC no era una organización mundial, sino un deporte marginal, salvo por algunas figuras.

Desde entonces, sus horizontes se han ampliado y ha tenido un número de personas en su podcast sorprendentemente diverso. Elon Musk fumó marihuana en su programa (y sus inversores se volvieron locos después), Alex Jones despotricó sobre una serie de teorías conspirativas… dos veces; Bernie Sanders estuvo en el programa, Jordan Peterson tuvo una conversación de cuatro horas con Rogan hace un par de semanas. Ben Shapiro, Jack Dorsey, Robert Downey, Jr., Milo Yiannpoulos, el Dr. Robert Malone, el Dr. Sanjay Gupta, y muchos más, incluyendo prácticamente todos los nombres importantes del mundo de la UFC y de la comedia, conforman la ecléctica lista de invitados de su programa.

The Joe Rogan Experience es lo más parecido al sueño liberal clásico de un mercado neutral de ideas que se puede encontrar hoy en día.



¿Y cómo ha conseguido Rogan este nivel de éxito en un entorno tan políticamente correcto y woke? Bueno, la respuesta sencilla es que simplemente es demasiado grande para ser cancelado. La larga es que no hizo lo que los gurús de los medios dicen que hay que hacer:

  • Se unió a una gran empresa solo cuando ya era el mayor podcaster del mundo.
  • Sus episodios no duran 30 minutos o una hora. Duran todo lo que sea necesario para profundizar en las ideas de sus invitados, aunque sean cuatro horas.
  • No intentó monetizar desde cero.
  • No lanza el mismo número de episodios semanales, uno el mismo día y hora. Los lanza cuando quiere.
  • No contrató a un equipo de escritores y gurús.

En esencia, siguió siendo auténtico. Y eso es lo que la gente ama de Joe Rogan. Puede que no estés de acuerdo con él en muchas cosas (yo no lo estoy), pero sientes que no tiene una agenda oculta. Es un hombre que logró lo que logró a punta de esfuerzo personal y mantiene conversaciones sinceras con cualquiera que esté abierto a hablar. Sí, eso a veces puede significar personajes despreciables como Milo Yoannopolous, pero prefiero un imbécil ocasionalmente en el programa de Joe Rogan a los medios de comunicación tradicionales y su Index Prohibitorum.

De nuevo, puede que no estés de acuerdo con él, pero sabes que estará abierto a escuchar y no tratará de imponer sus puntos de vista al invitado o a los oyentes. Es lo suficientemente paciente como para permitir que sus entrevistas sean una experiencia en lugar de un interrogatorio, y eso ayuda a que sus invitados se relajen y permitan que la conversación fluya de forma natural de una manera que los programas de televisión normales o los podcasts que siguen la “fórmula” rara vez consiguen.

Además, ha captado la atención del público más señalado por los medios de comunicación dominantes: los hombres heterosexuales. Como dijo Devin Gordon de The Atlantic: “Pocos hombres en Estados Unidos son tan populares entre los hombres americanos como Joe Rogan. Es un grupo masivo que se congrega a la vista de todos, y está formado por gente que conoces del instituto, tipos que trabajan tres cubículos más abajo, que todavía están pagando los préstamos estudiantiles, que reenvían memes de novias celosas, que te ven en el gimnasio. Hombres solteros. Hombres casados. Hombres blancos, negros, dominicanos. Dos amigos sudasiáticos lo recomiendan. Mi compañero de cuarto de la universidad. Mi hermano pequeño. Hombres normales. Hombres americanos”.


“Sin embargo, la cuestión de fondo es que Rogan corteja a un público de mediana edad que la élite cultural desprecia especialmente: tipos que se hacen tatuajes de alambre de espino y llenan su nevera de bebidas energéticas Monster y reservan sus entradas para ver a Hobbs & Shaw.”

“Joe adora a estos tipos, y su afecto no tiene nada de la condescendencia y la distancia irónica a la que muchos recurren para sentirse cómodos con ellos. Comparte sus pasiones y entusiasmos en un momento en el que el diálogo público los ha tachado de infantiles o problemáticos o de pendiente resbaladiza hacia el trumpismo (…) está pensando en voz alta sobre el miedo a que la palabra masculinidad se haya vuelto, por definición, tóxica”.

¿Cuál será el futuro de The Joe Rogan Experience? Creo que es una pregunta difícil. Parece haber derrotado a la cultura de la cancelación por ahora, pero no después de que algunos de los episodios de su programa hayan sido eliminados y algunos tachados de desinformación.

¿Cuánto esperará Spotify hasta que la presión de la izquierda sea demasiado grande y empiece a intentar editorializar el contenido de Rogan? ¿Cederá Rogan a la presión por el bien de su contrato de 100 millones de dólares o correrá hacia la cámara de eco de Rumble? Es difícil de decir, pero debo admitir que no soy optimista. Rogan parece estar a una palabra prohibida o a un Alex Jones de la censura seria.

Previous Article
Inflación, El American

Inflación en Estados Unidos es un "signo de decadencia del tercer mundo": Steve Hanke

Next Article
Escándalo en Canadá: Trudeau invoca “Ley de Emergencia” para acabar con las protestas pacíficas de los camioneros

¿Canadá abraza la tiranía? Trudeau invoca "Ley de Emergencia" para acabar con protestas pacíficas

Related Posts
Total
6
Share