fbpx
Colin Powell

Reflexiones sobre el general Colin Powell como graduado de la escuela que lleva su nombre

A pesar de los contratiempos políticos y de política exterior, Colin Powell hizo enormes contribuciones al servicio público y la filantropía, y como graduado de la Escuela de Liderazgo Cívico y Global Colin Powell, no podría estar más agradecido por su apoyo sin fin a los neoyorquinos

[Read in English]

El fallecimiento del general Colin Powell me tomó por sorpresa y me ha dejado bastante para reflexionar. Independientemente de las creencias políticas, estoy agradecido con el general Powell por su incansable servicio público, contribuciones y filantropía, todo lo cual me benefició como estudiante de la Escuela Colin Powell de Liderazgo Cívico y Global del City College of New York.

Hace menos de un mes, estaba extremadamente emocionado de ver una entrevista virtual del general Powell moderada por su hija Linda Powell, y organizada por la Escuela Colin Powell, de mi alma mater. Nunca en un millón de años me hubiera imaginado que esta sería la última vez que vería al general, quien falleció el 18 de octubre, debido a complicaciones de su cáncer y COVID-19.

Al comienzo del semestre de primavera de 2020 (también mi último semestre antes de gradurme), hice las maletas y me mudé a Washington, D.C. como parte del “Semestre en D.C.” de la Escuela Colin Powell, un programa que me permitió tomar clases y hacer una pasantía en D.C. Si bien tenía miedo y estaba lleno de ansiedad, estaba decidido y listo para este cambio. Había estado planeando este semestre desde mi primer año en la Colin Powell.

Yo —un joven del Bronx, Nueva York, nacido y criado en el barrio pobre de Cristo Rey en la República Dominicana— fui aceptado (a través del trabajo duro y la dedicación) a una pasantía en la Heritage Foundation, la organización conservadora líder en Estados Unidos y el mundo. Los conservadores fueron explícitamente más acogedores que cualquier individuo progresista que haya conocido en mis años universitarios, algunos de ellos incluso asistieron a escuelas de la Ivy League y otras instituciones prestigiosas. A pesar de la amabilidad de los conservadores de D.C., todavía no podía evitar sentirme inseguro por haber asistido a una universidad pública en la ciudad de Nueva York.

En un evento de networking organizado conjuntamente por Heritage, pasé casi 5 minutos tratando de explicar dónde o qué es mi universidad. “Asisto al City College de Nueva York”, le dije a alguien que acababa de conocer en el evento. “¡Oh, NYU!”, él respondió. Me reí con torpeza y dije: “No, voy a la Escuela Colin Powell de Liderazgo Cívico y Global”. “Oh, Colin Powell, lo sé”, dijo después de finalmente entenderlo. En ese momento, me di cuenta instantáneamente de que había encontrado refugio en el nombre de Colin Powell.

Mi forma de pensar no tan progresista a lo largo de la universidad siempre me hizo chocar con mis compañeros de clase y profesores, una realidad a la que se enfrentan todos los que tienen principios conservadores o incluso ideas diferentes. Pero siempre me gustó mucho la Escuela Colin Powell, incluso con todos sus profesores de izquierda.

Is Biden to Blame For The Dramatic Rise of Inflation?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Incluso me metí en problemas por un artículo extremadamente apasionado sobre el general Powell, quien había sido un orador invitado en una clase que tuve con el profesor Mike Donilon, ahora asesor principal del presidente Biden. En ese momento, me preocupaba la falta de subjetividad del discurso de Powell. Todo el discurso estuvo dedicado a atacar al expresidente Trump. En mi artículo, que creo que fue compartido con el general Powell, pregunté:

“Si usted [Powell] cree que el presidente Trump es tan atroz, ¿alguna vez reflexionó sobre las consecuencias no deseadas de sus políticas fallidas que finalmente llevaron a su presidencia? Me aferraré a mis preguntas hasta que vuelva a encontrarme con el general Powell”.

Reflection on General Colin Powell [CCNY D.C. Program], May 11, 2020

Nunca volveré a encontrarme con Powell, pero al menos sé que estaría orgulloso de saber que su escuela, la Escuela Colin Powell, impulsa a los estudiantes a hacer preguntas incómodas y para señalar al poder.

El general Powell es un excelente ejemplo de la grandeza de Estados Unidos. Todo es posible en los EE. UU., incluso si viene de Harlem, South Jamaica, Queens, South Bronx, Washington Heights, Astoria, lo que sea.



La historia del propio Colin Powell, a pesar de las creencias políticas y los contratiempos de la política exterior, es notable. Un soldado pionero que asistió al City College de Nueva York y que luego se convirtió en el primer secretario de Estado negro bajo la administración Bush II. Una vida dedicada al servicio público, la filantropía y la ayuda a los demás.

Me beneficié de Colin Powell y por eso estaré eternamente agradecido. Por él, hoy puedo escribirles aquí en El American. Hoy, apreciemos su vida, logros y contribuciones a la juventud de esta gran nación.

Previous Article
Jackie Calmes da una clase de cinismo periodístico en Los Ángeles Times

Columnista de Los Angeles Times da una clase de cinismo periodístico

Next Article
Ley de aborto, El American

Departamento de Justicia pide a la Corte Suprema anular ley de aborto de Texas

Related Posts
Jeff Deist, Libertarianism, Covid, Decentralization

Presidente del Mises Institute habla sobre las esperanzas y el difícil momento que atraviesa el libertarismo

Después del "momento libertario" de las campañas presidenciales de Ron y Rand Paul, ya han pasado unos años difíciles para el libertarismo en Estados Unidos. El ascenso de Trump, el alcance cada vez mayor del Estado, los avances tecnológicos y los trastornos que ha traído la pandemia han rediseñado el escenario
Total
12
Share