fbpx

Refrescando los principios de la libertad

No podemos defender la libertad si no entendemos su significado, peso e importancia. ¿Qué es, después de todo, la libertad?

La libertad no está a más de una generación de su extinción. No se la transmitimos a nuestros hijos en la sangre. La única forma en la que pueden heredar la libertad que conocemos es si luchamos por ella, la protegemos, la defendemos y luego se las pasamos a ellos con lecciones luchadas a capa y espada sobre cómo ellos han de hacer lo mismo. Y si tú y yo no hacemos esto, entonces tú y yo deberíamos pasar nuestra senectud diciéndole a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos lo que alguna vez fue vivir en Estados Unidos cuando los hombres eran libres.

— Ronald Reagan, marzo de 1961

En esas cuatro oraciones, el actor que se convirtió en el 40mo presidente de los Estados Unidos expresó más sabiduría que el típico político en un discurso entero.

La libertad es extraña: todos dicen defenderla. Jamás nadie se atreve a decir que está en su contra. A la hora de una elección, todos los candidatos dicen apoyarla incluso si están en desacuerdo en todo lo demás. ¿Podría la libertad sobre la que habló Reagan en términos tan severos realmente ser tan maleable como para caber en cualquier agenda? Si es así, entonces no tiene sentido.

Tomemos una pausa, respiremos y refresquemos algunos principios que quizá olvidamos.

Acá hay ocho de los más importantes.

La libertad es tu derecho por nacimiento

Es tuya desde el día uno en virtud de quién eres —un ser único que naturalmente ha recibido de Dios el derecho a ejercer esa singularidad a través de las decisiones que tomas—. Es siempre inalienable, al menos que la dejes ir cuando le quitas a alguien más su derecho. La libertad es un derecho de nacimiento universal, lo que significa que nadie recibe un estatus superior para gobernar la vida de alguien más, más allá del derecho de un padre a criar a su hijo hasta su adultez. La libertad es rutinariamente suprimida y abusada, pero este triste hecho, no invalida tu derecho. No es algo a lo cual tienes derecho solo si los políticos deciden otorgártelo.

La libertad no es hacer lo que te da la gana

La libertad no es un cheque en blanco, sino que llega hasta la libertad del otro. No eres “libre” de esclavizar o asaltar a otro ser humano porque así violas su mismo derecho a la libertad —que toda persona pacífica y que respete los derechos que el otro, posee—.

La libertad no es automática ni está garantizada

Vivimos en un mundo peligroso lleno de personas que quieren quitar a otros su libertad por muchas razones deplorables, como la embriaguez de poder, beneficios egoístas a corto plazo, o cualquier otra razón. La mayoría de la gente que ha vivido en la historia de la humanidad, lo ha hecho como esclavos, siervos, o sujetos que temen la desaprobación de los que están en el poder. Así, alcanzar la libertad y mantenerla requiere conocimiento, vigilancia y coraje.

Puedes votar contra la libertad

La mayoría no puede convertir al mal en bien mediante el voto. No hay que usar la democracia para cubrir un mal que jamás apoyarías si tus vecinos se agruparan y te hicieran lo mismo. Recuerda que Hitler fue elegido democráticamente. De forma tan plena y poderosa como un ejército invasor, puedes borrar la libertad a través de las personas y las ideas por las cuales votas.

La libertad no significa que puedes tomar las cosas de otros

En un sentido, esto es la aplicación del segundo principio a la propiedad. Es impresionante cuánta gente cree que no es libre si no hacen uso del proceso político para apropiarse de lo que pertenece a otros. La libertad y la propiedad privada están plenamente unidas. Quitas una y la otra desaparece. Si piensas que tienes el derecho a la propiedad de otro, no te sorprendas si luego alguien más decide lo mismo con la tuya. 

La libertad produce resultados desiguales

Puesto que busca defender los derechos de todos al mismo nivel, la ley debería ser justa, predecible, imparcial y sin discriminación. La igualdad ante la ley no es lo mismo que la igualdad en materia de ingresos, posesiones o incluso felicidad. Las diferencias entre las personas son gigantes en términos de comportamiento, ambiciones, talento, ética laboral, inteligencia, recursos, ahorros, toma de riesgos, y un larguísimo etcétera. Esperar que se obtengan los mismos ingresos en el mercado es absolutamente infantil y la única forma de garantizar esto es a través de fuerza bruta. ¿Realmente queremos castigar el éxito y el mérito para acercarnos a la imposible fantasía de la igualdad material?

La libertad sin carácter está condenada a su fracaso

Benjamin Franklin advirtió que “solo un pueblo virtuoso es capaz de la libertad. Si las naciones se vuelven viciosas y corruptas, necesitan amos”. La libertad exige altos estándares de honestidad, humildad, responsabilidad, paciencia, y autocontrol. Ninguna nación perdió su carácter sin sacrificar su libertad.

La libertad hace que la vida valga la pena vivir

Imagina una vida sin libertad, con un “Gran Hermano” orwelliano espiándote, diciéndote lo que puedes y no puedes hacer en cada momento y aplastando tu derecho a la vida y la propiedad porque sí. No estarías viviendo tu vida en plenitud. El Gran Hermano estaría viviendo su vida a través de ti y eso es ser un esclavo.

Si este pequeño ensayo te motiva a hacer de la libertad una prioridad, tanto para ti como para otros, eso es una gran noticia. Este mundo necesita desesperadamente más personas que aprecien la esencialidad de la libertad. 

2 comments
  1. Me doy cuenta que acá en Argentina, se construyeron disparadores para que la gente piense que las palabras libertad, mérito, desigualdad, etc lleven consigo significados NEGATIVOS, de alguna forma la idea del socialismo se está postulando de a poco en algo aceptable, lamentablemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

El destino es Venezuela, no Escandinavia

Next Article
Joe Biden

La hipocresía de los medios con la campaña de Biden

Related Posts
Total
0
Share