fbpx
Warp Speed

Director de la Operación Warp Speed renuncia por solicitud de Biden

El desarrollo de una vacuna requiere décadas de investigaciones y pruebas para dar con una solución segura y eficiente, algo que gracias a la Operación Warp Speed, parece haberse conseguido en solo diez meses sin comprometer la seguridad

[Read in English]

El asesor en jefe de la “Operación Warp Speed” el Dr. Moncef Slaoui, ha presentado su carta de renuncia a petición del equipo entrante del presidente electo Joe Biden, bajo una cláusula que lo obliga a permanecer en el cargo un mes más apoyando la transición.

Las obligaciones del Dr. Slaoui en el equipo de Warp Speed se verán disminuidas tras la posesión de mando, el próximo miércoles de Biden. Todavía no se ha confirmado quién asumirá las funciones de Slaoui tras su partida. En la actualidad, Jeff Zients es el coordinador de Biden de la respuesta a la COVID-19, mientras que Bechara Choucair se enfocará en la logística para acelerar la inoculación masiva en la nación.

Slaoui había dicho que no planeaba retirarse hasta que dos vacunas y dos terapias para el coronavirus hubieran resultado exitosas, lo que sucedió el mes pasado cuando la Food & Drugs Administration (FDA) autorizó la distribución de la vacuna de Moderna.

La semana pasada Slaoui dijo que decidió extender su estancia para garantizar que la operación continúe funcionando, y mencionó que «estamos cercanos al punto de que mi valor agregado es limitado».

Slaoui se desempeñaba como miembro de la junta directiva de Moderna antes de ser llamado a participar en la Operación Warp Speed por la Casa Blanca.
Slaoui se desempeñaba como miembro de la junta directiva de Moderna antes de ser llamado a participar en la Operación Warp Speed por la Casa Blanca. (Efe)
¿Quién es el Dr. Moncef Slaoui?

Slaoui se desempeñó durante 30 años como ejecutivo de la farmacéutica GSK, donde ostentó el cargo de director durante diez años y también fue cabeza del área de Investigación y Desarrollo en su época como farmacéutico.

Tras su renuncia a GSK en 2017, Slaoui se dedicó a invertir en el sector de las farmacéuticas, donde llegaría a Moderna como inversionista y miembro de la junta directiva. Slaoui también se volvería inversionista de la firma Medicxi.

Slaoui renunció a la junta directiva de Moderna y Medicxi en mayo cuando fue llamado por la Casa Blanca para apoyar los esfuerzos de la Operación Warp Speed en el desarrollo de una vacuna para la COVID-19. Para evitar los conflictos de interés decidió vender su participación en estas compañías. A pesar de algunas críticas, se le permitió conservar sus acciones en GSK.

¿Cómo van los esfuerzos de la operación Warp Speed?

El Gobierno americano invirtió más de $ 10000 millones dentro de la operación Warp Speed para obtener 300 millones de dosis de la vacuna, antes de finales de enero del 2021, un monto sin precedentes para el desarrollo de una vacuna.

Normalmente, el desarrollo de una vacuna requiere décadas de investigaciones y pruebas para dar con una solución segura y eficiente, algo que gracias a la Operación Warp Speed, parece haberse conseguido en solo diez meses sin comprometer la seguridad.

Según el Centro para el Control de Enfermedades y Prevención (CDC), hasta la fecha más de nueve millones de americanos han recibido una de las dos dosis de la vacuna, aunque la meta era tener más de 20 millones de americanos vacunados para diciembre. Estados Unidos sigue siendo después de China -qué ha vacunado buena parte de su población con vacunas todavía experimentales- el segundo país que más ciudadanos ha inoculado en el mundo.

Algunos estados han solicitado realizar compras de la vacuna por su cuenta, como fue el caso de Michigan, cuya gobernadora, Gretchen Whitmer, pidió autorización del presidente Trump para comprar 100,000 dosis de la vacuna de Pfizer.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, afirmó que la ciudad está en riesgo de quedarse sin dosis de la vacuna si el Gobierno no envía pronto nuevos cargamentos. de Blasio se comprometió a vacunar 1,000,000 de newyorkinos para finales de enero.

El Cirujano General de Estados Unidos, Jerome Adams, ha advertido a los estados sobre la necesidad de tener flexibilidad con las categorías de vacunación para no ralentizar el proceso de inoculación masiva.  Warp Speed
El Cirujano General de Estados Unidos, Jerome Adams, ha advertido a los estados sobre la necesidad de tener flexibilidad con las categorías de vacunación para no ralentizar el proceso de inoculación masiva. (Efe)

Expertos de salud pública han manifestado que las reglas rígidas para la distribución de la vacuna estarían limitando la eficacia de su distribución. El cirujano general de Estados Unidos, Jerome Adams, ha dicho a los estados que apegarse fuertemente a las guías de distribución podría limitar el esfuerzo de inoculación. Adams dijo en una entrevista con la NBC que «Si la demanda no está allí en 1a, muévanse a 1b y continúe bajando. Y si la demanda no está allí en ese grupo, muevan esas vacunas a otro grupo».

Los grupos prioritarios 1a y 1b son establecidos por un comité asesor del CDC: 1a son trabajadores de la salud y residentes de hogares de ancianos, 1b son personas mayores de 75 años y trabajadores esenciales de primera línea, y la lista continúa en la línea de priorización de grupos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Trump, Cuba, Fidel Castro, Terrorismo

Gracias Trump: régimen castrista vuelve a lista de Estados patrocinadores del terrorismo

Next Article

Gobernador de New York complica la distribución de la vacuna

Related Posts
Total
0
Share