fbpx
Saltar al contenido

El robo de China a la propiedad intelectual ahora amenaza al sector agrícola de Estados Unidos

China, El American

Available: English

[Read in English]

China ha duplicado sus esfuerzos por robar propiedad intelectual de Estados Unidos, y ahora se conoció que existe una real amenaza ante la posibilidad de que también robe secretos tecnológicos agrícolas que podrían atentar contra la soberanía alimentaria del país.

Ross Kennedy, analista de logística y cadena de suministro, dijo a The Epoch Times que China podría estar preparándose para robar tecnologías agrícolas americanas y desarrollar una versión propia, tal y como lo ha hecho con otros rubros.

“China podría satisfacer las necesidades más básicas del país mientras socava a Estados Unidos, económica y diplomáticamente, en su búsqueda del liderazgo mundial en la producción agrícola”, dijo el especialista.

“La mayoría de la gente no se da cuenta de que se pueden robar algunos granos de maíz o unas cuantas semillas de soja y perpetuar una campaña de espionaje industrial multimillonaria”, agregó.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Si China lograra su cometido, entonces podría intentar competir comercialmente con Estados Unidos en la agroindustria internacional, atacando también las exportaciones americanas, y por ende su economía.

Hay que recordar que ya es un hecho las compras chinas de tierras agrícolas americanas. En 2013, el procesador de carne chino Shuanghui International Holdings (ahora WH Group) se apropió del principal productor de carne de cerdo del mundo, Smithfield Foods, con sede en Virginia, lo que marca la mayor adquisición china de una marca de consumo americano hasta la fecha.

“Oficialmente, la inversión china en tierras agrícolas estadounidenses se ha disparado más de 25 veces, de 13 720 acres a 352 140 acres entre la década de 2010 y 2020, según un informe del USDA de 2020 ( pdf )”, señala el reportaje.

Y es que en diciembre de 2020 John Ratcliffe, director de Inteligencia Nacional, señaló que China “es la mayor amenaza que este país (USA) ha enfrentado desde la Segunda Guerra Mundial”.

“Pekín tiene la intención de dominar a Estados Unidos y al resto del planeta económica, militar y tecnológicamente. Muchas de las principales iniciativas públicas y empresas destacadas de China ofrecen solo una capa de camuflaje a las actividades del Partido Comunista chino”, agregó.

“A su enfoque de espionaje económico lo llamo robar, replicar y reemplazar. China despoja a las empresas estadounidenses de su propiedad intelectual, replica la tecnología y luego reemplaza a las empresas estadounidenses en el mercado global”, advirtió.

China roba información con métodos no convencionales

Fue durante la administración del presidente Barack Obama cuando el país asiático logró acercarse más a Estados Unidos y crecer en sus malas intenciones. Mientras que en los cuatro años de Gobierno de Donald Trump, se revocaron los visados de unos 1,000 estudiantes e investigadores chinos sospechosos de espionaje en Estados Unidos.

Obama —que residió en la Casa Blanca desde 2009 hasta enero de 2017— mantuvo una relación permisiva con el país asiático sin hacer frente a los millonarios plagios a compañías americanas.

China robó, con métodos poco convencionales, información y propiedad intelectual de compañías americanas; y para esto uno de los métodos que utilizó fue apoyarse en regímenes aliados que le ayudaron a convertirse en el gigante comercial que es hoy en día.

El director del FBI, Christopher Wray, afirmó que el robo de propiedad intelectual americana por parte del régimen chino dio lugar a una de las mayores transferencias de riqueza en la historia de la humanidad.

Los casos de espionaje económico relacionados con China han aumentado aproximadamente un 1,300 % en la última década, dijo Wray. El FBI tiene más de 1,000 investigaciones sobre posibles robos de tecnología americana y aproximadamente 1,000 investigaciones más de inteligencia relacionadas con China, sentenció.

Total
0
Share