fbpx
Saltar al contenido

Rusia ya se instaló en el patio trasero de Estados Unidos, ahora se prepara para arrebatarle aliados

Rusia -Estados Unidos

Read in English

[Read in English]

Con el paso de los años Occidente ha sido testigo omnisciente de cómo Rusia ha logrado expandirse por el mundo aumentando su influencia, y sobre todo, instalándose militarmente en el patio trasero de Estados Unidos.

Mientras el presidente Joe Biden asegura que Rusia enfrentaría “consecuencias rápidas y severas” por parte de Estados Unidos y sus aliados si Moscú ataca a Kiev; hay evidencias de que Vladimir Putin no solo estaría interesado en eventualmente anexarse a Ucrania como lo hizo con Crimea, sino que ya en países de Occidente ha logrado instalarse.

La embajadora de Ucrania en Estados Unidos, Oksana Markarova, advirtió que reclamar el territorio de Ucrania no sería lo último que harían las fuerzas rusas y amenazarían a toda Europa oriental si Occidente no se les opone.

“La razón por la que Putin nos atacó no es porque quiera Ucrania, o solo Ucrania. La razón por la que nos atacó es porque hemos elegido ser una democracia y tenemos aspiraciones atlánticas y europeas”, dijo Markarova.

Un artículo del Wall Street Journal revela cómo Rusia ha logrado “hincar sus dientes” en Occidente, no como preámbulo para un enfrentamiento convencional, sino preparando “una guerra híbrida utilizando sistemas y equipos de inteligencia militar” en países como Nicaragua, Venezuela y Cuba.

“Rusia suministra armas y mano de obra, mientras que China proporciona la tecnología militar más sofisticada. No es diferente a la estrategia empleada para socavar a Occidente en Ucrania y Siria”, señala en su artículo la periodista María Anastasia O’Grady.

Rusia se asienta en Venezuela y busca arrebatarle un aliado a Estados Unidos

El papel de Rusia ha sido fundamental para que los regímenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro se mantengan en el poder pese a la gran desaprobación de la población venezolana. Ambos tiranos lograron acuerdos con Putin que les permitió blindar a su país con armamento ruso.

El pasado 13 de enero, el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, advirtió que su gobierno no descartaría el despliegue de “activos militares” en Venezuela y Cuba si Estados Unidos continúa defendiendo la soberanía de Ucrania.

Pero la presencia militar de Rusia en el patio trasero de Estados Unidos no es nueva. Un informe de Reuters del 25 de enero de 2019 citó fuentes que afirmaban que contratistas militares privados rusos fueron enviados a Venezuela para ayudar a Maduro a mantenerse en el poder.

“Entrenados y armados para dirigir estados policiales represivos, Venezuela y Cuba —y Nicaragua— están ahora a salvo en la columna Rusia-China”, señala el WSJ.

Pero tal y como lo describe O’Grady, Rusia no se conforma con mantener su presencia en Venezuela, Cuba y Nicaragua, ahora hará lo imposible por arrebatarle a Estados Unidos, uno de sus principales aliados en Sudamérica: Colombia.

“Si el exguerrillero del M-19, Gustavo Petro, gana las elecciones presidenciales de Colombia en mayo, el escenario estará preparado para convertir al que fue uno de los aliados más fiables de Estados Unidos en un proxy ruso. Todo ello sin disparar un tiro”, señala la periodista en su artículo del WSJ.

Rusia quiere a Ucrania de su lado

Así como Vladimir Putin logró aumentar su presencia en América Latina, también estaría aspirando llamar la atención de Ucrania y mantenerla, eventualmente, como un aliado.

Aunque suena descabellado pensar que Ucrania —feliz con su independencia— se pondría a favor de Rusia, expertos aseguran que Vladimir Putin está moviendo todas sus fichas para dividir a la OTAN, demostrar la debilidad de Joe Biden y exponerle a Kiev que “está sola”.

“Si Rusia opta por alejarse de la diplomacia y atacar a Ucrania, Rusia asumirá la responsabilidad, y se enfrentará a consecuencias rápidas y severas”, dijo Biden; sin embargo, a la hora de hablar de “consecuencias” ha quedado claro que Estados Unidos no estaría dispuesto a intervenir militarmente en una eventual invasión, y que solo estaría preparando sanciones.

Tres especialistas en relaciones internacionales lo aseguraron a El American: no hay que descartar la posibilidad de que Putin invada a Ucrania, pero lo que estaría buscando el presidente ruso es demostrarle a Kiev que no cuenta con los que considera sus aliados.

Michael Johns, exredactor de discursos presidenciales en la Casa Blanca y analista de política exterior de la Fundación Heritage, ofreció una entrevista exclusiva para El American en la que aseveró que “Putin está intentando dividir y romper a la OTAN como lleva años intentando hacer”.

“Creo que Putin teme a la OTAN y a Estados Unidos y busca dividir y disminuir la alianza, en lugar de poner a prueba la determinación de Estados Unidos y de la OTAN mediante una agresión militar contra Ucrania, pero sería un error descartar la posibilidad de una agresión. Se anexionó Crimea. Es concebible que busque apoderarse de más partes de Ucrania”, dijo.

En una entrevista para El American, César Sabas, experto en relaciones internacionales y seguridad internacional, dijo que Rusia no invadirá Ucrania a corto plazo porque el “verdadero proyecto de los rusos, que es a largo plazo”, es reunificar el “Imperio de los zares” que era Rusia, Bielorrusia y Ucrania.

“Si Rusia hoy invade Ucrania puede haber una guerra sangrienta y cruenta que a largo plazo no generará unión entre los pueblos. Sin embargo, lo que Rusia busca es demostrar a Ucrania que está sola ante Occidente, pedirle que se acerque y llegar a acuerdos, y a largo plazo extenderse”, consideró el especialista.

Joseph Humire, experto en seguridad global y director ejecutivo del Centro de Estudios para una Sociedad Libre y Segura, coincide: “Rusia se está preparando para tener esa opción de invadir, pero estoy de acuerdo con que también está demostrando que Ucrania no tiene aliados. El principal aliado de Ucrania debería ser la OTAN y está muy debilitada […] Putin sabe que la amenaza debe ser creíble, así que Rusia puede pensar en invadir a Ucrania al mismo tiempo en que le demuestra que está sola”, sentenció.

¿Estados Unidos necesita más de Rusia que de Ucrania?


Aunque hay quienes consideran que Joe Biden debe hacer frente a Rusia en sus posibles intenciones de invadir Ucrania, también hay especialistas que consideran que a Estados Unidos no le conviene en este momento un enfrentamiento con Putin, por lo que apuestan a una solución diplomática.

Daniel Garza, presidente del grupo conservador Libre Initiative dijo en una entrevista para El American que “en un momento en el que nos enfrentamos a una deuda récord, a la inflación, a los problemas de la cadena de suministro y a un ejército sobrecargado, no podemos permitirnos un conflicto con un Estado con armas nucleares”.

“Animar a Ucrania a creer falsamente que vamos a luchar en su nombre la lleva a hablar con dureza con Rusia cuando debería hacer lo contrario para protegerse. A Estados Unidos le interesa estabilizar sus relaciones con Rusia mientras China sigue creciendo, en lugar de enemistarse con Moscú y llevarla hacia Pekín”, dijo Garza.

“Deberíamos animar a Ucrania a buscar una solución diplomática con Rusia y a ser neutral a largo plazo: es la mejor manera de mejorar la estabilidad regional y de evitar que Ucrania sufra más derramamiento de sangre o pierda más territorio”, agregó.

Para Garza la mejor estrategia para lograr estabilizar la situación y reducir las tensiones es alentar a Ucrania a asumir una posición neutral.

“La mejor manera de defender a Ucrania es animarla a buscar una solución diplomática a su conflicto separatista del este y que se convierta en neutral a largo plazo, como Finlandia o Austria. La neutralidad permite a Ucrania ser un “puente” entre Occidente y Rusia, preservando su autonomía y permitiéndole comerciar con Occidente sin que Rusia tema su utilización como punto de apoyo de la OTAN.

En la práctica, esto no le cuesta a Estados Unidos y a la OTAN casi nada, ya que Ucrania nunca formó parte de la órbita occidental hasta 2014, pero le niega a Rusia la oportunidad de convertir a Ucrania en un estado satélite. Alentar a Ucrania a seguir atrincherándose no le hace ningún favor, y solo hace más probable una invasión rusa evitable”, sentenció.

Sabrina Martín Rondon is a Venezuelan journalist. Her source is politics and economics. She is a specialist in corporate communications and is committed to the task of dismantling the supposed benefits of socialism // Sabrina Martín Rondon es periodista venezolana. Su fuente es la política y economía. Es especialista en comunicaciones corporativas y se ha comprometido con la tarea de desmontar las supuestas bondades del socialismo

Deja una respuesta

Total
4
Share