fbpx
Saltar al contenido

Salman Rushdie: cuando el pasado te intenta matar

Salman Rushdie

Esta entrada también está disponible en: English

YA HAN pasado tres días desde que un psicópata religioso intentara asesinar al reconocido y muy prestigioso escritor británico Salman Rushdie cuando iba a dar una conferencia en Chautauqua, New York. La información que está disponible no es tan buena. Rushdie, quien recibió una puñalada en el cuello, se encuentra en estado crítico. Aunque ya no está conectado a un respirador, tuvo heridas que le podría cambiar la vida, según comentó un familiar, y podría perder un ojo.

VICE reveló este domingo que el atacante, Hadi Matar, había estado en contacto directo con miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán, lo que confirma la idea de que a Rushdie lo intentaron asesinar obedeciendo la fatwa que Jomeiní dictó en febrero de 1989.

Entonces, Salman Rushdie había publicado su polémica y muy bien escrita novela Los versos satánicos, en la que hace un paralelismo muy poco agraciado del islam. Esta representación provocó una indignación sin precedentes en el mundo islámico, que devino en que la obra se prohibiera en varios países y en que el líder supremo de Irán, Jomeiní, dictara una fatwa (pronunciamiento legal): todo aquel que estuviera vinculado con Los versos satánicos debía de ser asesinado (y habría una recompensa de $3 millones para quien matara al autor).

Inmediatamente el Gobierno británico le brindó protección a Rushdie, pero eso no evitó que hubiera víctimas. En febrero de 1989 hubo protestas contra el libro en Bombay, India, en la que murieron diez personas; en marzo dos líderes religiosos musulmanes que se habían opuesto a la fatwa fueron asesinados; en agosto hubo un atentado en Londres con el propósito de enviar un mensaje contra Rushdie.

Luego, en el 1991 la cacería continuó: el 3 de julio intentaron matar al traductor italiano de la obra, Ettore Capriolo; el 12 de julio fue asesinado Hitoshi Igarashi, el traductor al japonés; en julio de 1993 hubo un atentado en Turquía contra del traductor al turco de la obra, ese día murieron 27 personas; en octubre de 1993 intentaron asesinar al editor de la novela en Noruega.

"*" señala los campos obligatorios

Will you be voting in the upcoming midterm election?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Las anteriores son solo algunas de las tragedias que rodean a Los versos satánicos. Salman Rushdie tuvo que cancelar eventos a lo largo de varios años y en varias ciudades porque siempre había información de que sicarios lo intentarían matar. Esta persecución jamás lo abandonó y, finalmente, luego de más de 30 años de huirle a la muerte y esquivar la voluntad del régimen iraní, un fanático le llegó y lo apuñaló en el cuello. Ocurrió en New York, y no había suficiente seguridad.

Salman Rushdie, quien siempre ha sido un militante incansable de la libertad de expresión, estuvo a punto de morir simplemente porque sus palabras ofendieron a algunos. Este episodio debería de comprometernos aún más con la libertad de expresión y, en ese sentido, recomiendo a todos nuestros lectores que vayan ya a alguna librería y, si no lo han comprado, adquieran Los versos satánicos.

Por otro lado, el mensaje también es claro: Irán no perdona ni olvida. Este régimen fundamentalista, uno de los más peligrosos del mundo, se propuso matar a Salman Rushdie y, aunque esperemos no lo haya logrado, lo hirió gravemente. Es el mismo régimen que se planteó asesinar a la periodista Masih Alinejad, quien vive en New York, y que planea matar a Mike Pompeo y a John Bolton. El mismo régimen con el que el Gobierno de Joe Biden quiere llegar a algún acuerdo y al que Nicolás Maduro le cedió miles de kilómetros para sus operaciones en Venezuela.

Los fundamentalistas islámicos no perdonan ni olvidan. Nosotros hemos cometido el error de perdonar y olvidar.


La editorial de hoy lunes 15 de agosto de 2022 fue escrita por Orlando Avendaño y hace parte del newsletter de El American. ¡No olvide suscribirse aquí para tenerlo en su correo!

Orlando Avendaño is the co-editor-in-chief of El American. He is a Venezuelan journalist and has studies in the History of Venezuela. He is the author of the book Days of submission // Orlando Avendaño es el co-editor en Jefe de El American. Es periodista venezolano y cuenta con estudios en Historia de Venezuela. Es autor del libro Días de sumisión.

Total
3
Share