fbpx
Salt Lake City

Por qué Salt Lake City tiene el mercado de trabajo más atractivo de USA

El mercado de trabajo de Salt Lake City crece más rápido que el de cualquier otra área metropolitana del país. He aquí la explicación

[Read in English]


Por Jon Miltimore

Los americanos se desplazaron en 2020 a pesar de la presencia del coronavirus.

Según el Informe sobre Migración 2020 del North American Moving Services, los americanos se mudaron a ritmos acelerados y muchos del noreste y el centro-oeste del país se marcharon a estados situados en el sureste y el suroeste.

Illinois, Nueva York y Nueva Jersey lideraron los estados con mayores índices de salida, mientras que Idaho, Arizona, Tennessee, Carolina del Sur y Carolina del Norte tuvieron los mayores índices de entrada.

Pero cuando se trata del mercado de trabajo más atractivo del país, no lo vas a encontrar en los principales estados de destino. Según The Wall Street Journal, la ciudad con el mercado laboral de más rápido crecimiento se encuentra al norte de Utah.

“Salt Lake City cuenta con estaciones de esquí de primera categoría, desafiantes pistas de ciclismo e impresionantes vistas a las montañas Wasatch. También alberga el mercado de trabajo más atractivo de Estados Unidos”, informa el Wall Street Journal. “Mientras la pandemia hacía estragos en USA en 2020, ninguna zona metropolitana del país aumentó más el tamaño de su fuerza laboral en términos porcentuales que la capital de Utah. También tenían el índice promedio de desempleo más bajo y la mayor proporción de personas que trabajaban o buscaban empleo”.

El Wall Street Journal evaluó las áreas metropolitanas con más de un millón de residentes para determinar el mercado de trabajo más fuerte del país, clasificándolas en función de cinco factores del mercado laboral: el índice de participación de la mano de obra, el índice promedio de desempleo, los salarios semanales, la variación de las nóminas y el aumento del tamaño de la mano de obra.

¿Qué hace que Salt Lake City sea tan atractiva para los inmigrantes?

“Salt Lake City se situó en lo más alto gracias a un menor número de cierres de empresas, a unas consecuencias sanitarias más moderadas para el COVID-19 y a una población joven y bien formada que apoyaba a un sector tecnológico que ya estaba en auge antes de que comenzara la pandemia”, informa el Wall Street Journal.

SALT LAKE CITY
Temple Square en Salt Lake City (EFE)

En cierto modo, los resultados no deberían sorprendernos. Como informó recientemente la Fundación para la Educación Económica (FEE), los estados abiertos tienen índices de desempleo mucho más bajos que los estados que recurrieron a cierres estrictos. Y la tasa de desempleo de Utah, del 3 %, es mejor que la de otros 48 estados, sólo por detrás de Dakota del Sur. (Y a diferencia de Dakota del Sur, Utah tiene una importante área metropolitana: el área metropolitana de Salt Lake City cuenta con una población de 1.2 millones de residentes, en comparación con los 265,000 de Sioux Falls. Por tanto, aunque Sioux Falls creciera más rápido, no habría entrado en la clasificación del Wall Street Journal)

Tras un año de agitación que incluyó restricciones generalizadas y devastación económica, muchos empresarios y buscadores de empleo buscan pastos que sean más verdes. Y a diferencia de otras áreas metropolitanas, Salt Lake City pudo evitar los múltiples cierres que paralizaron a muchas ciudades americanas. Como resultado, la ciudad parece haberse recuperado casi por completo de la recesión económica relacionada con el COVID-19.

El Wall Street Journal informa de que los datos del BLS muestran que el empleo en los servicios empresariales y de la información está “cerca de los niveles de hace un año”, y que las empresas están realmente luchando por encontrar suficientes trabajadores en estos sectores prioritarios.

“Suelen ser puestos de trabajo mejor pagados y de mayor tecnología. El empleo en el sector de las finanzas ya estaba un 4.4 % por encima de los niveles anteriores a la pandemia en febrero, según los últimos datos disponibles”, informa el periódico.

“Leslie Hackett, propietaria de dos oficinas de dotación de personal de Express Employment Professionals en la zona de Salt Lake City, dijo que sólo es capaz de cubrir inmediatamente alrededor de la mitad de las solicitudes de colocación porque es muy difícil encontrar suficientes trabajadores”.

Los legisladores estatales se enfrentaron a decisiones difíciles en 2020. Al enfrentarse a un virus extraño y mortal, hubo una inmensa presión para simplemente cerrar (“temporalmente”, nos dijeron) grandes sectores de la economía en un esfuerzo por frenar el virus.

Todavía estamos lidiando con las consecuencias de estas acciones, que cada día que pasa parecen haber sido un mal negocio. Sin embargo, la belleza y la fuerza del sistema americano es que se construyó con numerosos controles y equilibrios sobre un poder centralizado, uno de los cuales es el federalismo.

Gracias a este sistema descentralizado, los estados pudieron enfrentar a la pandemia de diferentes maneras y los americanos pudieron “votar con los pies” y reubicarse en zonas más adecuadas a sus necesidades y preferencias.

Este “voto con los pies”, argumentó el profesor de Derecho Ilya Somin en su artículo de 2014 “Foot Voting, Federalism, and Political Freedom“, es una ventaja clave del federalismo y de la descentralización política en general.

“Cuanto más descentralizado esté el poder político”, escribió Somin, “más asuntos podrán decidir los ciudadanos a través del voto a pie en contraposición al voto en urna. Por lo tanto, cuantas más decisiones se tomen mediante procesos en los que los individuos tomen decisiones individualmente decisivas, tendrán mayor influencia en la estructura política básica y estarán sujetos a mejores incentivos para la adquisición y el uso del conocimiento”.

“Los beneficios del voto a pie”, añadió, “aumentan cuando las jurisdicciones compiten por los potenciales migrantes ofreciendo el paquete más atractivo posible de servicios públicos e impuestos. En tal caso, es probable que aumente el número y la calidad de las opciones abiertas a los votantes a pie”.

Y uno de los “servicios públicos” más atractivos que un gobierno estatal puede ofrecer a sus ciudadanos es dejarlos tranquilos en lugar de encerrarlos.

Aunque el debate sobre los cierres continuará, sin duda, en cierto modo el debate ya ha terminado.

Los americanos votaron en 2020 (con sus pies) y los datos muestran que eligieron abrumadoramente la libertad por encima de los cierres. El éxito de Salt Lake City es sólo un ejemplo más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
administración Biden-Harris, El American

La administración Biden-Harris puesta a doble prueba

Next Article
Skid Row , Los Ángeles, indigentes, conflicto

Conflicto por indigencia: juez dictamina reubicación de homeless de Skid Row y Los Angeles apela

Related Posts
Total
14
Share