fbpx
Hunter Biden, El American

Republicanos publican vínculos financieros entre Hunter Biden y el Partido Comunista de China

Los senadores aseguran tener más evidencia de los negocios entre Hunter Biden que “casi con certeza” comprometen al presidente Joe Biden

Durante una discusión en el Senado sobre los posibles nexos financieros entre la familia Biden y entes extranjeros, los senadores republicanos Chuck Grassley (IO) y Ron Johnson (WI) sacaron a la luz una serie de recibos que demuestran que Hunter Biden, el segundo hijo del presidente, recibió pagos de oligarcas extranjeros vinculados con el Partido Comunista de China.

Según los documentos obtenidos por los senadores, Hunter Biden recibió pagos de la empresa de energía y “brazo del gobierno chino”, CEFC, bajo concepto de ‘Wells Fargo Clearing Services‘ por un monto de $100,000.

La compañía china también designó “crédito adicional a Owasco”, la compañía que es propiedad de Hunter Biden, poniendo de manifiersto “la medida en que el presidente Biden podría estar, y casi con certeza lo está, comprometido”, según el senador Grassley.

El republicano le dijo al Senado que dicha transacción se realizó sin intermediarios. “Son $100.000 dólares de lo que efectivamente es un brazo del gobierno comunista chino directo a Hunter Biden”, dijo Grassley.

“Hunter Biden y James Biden sirvieron como el vehículo perfecto por el cual el gobierno comunista chino podría ganar terreno aquí en los Estados Unidos a través de CEFC y sus afiliados”, explicó el senador. “Y estas incursiones se centraron en el avance de China en el sector energético global y americano. Hunter y James Biden estaban más que felices de seguir adelante por el precio correcto”.

Recibo de $100,000 (Sen. Grassley)
Firmas de acuerdos entre Hunter Biden y compañías (Sen. Grassley)
Recibo de operación en Wells Fargo (Sen. Grassley)

Los negocios de Hunter Biden y la complicidad de los medios

Cuando el New York Post hizo público el hallazgo de la laptop de Hunter Biden que contenía toneladas de información comprometedora que habría podido perjudicar la carrera presidencial de su padre, los medios liberales se acomodaron bajo la excusa de que se trataba de “desinformación rusa”. El Post incluso fue censurado en Twitter por la publicación.

Will the new Press Secretary be just as awful as Jen Psaki?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

En un posterior reporte del DailyMail se estableció que en la laptop se encontró “pruebas de aparentes actividades delictivas de Hunter y sus socios, incluyendo el tráfico de drogas y la prostitución”, así como mensajes de texto privados con Joe Biden y evidencia de tráfico de influencias.

El New York Times, casi dos años después y tras plantear dudas sobre la veracidad de la información relativa a la laptop, confirmó su existencia en un reporte reciente.

Dirigiéndose a los medios de comunicación liberales y a sus “colegas” del Partido Demócrata, y en clara referencia al escándalo del Post, Grassley preguntó: “¿Es este documento bancario oficial desinformación rusa?”.



“Los medios liberales y mis colegas demócratas deberían avergonzarse de sí mismos por las mentiras descaradas que difundieron sobre nuestro trabajo de investigación”, dijo Grassley cuando presentaba sus hallazgos. “Como resultado, el senador Johnson y yo hicimos lo que cualquier buen investigador haría: recopilamos aún más registros para demostrar que todas estas personas estaban equivocadas”.

Por su parte, el senador Johnson agregó después que pruebas como las que ellos han encontrado son “bastante difíciles” de negar y ocultar. “Nuestros informes estaban repletos de pruebas irrefutables como esta. Y, sin embargo, los medios enterraron esos detalles, en un intento de mantenerlos ocultos al pueblo americano”.

Johnson, como lo hizo Gressley, advirtió que tienen más evidencia sobre los vínculos entre Hunter Biden y los oligarcas chinos, pero que los medios convencionales y las Big Tech, en colaboración con los demócratas, han intentado ocultar la información para no perjudicar al presidente Joe Biden.

“Los demócratas de alto nivel y los medios liberales cooperaron para difamarnos a mí y al senador Grassley con falsas acusaciones de recibir y difundir desinformación rusa”, declaró Johnson. “Crearon documentos, los filtraron, pidieron informes y luego los filtraron también. Y luego ellos mismos difundieron la desinformación rusa. Afortunadamente, no lograron desacreditar nuestra investigación porque nos mantuvimos fieles a los registros del gobierno. Nos mantuvimos fieles a los hechos y la evidencia”.


En septiembre de 2020, Gressley y Johnson publicaron un informe que reveló millones de dólares en transacciones financieras cuestionables entre Hunter Biden y sus asociados y personas extranjeras, incluida la esposa del exalcalde de Moscú y personas vinculadas al Partido Comunista Chino.

Según su reporte, los posibles conflictos de intereses que los senadores denuncian habrían surgido cuando Hunter Biden aceptó un puesto en la junta directiva y recibió millones de dólares de Burisma, una compañía energética ucraniana con una larga reputación de corrupción, mientras que su padre, Joe Biden, era vicepresidente y la cara pública del manejo de la política de Ucrania por parte de la administración Obama.

Expresidente Obama, Joe Biden y Hunter Biden en un juego de basketball en 2010 (EFE)

Previous Article
Biden nota Irán

Un mal acuerdo nuclear con Irán sería el peor error estratégico de Biden

Next Article
Ketanji Brown Jackson

Salen a la luz polémicos casos judiciales que enturbian la carrera de Ketanji Brown Jackson

Related Posts
Total
6
Share