fbpx
Cuomo, New York, Policías

Sheriffs y policías de New York se rebelan contra órdenes restrictivas de Cuomo

Las medidas impuestas por Cuomo en New York comenzaron a principios de mes, cuando el demócrata ordenó la limitación de reuniones familiares

Y un día, alguien le puso un stop al gobernador de New York, Andrew Mark Cuomo. O, mejor dicho, algunos. El gobernador ha sido criticado por la excesiva imposición estatal que evidencian sus medidas para combatir el virus. Toque de queda a partir de las 22:00 y una medida que establece un límite de personas para las reuniones de Acción de Gracias, son las más criticadas. Pero llegó un revés para Cuomo: los sheriffs y policías de New York no cumplirán con la orden restrictiva el día de Acción de Gracias.

¿Qué alegan los funcionarios de las fuerzas del orden? Algo simple: su tiempo laboral estaría mejor empleado y enfocado en otros lugares realizando acciones más provechosas para combatir el crimen.

Al menos, sería mucho más efectivo para la seguridad de la ciudad si los policías se encargan de su trabajo habitual en lugar de estar monitoreando si los neoyorquinos cumplen o no la orden del gobernador demócrata.

Las medidas impuestas por Cuomo comenzaron a principios de mes, cuando el demócrata ordenó la limitación de reuniones —bajo techo y al aire libre en residencias privadas— a un máximo de 10 personas. La oficina del gobernador también impuso un toque de queda a las 22:00 en bares, restaurantes y gimnasios.

La discusión sobre qué pasaría durante el día de Acción de Gracias ya se empezaba a tratar en la esfera pública. La cena de Acción de Gracias reúne más americanos que, incluso, las fiestas navideñas, lo que habla de la gran importancia de esta fecha.

Las autoridades estatales se alarmaron porque consideran que las reuniones privadas o los largos viajes para visitas familiares pueden generar una mayor proliferación del virus. Y su recomendación es que la gente no se reúna con familiares o amigos físicamente, sino mediante las herramientas tecnológicas. Algo que rompe toda la esencia de las festividades.

La policía y los sheriffs le dan un stop a Cuomo

Si las medidas implementadas ya comenzaban a rozar la paternidad por parte del Estado hacia los ciudadanos, los policías y sheriffs de New York han dado un respiro a las libertades y responsabilidades individuales. Poniéndole un stop a las restricciones por parte de la gobernación.

La situación es un tanto compleja, las fuerzas de seguridad se han rebelado contra algunas órdenes del gobernador y esto implica, sin dudas, un conflicto. De hecho, el gobernador neoyorquino, cuatro días atrás, criticó fuertemente a los policías que plantean no cumplir con las órdenes de la oficina.

“No creo que esa persona sea un oficial de la ley”, cargó el gobernador contra los funcionarios por la “desobediencia”.

Policías, Sheriffs
Un grupo de policías. (Flickr)
Pero las respuestas contra el gobernador tampoco se hicieron esperar

Por ejemplo, el sheriff del Condado de Fulton, Richard Giardino, puso en tela de juicio la legalidad de la orden de Cuomo y señaló que los recursos de su departamento ya estaban agotados.

“Tenemos recursos limitados y tenemos que establecer prioridades, por lo que obtener una orden de búsqueda para entrar a su casa para ver cuántos comensales de pavo o tofu están presentes no es una prioridad”, escribió el sheriff en una publicación de Facebook.

Michael Zurlo, sheriff del condado de Saratoga, adelantó que sus oficiales no estarán verificando o contando cuántos invitados hay en cada casa de su condado.

“No puedo ver cómo dedicar nuestros recursos a contar coches en las entradas de los ciudadanos o a investigar cuánto pavo y aliño han comprado es por el bien público”, espetó Zurlo en un comunicado de prensa.

Como se puede leer en Fox News, el comisario de policía de la ciudad de New York, Dermot Shea, dijo al canal de noticias por cable NY1 que su equipo de oficiales tampoco interrumpiría las reuniones para hacer cumplir el límite establecido por el gobernador.

La realidad es que el abuso de la intervención estatal en la vida de los ciudadanos, al menos en New York, empieza a rechazarse. Los funcionarios de las fuerzas del orden han decidido que las reuniones son cuestiones familiares, que no tienen los recursos para llevar adelante la orden del gobernador y que es más importante cuidar el estado cumpliendo con sus actividades rutinarias para mantener la ley y el orden.

Los impulsos del gobernador demócrata parecen envalentonarse, incluso dijo que aquellos oficiales que no hacían cumplir la ley estaban violando sus deberes constitucionales. Palabras que fueron refutadas y tildadas como “irónicas” y “deshonestas” por parte de la Asociación de Sheriffs del Estado de New York.

Más allá de las razones sanitarias que tiene Cuomo y el estado, la realidad es que las medidas restrictivas impuestas están afectando gravemente la economía de los neoyorquinos y las libertades de los ciudadanos que han pasado un año terrible. “La rebelión” contra la orden del día de Acción de Gracias es una muestra de ello.

Total
23
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
armas, eeuu, portación

Georgia también definiría el futuro del porte de armas en EEUU

Next Article
Satélite, soviético, guerra fría, virus chino

Estados Unidos y los dilemas del porvenir global

Related Posts
Total
23
Share