fbpx



Socorristas de Los Ángeles lanzan campaña contra mandato de vacunación: "No cumpliremos"

Socorristas de Los Ángeles lanzan campaña contra mandato de vacunación: “No cumpliremos”

“Rollcall4freedom es un grupo cada vez mayor de socorristas con ideas afines que se oponen a los mandatos forzados. No somos antivacunas, lo que somos es pro-libertad de elección”, dijo uno de los manifestantes

[Read in English]

Los socorristas de Los Ángeles, California, se dirigieron al cuartel general del Departamento de Policía de Los Ángeles el miércoles 8 de septiembre para protestar contra el mandato de vacunación y pasaporte de vacunación en el condado.

El 5 de agosto, el Director y Funcionario de Salud Pública del estado de California, Tomás J. Aragón, MD, envió una nueva orden estatal a los trabajadores de la salud: vacunarse antes del 30 de septiembre, o enfrentar un posible despido.

La orden estatal establece que las exenciones deben ser proporcionadas antes de la fecha límite por dos razones: el trabajador se niega a la vacunación sobre la base de creencias religiosas, o el trabajador está excusado de recibir cualquier vacuna Covid-19 debido a razones médicas calificadas.

También se han emitido órdenes similares para que se vacunen los trabajadores del estado y los empleados de la ciudad en múltiples ciudades de California, incluyendo el LAPD y el LAFD, y esto ha provocado una respuesta de los sindicatos de trabajadores y los empleados de todo el estado.

Ahora, miles de californianos se enfrentan a un posible despido o a un permiso sin sueldo, y a la protesta frente a la sede del Departamento de Policía de Los Ángeles en el centro de la ciudad.

Hablamos con Katie, una de las manifestantes, que es cónyuge de un oficial de policía de Los Ángeles y enfermera a tiempo completo. Dijo a El American que estaba allí para protestar contra los mandatos como trabajadora de la salud, que trabajó muchas horas, y en primera línea de la pandemia, y que ahora se enfrenta a un despido por no cumplir con los mandatos estatales.

Afirmó que había muchas enfermeras que se negaban a los mandatos de vacunación, y que el hospital estaba “recluyendo” o aislando a las enfermeras en diferentes plantas, para que se sintieran solas o rechazadas, por no cumplir.

Mientras estábamos en la protesta, también entrevistamos a un matrimonio de agentes de la ley, que también estaban en contra del mandato de vacunación estatal. “Básicamente nos están intimidando, que si no se vacunan, que nuestros puestos de trabajo van a estar en peligro”. La pareja tenía carteles que decían “¡Fuera! (¡Fuera!) Recall Newsom” y otro que decía “No despidan a los héroes de primera línea #stopthemandate” .

Continuaron diciendo que “no estamos en contra de la vacuna, sólo queremos elegir”. Esto coincidía con todos los manifestantes que entrevistamos en la concentración, expresando que no están en contra de las vacunas, sino de los mandatos, y creen que es una extralimitación del Gobierno cuando el Estado les exige que se vacunen.

Sin embargo, parece que estos trabajadores de primera línea no están solos en su frustración. Hablamos con Michael McMahon, un oficial de la policía de Los Ángeles en servicio activo que dice que él, junto con otros socorristas, ha creado una “coalición” de “individuos con ideas afines”. También reitera que la postura de la coalición no es antivacunas, sino contraria al mandato de vacunación del gobierno.

“Rollcall4freedom es un grupo cada vez mayor de socorristas con ideas afines que se oponen a los mandatos forzados que nos impone la ciudad de Los Ángeles. No somos antivacunas, lo que somos es pro-libertad de elección”.

La coalición, que se lanzó recientemente en las redes sociales, y ahora un sitio web, ha reunido casi 3.000 seguidores sólo en su página de Instagram, e incluso han lanzado un enlace de recaudación de fondos para ayudar a su causa.

McMahon también ha prometido el anonimato a cualquiera que decida unirse. “Si decides unirte a nuestra causa, tu anonimato es lo más importante para nosotros. Sé que muchos policías y bomberos tienen miedo a las repercusiones de dar la cara y hablar por sí mismos”.

“Hice un juramento para protegerlos (a los angelinos), y lo estoy haciendo al hablar. Como padre, y a título personal, no podría seguir pensando que dentro de 10 o 15 años mis hijos me miren y me digan: ‘¿qué hacías tú en el momento en que intentaron quitarnos la libertad de elección? No podría vivir conmigo mismo si no me levantara y hablara en su nombre. Y por eso estoy aquí”.

Según los últimos datos, el 67,8 % de los californianos que cumplen los requisitos están totalmente vacunados, y otro 10 % lo está parcialmente, en el momento de redactar este informe. Estos mandatos podrían afectar a decenas de miles de trabajadores en toda California, y los plazos se acercan. Y ahora, con el presidente Biden prometiendo un mandato de vacunación laboral con el Departamento de Trabajo, millones de americanos no vacunados se enfrentan a la terminación inminente, o sanciones por no cumplir.

Sólo el tiempo dirá si los mandatos federales, estatales y locales funcionarán para conseguir que más americanos se vacunen, o si el presidente Biden acaba de declarar la “guerra” a casi 100 millones de americanos no vacunados, que no se toman bien el mensaje de “vacúnate, o si no ya verás”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Trump sobre el general Mark Milley: “Debe ser juzgado por traición”

Next Article
newsom

Gavin Newsom gana las elecciones revocatorias por goleada

Related Posts
Total
1
Share