fbpx
Saltar al contenido

Perjurio, posible fraude y vínculos con Venezuela: candidatura de Sophia Lacayo a la Comisión de Miami-Dade eleva serias dudas

candidatura de Sophia Lacayo a la Comisión de Miami-Dade eleva serias dudas

Available: English

A POCAS SEMANAS de la contienda electoral que definirá la Comisión del Condado de Miami-Dade en Florida, serias dudas reposan sobre la candidatura de la empresaria de origen nicaragüense, Sophia Lacayo, quien aspira la representación del distrito 12 y sobre quien pesan cargos de perjurio, negocios cuestionables con un banco en Venezuela y posible fraude a la Administración de Pequeñas Empresas (SBA).

Lacayo enfrenta al alcalde del Doral, Juan Carlos Bermúdez, y al parecer ha invertido unos $780,000 en su campaña. Pero no es la primera vez que la empresaria corre por un puesto en la Comisión.

En el año 2019, Lacayo fue electa comisionada de la ciudad de Sweetwater, también conocida como Little Havana por ser hogar de una numerosa comunidad cubana. Sin embargo, fue removida del cargo y se declaró culpable de perjurio tras descubrirse que no era residente de Sweetwater, un requisito fundamental para ocupar el puesto. En 2020 fue sentenciada a un año de libertad condicional y se le prohibió la candidatura durante ese periodo.

Actualmente, la ciudad de Sweetwater demanda a Lacayo para que devuelva casi $70,000 que recibió mientras ejercía el cargo ilegítimamente. La candidata no ha respondido al respecto.

"*" señala los campos obligatorios

Do you believe the FBI was planting evidence during the Mar-A-Lago raid?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

En medio de esta nueva campaña, Lacayo trató de sellar su caso contra la ciudad en lo que parecía un intento por presentar una mejor imagen ante los electores, pero fiscales locales objetaron su petición bajo el argumento de que los votantes tienen derecho a conocer las ofensas a la ley que cometió mientras ocupaba la oficina.

Aunque la cantidad de dinero que ha invertido en su campaña parece abrumadora, no es la cifra lo que llama la atención, sino la proveniencia de los fondos. De acuerdo con un reporte de Florida Politics, todas las compañías que han realizado donaciones a la campaña son propiedad de Lacayo.

Si bien se podría argumentar que es natural que una empresaria haga uso de sus empresas para beneficiar sus aspiraciones electorales, todas las empresas de Lacayo recibieron millones de dólares del Programa de Protección de Pagos (PPP) que la SBA habilitó durante la pandemia para proteger a las pequeñas empresas.

El reporte de Florida Politics señala que, en los documentos de calificación electoral, la candidata nicaragüense indica una fortuna de casi $25 millones y apenas $1,500 en deudas, dejando por fuera un total de $4,634,000 en hipotecas privadas dirigidas a la compra de tres propiedades.

El titular de estos últimos préstamos es un empresario venezolano llamado Anuar Halabi Harb, director del Banco Nacional de Crédito de Venezuela, quien habría emitido las hipotecas bajo concepto de “propiedades de inversión”.

A su vez, Halabi Harb ha sido mencionado en otras oportunidades como un vínculo entre la dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela y la organización terrorista Hezbolá, el brazo armado del gobierno de Irán.

La candidatura de Lacayo, por tales motivos, eleva serios cuestionamientos sobre sus intenciones políticas en el condado de Miami-Dade, sus dudosas prácticas empresariales y sus vínculos con los enemigos externos de Estados Unidos.

En ese sentido, el editor de Florida Politics y autor del reporte, Peter Schorsch, considera que la candidatura de Lacayo deja en el aire varias preguntas que a su criterio deben ser respondidas por su campaña.

“¿Por qué empresas que necesitaban préstamos de PPP están ayudando a financiar carreras políticas? ¿Por qué hay tantas incoherencias en sus documentos de calificación, como los 4,6 millones de dólares adicionales en pasivos que no mencionó? ¿Quién es Anuar Halabi Harb y por qué está prestando millones para ‘propiedades de inversión’ que se reclaman como viviendas para candidatos políticos?”, se pregunta Schorsch.

Las elecciones locales tendrán lugar el próximo martes, 23 de agosto.

Tomás Lugo, journalist and writer. Born in Venezuela and graduated in Social Communication. Has written for international media outlets. Currently living in Colombia // Tomás Lugo, periodista y articulista. Nacido en Venezuela y graduado en Comunicación Social. Ha escrito para medios internacionales. Actualmente reside en Colombia.

Total
1
Share