fbpx



principal aliado americano, El American

La visita de Suga a la Casa Blanca refuerza la alianza entre Japón y Estados Unidos

Japón ha demostrado lealtad a los valores democráticos americanos e impulsa la estrategia para defender la libertad en la región Indo-Pacífico

[Read in English]

El primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, será el primer mandatario extranjero en visitar la Casa Blanca en la era Biden-Harris. Se trata de una reunión crucial para la región Indo-Pacífico.

Japón, el principal aliado americano, fue el primer país en recibir al secretario de Estado Antony Blinken y al de Defensa, Lloyd Austin en el primer viaje al exterior de los dos miembros del gabinete demócrata, enviando de esta forma un mensaje de confianza y de liderazgo para Tokio en la región.

Tokio también encabezó la primera reunión virtual entre los líderes del QUAD. Desde el Gobierno de Trump, Tokio contribuye en la estrategia conjunta para combatir el ascenso del Partido Comunista chino.

El principal aliado americano

Estados Unidos tiene un compromiso robusto con el país asiático en lo que respecta a la defensa. La base militar americana más grande en el extranjero se sitúa en el país y las empresas japonesas son aliados fundamentales en el desarrollo tecnológico transparente impulsado por Washington.

Japón, el principal aliado americano ha demostrado lealtad a los valores democráticos e impulsa la estrategia para defender la libertad en la región
El primer ministro de Japón, Yoshihide Suga (C), habla durante una rueda de prensa en la residencia oficial del primer ministro en Tokio, Japón. (EFE)

La defensa de las instituciones americanas

Japón le apuesta a la defensa de las instituciones americanas ante la incertidumbre creada por la estrategia de Biden y la sombra del gobierno de Obama en Asia.

Cabe recordar que Obama en 2012 debilitó la credibilidad de Estados Unidos en Asia cuando abandonó a Filipinas frente a la invasión del Scarborough Shoal por parte de China, donde Beijing construyó una serie de islas artificiales con fortificaciones militares.

La región del Scarborough Shoal en el Mar de China Meridional, estuvo en disputa por Filipinas, China, Vietnam y Taiwán, pero finalmente la Corte Internacional de la Haya falló en 2014 a favor de Filipinas, fallo que es desconocido por China.

En un comienzo, Tokio pidió claridad y firmeza a Biden sobre las decisiones americanas respecto a Taiwán y la región Pacífico. Sin embargo, el presidente americano demostró su compromiso con Japón al aumentar la fuerza armada y contribuir con los costos de los marines.

La defensa de la región Indo Pacífico por parte de Estados Unidos no es una responsabilidad de un solo partido o presidente. Japón se mantiene al margen de las cuestiones políticas internas americanas, y resalta la importancia de las instituciones americanas y los compromisos adquiridos años atrás.

El resguardo de las instituciones americanas es una narrativa compartida por los aliados de Washington en la región. Taiwán y Corea del Sur, por ejemplo, apuestan a que los valores democráticos son la base de las relaciones entre los países sin importar la estrategia que el presidente americano de turno pretenda adoptar.

En consecuencia, la disposición de Tokio para cooperar con Washington es inquebrantable. Japón coopera diplomática, política, militar y económicamente con los objetivos trazados por Estados Unidos.

El dinamismo diplomático y militar de Japón

Tokio es hábil en las relaciones diplomáticas con sus aliados, ha acertado en invitar a países europeos como Francia, Alemania y el Reino Unido a unirse a ensayos militares en el Indo-Pacífico incomodando a Beijing.

principal aliado americano, El American
El ministro de Relaciones Exteriores japonés, Toshimitsu Motegi (izq.), Y el ministro de Defensa, Nobuo Kishi (der.), Asisten a una videoconferencia con el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maa. (EFE)

También ha sabido manejar las relaciones con Washington. Por un lado, lidió con la administración Trump que cobró el apoyo militar aumentando el gasto por parte de Tokio para la manutención de las tropas. Sin embargo, logró gestionar dicho desembolso con Biden, asegurando la permanencia de las tropas americanas sin incrementar el importe.

Tokio lidera la coordinación entre Australia, India y los Estados Unidos para asegurar la apuesta del Indo Pacífico libre y abierto. En la última reunión, los mandatarios acordaron la apuesta por la producción de 100 millones de vacunas para combatir el COVID-19 en Asia.

Japón, además, es un aliado imprescindible de Taiwán. Los dos países comparten historia y cultura, lo que permite una comunicación eficaz y facilita la armonía entre el comercio y la seguridad ante la mirada de China. La seguridad de Taiwán es fundamental para Japón, quien ve amenazado su territorio por China, debido a las Islas Senkaku.

Respecto a Corea del Sur, las diferencias políticas históricas aun causan tensión. Japón reprocha constantemente la debilidad de Seúl con la presión de China. Los japoneses han estado reforzando la vigilancia sobre Corea del Norte y buscan aumentar el poder militar y de defensa para contrarrestar cualquier acción de los regímenes comunistas.

Este dinamismo es clave para Biden y su estrategia multilateral. Japón es una ficha fuerte para ayudar a Estados Unidos con sus intereses frente a China.

Japón frente a la amenaza de China

Japón es víctima de constantes incursiones de la Guardia Costera de China y de embarcaciones del ejército chino. Ha impulsado medidas defensivas contra China, como por ejemplo, el dar vía libre a la Guardia Costera nipona para disparar contra embarcaciones de Beijing que ingresen a su territorio.

 Isla Uotsuri, que forma parte de las islas niponas de Senkaku, situadas 410 kilómetros al oeste de Okinawa. (Efe)
 Isla Uotsuri, que forma parte de las islas niponas de Senkaku, situadas 410 kilómetros al oeste de Okinawa. (EFE)

Estas medidas aumentan la tensión y se suman a las actividades que la Séptima Flota de la Marina americana realiza en el Pacífico. Japón es claro en que la defensa de su territorio es una prioridad y ha cuestionado a Estados Unidos en su compromiso para construir una defensa más sólida.

El Gobierno japonés se unió a los cuestionamientos sobre la violación de derechos humanos par parte del Partido Comunista chino en Xinjiang. Por su parte, algunas empresas japonesas han decidido detener importaciones de Xinjiang por temor a financiar el trabajo forzado de minorías religiosas.

Se espera que en la visita del primer ministro Suga a Washington el 16 de abril, bajo la administración Biden-Harris, se hagan pronunciamientos respecto a Xinjiang y a la defensa del Indo-Pacífico libre y abierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
The Power of Positive Example

El poder del ejemplo positivo

Next Article
Rusia responderá con reciprocidad ante las sanciones de Estados Unidos - Putin

Rusia responderá con reciprocidad ante las sanciones de Estados Unidos

Related Posts
Total
1
Share