fbpx

Svyatoslav Vakarchuk: el rockero ucraniano que cambió la música por armas para combatir a Rusia

“Ahora formo parte del Ejército ucraniano y tengo una orden. El arma la tengo y si en algún momento tengo la sensación de que sea necesario, o recibo la orden de usarla, no lo voy a dudar” dijo

[Read in English]

Svyatoslav Vakarchuk, líder de la banda de rock ucraniana Okean Elzy, activista y exdiputado, ha anunciado esta semana su incorporación a las Fuerzas Armadas de Ucrania porque de momento “el arte que hace volar al alma está cubierto por un chaleco antibalas”, según asegura en una entrevista con Efe.

En los más de 25 años de existencia de Okean Elzy, el grupo musical más conocido en Ucrania, sus canciones han reunido a millones de personas y se han convertido en los himnos de las revoluciones en el país.

Vakarchuk asegura que lo único que quiere escuchar ahora de los músicos rusos es “que han llevado a millones de personas a la calle” y han dicho “Putin, para la guerra”.

Desde el comienzo de la invasión, el músico ucraniano viaja por el país, visita hospitales y lleva ayuda humanitaria a diferentes ciudades. Sus vídeos tocando el piano en conciertos improvisados frente a la estación de tren en Leópolis, cantando con la guitarra en Odesa, o con la gente en el metro de Járkov, se han viralizado.

En su ciudad natal, Leópolis, la gente se le acerca constantemente, intentando abrazarlo y hacerse una foto con él. Vakarchuk no rechaza a nadie y les habla.

Should Biden Take a Cognitive Test to Remain in Office?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

P: Usted está viajando por Ucrania y hablando con muchos ucranianos. De todo lo que ha visto, ¿qué le ha impactado más?

R: Lo que me ha impactado más es el espíritu humano y fuerte de los ucranianos. Es increíble ver cómo las mujeres de la tercera edad, los niños pequeños, la gente en una situación vulnerable, o la que no tiene casa, sigue resistiendo.

En cuanto a historia concretas… La adolescente Masha, de 14 años, perdió la pierna y lloraba no por el dolor, sino por la tragedia de la vida.



La segunda historia es la emoción por el contraste. Es el reencuentro con uno de los batallones de voluntarios que me impactó con su resistencia inquebrantable…Se me puso la piel de gallina. Ningún concierto de rock me ha dado esa sensación.

P: Su música se ha convertido en parte importante de la historia moderna ucraniana y sus canciones han sido parte de ambas revoluciones (la Revolución Naranja y  Maidán). Vuestras canciones son como un reflejo del estado de ánimo de la gente. ¿Cuál es la canción que usted más toca durante sus actuales viajes por Ucrania?

R: Es la canción “Todo saldrá bien”. Su letra dice “y todo saldrá bien para cada uno de nosotros, llegará nuestro momento”. Primero, porque yo creo que Ucrania va a ganar.  Nosotros resistiremos y luego vamos a reconstruir nuestro país. Segundo, porque tengo un carácter fuerte, tengo mucha energía y optimismo y puedo aguantar muchas cosas en la vida, pero hay mucha gente que después de casi un mes en guerra puede sentir el cansancio emocional.

P: ¿Y los artistas en el mundo pueden hacer algo para parar la guerra?


R: Para parar la guerra hay dos opciones. La primera: Putin tiene que tomar la decisión de dejar de disparar y de devolver el Ejército ruso a su territorio. La segunda opción es que Ucrania gane la guerra en el sentido militar. Ambas opciones son poco realistas en este momento, pero Ucrania hará todo lo posible para que esto pase.

Es poco probable que las canciones, protestas o recaudaciones de fondos vayan a parar a Putin. Pero todas estas acciones crean un fondo muy negativo hacia la guerra. Y esto aumenta el entusiasmo de los políticos por implementar las sanciones…También hace que los políticos nos den más ayuda militar.

P: ¿Hay alguna esperanza de escuchar por parte de los artistas rusos alguna canción de protesta como la famosa “Give Peace a Chance”?

R: Lo único que quiero escuchar de los artistas rusos es que han llevado a millones de personas a la calle y han dicho: “Putin, para la guerra”. Porque la guerra es un crimen. No quiero escuchar sus canciones.

P: ¿Quieres decir que tienen que afirmar claramente que están contra la guerra en Ucrania y no los mensajes genéricos sobre la paz que frecuentemente podemos observar en las redes sociales de algunos artistas rusos?

R: Tienen que decirlo claramente porque es su culpa. Han dado a Putin la oportunidad de cruzar “líneas rojas” en Chechenia, en Georgia, en Crimea, en el este de Ucrania,y ahora ha llegado el turno de la guerra a gran escala en Ucrania.

Si dejamos a Putin ganar está guerra, él va a ir a otros países de Europa, no hay ninguna duda.  Creo que subconscientemente lo empieza a entender tanto la gente de Occidente, como los políticos. Por eso, ya no es el momento de canciones. Por lo menos por parte de los rusos.

P: Cada uno en Ucrania elige su método de lucha. En periodismo hay una regla: coges el arma y ya no puedes escribir. Los restauradores en Leópolis están preparados para proteger a los monumentos históricos, incluso con las armas. Usted se ha unido al Ejército de Ucrania, ¿es un gesto simbólico?

R: Ahora formo parte del Ejército ucraniano y tengo una orden. Los jefes en el ejército piensan que la manera más eficaz de combatir al enemigo para mí ahora es hacer lo que estoy haciendo. 

El arma la tengo y si en algún momento tengo la sensación de que sea necesario, o recibo la orden de usarla, no lo voy a dudar.

Me molestó un poco su frase sobre los periodistas. En la guerra por tu país ya no hay periodistas, músicos, políticos, cocineros o médicos. Hay guerreros que luchan por su futuro. El periodista…tiene que luchar por su país con cualquier tipo de arma, con la pluma o con el arma de verdad.

P: Cuando llegue el día y termine la guerra, ¿cómo será para usted? 

R: Tengo dos sueños. El primero es personal. Abrazar a todos mis seres queridos y mi niño pequeño, y a mi hija. Y ser feliz. Es lo más importante.

El segundo es artístico. Por fin, vamos a sacar el álbum con nuestras canciones y volveremos a lo que amamos hacer: organizar una gira y conciertos. Pero todo esto después de la victoria.

P: ¿Y ahora estáis creando algo?

R: Siempre hay sitio para el arte, pero ahora este arte tiene otra tonalidad. Escribo más poesía que canciones. Y es sobre lo que está pasando. El arte que hace volar al alma está cubierto por un chaleco antibalas de momento. 

Previous Article
Nueva York, El American

Asamblea de Nueva York votará fuerte regulación contra la minería de criptomonedas por su "impacto ambiental"

Next Article
Suecia y Finlandia estudian unirse a la OTAN tras la invasión de Rusia a Ucrania

Suecia y Finlandia estudian unirse a la OTAN tras la invasión de Rusia a Ucrania

Related Posts
Total
0
Share