fbpx
US TAIWAN

Taiwán pide a Estados Unidos mayor compromiso con la seguridad de la región

La isla busca modernizar sus fuerzas armadas para convertirse en un objetivo difícil de atacar por parte del régimen chino

Taiwán es uno de los aliados más fuertes de Estados Unidos en la región Asia Pacífico, junto con Japón y Corea del Sur. Esta alianza le ha permitido resistir las presiones del Partido Comunista Chino, que reclama el territorio taiwanés y las islas japonesas de Okinawa como propias bajo el principio de Una Sola China.

En materia política, Estados Unidos acepta dicho principio, pero, de facto, para Washington este se complementa con los «los tres comunicados conjuntos suscritos con Pekín», que desarrollan la Ley Relaciones con Taiwán de 1979, lo que le permite venderle armamento a la isla y tener acuerdos independientes, así como aceptar delegaciones diplomáticas en su territorio, reconociendo de facto a las autoridades de Taipei. Esto le permite a Estados Unidos contrarrestar el poder de Beijing en la región. 

Estados Unidos aprueba venta de armas a Taiwán

La administración del presidente Donald Trump ha incrementado este apoyo a Taiwán a través de una venta de armas por 1.800 millones de dólares. Este paquete incluye sensores, misiles y artillería, y se espera la aprovación para la entrega de drones fabricados por General Atomics y los misiles antibuque Harpoon terrestres, fabricados por Boeing Co, para que sirvan como misiles crucero de defensa costera.

Ante esto, China anunció sanciones contra las empresas estadounidenses que hacen parte del proceso en la venta de armas a Taiwán. el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, le dijo a Reuters que «Para salvaguardar nuestros intereses nacionales, China decidió tomar las medidas necesarias e imponer sanciones a empresas estadounidenses como Lockheed Martin, Boeing Defence y Raytheon, y a aquellas personas y empresas que participaron en el proceso de venta de armas».

Aunque las sanciones no se conocen, el portavoz de Boeing dijo a CNN que «el Gobierno de Estados Unidos decide qué sistemas de defensa proporcionará a Taiwán y luego hace los arreglos con el Departamento de Defensa para el suministro de dicho equipo, es un problema que debe ser resuelto entre los gobiernos».

Crece la injerencia de China en asuntos de la región

El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, realizó una serie de visitas al rededor del mundo alertando sobre el poder de China y las constantes violaciones a derechos humanos por parte de Beijing. En su visita a Japón, junto con lideres de la India y Australia, Pompeo insistió en mantener relaciones democráticas y no de poder coercitivo.

El reconocimiento de facto a la soberanía de Taiwán ha tomado fuerza en el Gobierno Trump. Acciones clave como la visita en el pasado verano del Secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, a Taiwán, que hasta el momento ha sido la de más alto nivel de un funcionario de la Casa Blanca desde 1979.

Sumado a las maniobras militares cuando el pasado 14 de octubre un destructor de EE. UU. cruzó el estrecho de Taiwán, aumentando las tensiones con Beijing, pues el régimen chino considera que el paso de buques extranjeros por el estrecho es una violación de su soberanía, mientras que Washington ve la vía fluvial como parte de aguas internacionales.

En Taipei, el ministro de Defensa de Taiwán, Yen De-fa, agradeció a Estados Unidos y dijo a Reuters que las armas ayudarían a la isla a mejorar sus capacidades defensivas para hacer frente a la «amenaza enemiga y a la nueva situación»:

«Esto demuestra la importancia que concede Estados Unidos a la seguridad en el Indo Pacífico y el Estrecho de Taiwán Continuaremos consolidando nuestra asociación de seguridad con los Estados Unidos».

Taiwán le pide a EE. UU. aclarar postura en materia de seguridad

La relación de seguridad entre Estados Unidos y Taiwán ha sido deliberadamente ambigua durante cuatro décadas. Pero en medio de las crecientes amenazas chinas de invasión y los constantes vuelos en la frontera de aviones militares del régimen comunista, Taipei requiere de un compromiso claro de Estados Unidos.

Taiwán es el país donde hace un par de décadas la libertad económica y el fortalecimiento de la propiedad privada permitió que los ciudadanos establecieran instituciones sólidas y una democracia joven pero robusta, lo que lo convirtió en uno de los países más libres del mundo. Sus ciudadanos gozan de libertades individuales, de las cuales Taiwán es pionero en Asia, libertad de prensa y opinión e igualdad legal para las parejas LBGTI.

Hsiao Bi-khim, representante del Gobierno taiwanes en Estados Unidos, le dijo a The Washington Post que la isla no imagina que China se esté preparando para un «ataque militar a gran escala», pero puede haber «riesgo de accidente o error de cálculo» y debe haber una posición transparente «de que no se tolera la fuerza militar y que hay múltiples partes interesadas en la región que quieren asegurar conjuntamente la estabilidad y la paz». Es por esto que Bi-khim recalcó: «Necesitamos cierto grado de claridad».

1 comment
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Amy Curret

¿Quién es Amy Coney Barrett?

Next Article
Joe Biden

Joe Biden amenazó con acabar la industria petrolera

Related Posts
Total
0
Share