fbpx
Texas Apagón

Apagón en Texas: ¿culpa del gas natural o de las energías renovables?

Las bajísimas temperatura en Texas ocasionaron una mayor demanda de energía eléctrica, al tiempo que la oferta literalmente se congelaba, causando un apagón ante la escasez del suministro de electricidad

[Read in English]

El día de ayer el norte de Texas vio una fuerte tormenta de nieve que ha dejado en la oscuridad a gran parte del estado. La helada ha dejado sin luz a más de 3 millones de usuarios, mientras que las extraña condiciones meteorológicas obligaron a cerrar pozos de petróleo, refinerías, plantas cárnicas y numerosas tiendas. La feroz tormenta también dejó un saldo de 25 muertos.

Es posible que los apagones continúen debido a los problemas que ha tenido el operador, CenterPoint Energy Inc., para restaurar el servicio. Los apagones se han extendido hasta Dakota del Norte, Arkansas, Luisiana, Mississippi y el norte de México.

En Texas, por su ubicación en el sur de USA, las nevadas son contadas. La última vez que Houston vio una nevada de más de 4 pulgadas fue en 1960. Debido a la poca frecuencia y la debilidad de las nevadas en Texas, la infraestructura del sistema eléctrico texano no está diseñada para operar en climas extremos como el que se presentó el martes.

Con este clima extremo, el uso de energía eléctrica para activar las calefacciones llegó a un pico máximo en la demanda, mientras que la oferta era incapaz de suministrar la energía, pues su infraestructura quedó congelada causando un apagón en el estado.

Las bajísimas temperatura en Texas ocasionaron una mayor demanda de energía eléctrica, al tiempo que la oferta literalmente se congelaba, causando un apagón ante la escasez del suministro de electricidad
Las bajísimas temperatura en Texas ocasionaron una mayor demanda de energía eléctrica, al tiempo que la oferta literalmente se congelaba, causando un apagón ante la escasez del suministro de electricidad. (Efe)
Todas las fuentes de energía eléctrica fallaron en Texas

Texas en los últimos años ha aumentado su dependencia de la generación eléctrica por turbinas de viento, teniendo en la actualidad 31 gigavatios/hora (Gwh) de capacidad instalada, alrededor del 25 % del suministro eléctrico del estado. Con la nevada, las turbinas de vientos se congelaron, dejando al estado con menos de 6 Gwh disponible de fuentes eólicas. No obstante, las fuente eólicas no deben ser culpadas pues el estado de Texas solo depende de ellas en un 10 % de la generación total durante invierno.

Aunque el sistema cuenta con baterías para almacenar la energía eléctrica producto de la generación eólica, debido a las bajas temperaturas, perdieron hasta el 60 % de la energía almacenada.

La energía nuclear tampoco pudo responder ante la escasez. En Texas solo hay 4 reactores nucleares, cercanos a Houston y Dallas. En Houston, uno de los reactores tuvo que ser apagado debido a que el sensor de seguridad se congeló, privando a Texas de 1.2 Gwh de energía eléctrica en medio del apagón.

Aun así, el problema central vino porque las tuberías que conducen el gas natural se congelaron. Hasta el 66 % de la generación eléctrica de Texas depende de gas natural durante las temporadas de invierno. Con las bajísimas temperaturas hasta la mitad de la producción de gas natural en el estado se detuvo, dejando al estado sin su principal fuente de energía en el invierno.

La infraestructura eléctrica de Texas no estaba preparada para un clima tan extremo
La infraestructura eléctrica de Texas no estaba preparada para un clima tan extremo. (Efe)

Con la inesperada nevada quedó en entredicho la dependencia de Texas tanto de la energía eólica, como la proveniente del gas natural, en efecto, ningún tipo de fuente pudo responder a las bajas temperaturas. Ante un clima tan atípico, el Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT) manifestó que la decisión de apagar el sistema y dejarlo sin energía eléctrica tuvo que tomarse, pues había riesgo de que la carga del sistema se saliera de balance.

“Si la carga del sistema no se mantenía en equilibrio, el estado estaba en riesgo catastrófico de apagones en cascada. Esos son mucho más serios que incluso lo que hemos visto, porque ponen en riesgo las operaciones críticas, como hospitales, policías y respuestas de emergencia. Esas no serían interrupciones que podrían restaurarse, pero podrían haber durado semanas”, dijo Bill Magness, presidente de Ercot.

Según Magness, el retorno de la electricidad dependerá en primera instancia de “qué tan rápido los operadores de plantas de gas puedan volver a funcionar”. En segundo lugar, dependerá de qué tan rápido suba la temperatura, pues a medida que aumente la temperatura, permitirá que otros recursos de generación como las turbinas eólicas estén disponibles. De esta forma se facilitará el transporte de recursos para la generación eléctrica como el combustible para las plantas térmicas y de gas.

Total
9
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
comité El American

Partido Republicano lanza nuevo comité de integridad electoral

Next Article
Reapertura de escuelas, El American

5 versiones oficiales contradicen a Biden sobre la reapertura de escuelas

Related Posts
Total
9
Share