fbpx
impeachment - trump

El tiempo juega a favor de Trump: demócratas contrarreloj para lograr impeachment

A solo ocho días de que Donald Trump se despida de la Casa Blanca, el partido demócrata persiste en el impeachment contra el mandatario

[Read in English]

A solo ocho días de que el presidente Donald Trump se despida de la Casa Blanca, el Partido Demócrata persiste en el impeachment contra el mandatario. Le acusan de «incitación a la insurrección».

La noche de este martes 12 de enero la Cámara emprenderá dos pasos para apresurar la salida de Trump. Votará para que el vicepresidente Mike Pence use la Enmienda 25 para destituir al presidente de su cargo, y de no hacerlo, entonces este miércoles 13 de enero seguirán los pasos para efectuarle un juicio político.

Con esta nueva decisión de los demócratas, el actual presidente se convertirá en el único mandatario en ser acusado dos veces. Queda esperar si correrá con la misma suerte y logra no ser destituido antes de que le corresponda entregarle la Presidencia a Joe Biden.

Con el nuevo juicio político los demócratas buscan responsabilizar a Trump por el violento asalto al Capitolio protagonizado por una turba de sus seguidores en una marcha contra la designación de Biden como presidente electo.

Según el representante demócrata David Cicilline, esta vez sí tienen los votos para acusar a Trump por «incitación a la insurrección».

Impeachment a Trump, Nancy Pelosi
Nancy Pelosi admitió que el objetivo del impeachment es que el presidente Trump no vuelva a postularse en unas próximas elecciones presidenciales. (Efe)

Seis asesores republicanos del Senado dijeron a Power Up que a pesar «de la furia» del Partido Republicano con el presidente, no creen que la cámara pueda reunir suficiente apoyo para condenar a Trump. 

«Muchos dicen que no hay suficientes ventajas políticas para convencer al menos a 17 senadores republicanos de que den un paso que podría perjudicar sus reelecciones con Trump ya listo para dejar el cargo en ocho días», señaló Jacqueline Alemany para el The Washington Post.

Por su parte, el representante por California, Kevin McCarthy, líder de la minoría en la Cámara, les dijo en una carta a los miembros de su bancada que se opone a la acusación contra el presidente. Dijo que hacerlo dividiría aún más al país a raíz del ataque al Capitolio la semana pasada y propuso otras formas en que la Cámara podría responder.

«Personalmente, sigo creyendo que un juicio político en este momento tendría el efecto opuesto de unir a nuestro país cuando necesitamos que Estados Unidos vuelva a encaminarse hacia la unidad y la civilidad».

Un grupo de republicanos dirigió también una carta a Joe Biden para pedirle que hable con Pelosi y la convenza para detener el proceso de impeachment contra Trump. Se trata de siete congresistas, liderados por Ken Buck, de Colorado.

«Un segundo impeachment, a solo días de que el presidente deje su cargo, es tan innecesario como incendiario Este impeachment socavará su prioridad de unir a los estadounidenses y supondría una distracción más para nuestra nación (…) Respetuosamente, le urgimos a animar a la presidente Pelosi a dejar a un lado este intento partidista inmediatamente», señala la misiva.

Pero incluso una votación apresurada en la Cámara ajustaría el cronograma del Senado que, según el republicano Mitch McConnell, podría iniciar el mismo 20 de enero cuando Trump deja la Casa Blanca.

Impeachment: ¿misión casi imposible?

Un artículo del New York Post explica que «si la Cámara condena instantáneamente (a Trump), sin realizar ninguna investigación ni permitir ninguna defensa, se corta la posibilidad de una condena porque el Senado liderado por los republicanos no actuará antes de que el presidente electo Joe Biden tome juramento al mediodía del 20 de enero».

Además, «no se puede acusar a los funcionarios públicos que no están en funciones», afirmó el exprofesor de derecho de la NYU Peter Rajsingh a ese medio. 

«Cualquier juicio del Senado posterior a la salida sería un juicio ficticio con fines políticos, no un juicio constitucional legítimo», dijo William Jacobson, profesor de derecho al NYP.

«El Congreso no tiene el poder de llevar a cabo un juicio político para ningún funcionario después de que haya dejado el cargo», argumentó por su parte el profesor emérito de la Facultad de Derecho de Harvard, Alan Dershowitz.

Trump solo sería destituido si dos tercios o más del Senado así lo quisiera. Lo que implica que al menos parte de los republicanos tendrían que votar a favor de su cese.

1 comment
  1. Hola, por algún motivo no dais la opción de compartir las noticias con Telegram.
    No se en América pero en España es una red que está a la par con Whatsapp y tiene más actividad que Facebook.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Jair Bolsonaro

Bolsonaro dice que Ford salió de Brasil porque querían subsidios y él los negó

Next Article
Tecnológicas. El American

Un gobierno cooptado por las compañías tecnológicas

Related Posts
Total
0
Share