fbpx
Tiroteos, New York

Tiroteos en New York: un calvario para las comunidades negras e hispanas

El aumento de la criminalidad en la ciudad, representada en las balaceras, ha afectado principalmente a los barrios donde residen mayormente minorías raciales

[Read in English]

«New York vuelve a ser la de antes», es lo que rezan muchos titulares haciendo énfasis en la ola de violencia desatada en este 2020 en la principal ciudad del estado. La pandemia y la crisis económica han generado unas consecuencias sociales preocupantes en «La ciudad que nunca duerme», según el Wall Street Journal, entre el 1 de enero y el 20 de diciembre la metrópoli «registró 1.824 víctimas de tiroteos, un aumento de casi el 104 % en comparación con las 896 del mismo período del año anterior, según datos de la policía de New York».

Es decir, las víctimas por armas de fuego se duplicaron en este 2020, afectando, principalmente, a las comunidades donde residen predominantemente minorías raciales como negros e hispanos. «Los funcionarios del Departamento de Policía de New York dicen que el aumento de tiroteos de este año es mayor que cualquier aumento que la ciudad haya visto en años», detalla el WSJ en su informe.

Según los datos, los tiroteos efectuados este año son en total 1.493, un número que casi dobla a los 745 del 2019. Una sola balacera puede llevarse la vida de varias personas, por eso la disparidad entre el número de asesinados contra el de los tiroteos registrados.

Negros e hispanos, principales afectados por los tiroteos

«Un análisis de los datos de la policía de New York por esa oficina mostró que 1.440 de las 1.495 víctimas de tiroteo entre el 1 de enero y el 1 de octubre, o el 96 % eran negros o hispanos. Durante ese período, 29 víctimas de disparos eran blancas», señala el artículo del Wall Street Journal.

Esto quiere decir que los tiroteos se perpetraron, sobre todo, en barrios donde las comunidades principales son las negras y las hispanas.

De acuerdo con el análisis policial, ocho vecindarios de bajos ingresos – que se dividen en seis de Brooklyn y dos del Bronx – «tienen un número mayor de tiroteos que cualquier otro vecindario de la ciudad».

Los disparos son un problema de larga data en estos barrios neoyorquinos que han visto como la delincuencia se ha convertido en un problema prácticamente estructural. Según la Oficina del Alcalde de Justicia Criminal, en estos ocho barrios, que incluyen las secciones de Brownsville, el este de New York de Brooklyn y partes del sur del Bronx, fueron los que más tiroteos sufrieron en la ciudad en 2019 y en 1993.

New York, El American, Negros, Hispanos, criminalidad
Agentes de policía de la ciudad de Nueva York con la Unidad de Escena del Crimen recogen pruebas en el lugar de un tiroteo en Staten Island, Nueva York, EE.UU., 22 de julio de 2020. (EFE)

Los efectos de los tiroteos son devastadores para las familias y comunidades de estos barrios de New York. «Destruyen tu vida», le dijo al WSJ la señora Natasha Christopher, residente de la sección Cypress Hills de Brooklyn. Ella perdió a su hijo Akeal (14 años), luego de que este recibió un disparo en 2012 mientras volvía a casa luego de una fiesta de graduación de la escuela secundaria en la sección Bushwick de Brooklyn. Su asesinato no ha sido resuelto, informó el WSJ.

Este crimen dejó en la señora Christopher secuelas de depresión y estrés postraumático, y no es la única madre que ha perdido a un hijo a manos de la delincuencia que azota estas comunidades.

«Dejó su trabajo como asistente médica y sus otros dos hijos empezaron a tener problemas en la escuela. Su familia tardó años en recuperarse, dijo, y añadió que todavía está luchando con el dolor», agregó el WSJ.

Para Jessica Mofield, directora ejecutiva de la Oficina de Prevención de la Violencia con Armas de Fuego de la Ciudad de New York, las condiciones socioeconómicas de estos barrios juegan un papel preponderante en el alto índice de criminalidad. «Esto es mucho más que sólo las armas», declaró la Señora Mofield. «Se trata de las condiciones económicas y sociales en las que vemos a la gente».

Por otra parte, los funcionarios de la policía de New York han dicho que el aumento de los tiroteos de este año se debe, en buena parte, a las actividades criminales de las pandillas, que se concentran en los barrios más pobres donde los tiroteos son más frecuentes.

De acuerdo con el WSJ, la policía de la ciudad se ha esforzado por abordar la problemática deteniendo a pandilleros y cerrando casos. De hecho, el Jefe de Detectives de la Policía de New York, Rodney Harrison, mencionó que los oficiales se concentrarán en arrestar a los líderes de las pandillas.

Pero la situación no es nada sencilla, el jefe Harrison además de las complicaciones respectivas para enfrentar la criminalidad, también citó «obstáculos asociados con el virus como parte del desafío para hacer arrestos, incluyendo el aumento del uso de máscaras, que oscurecen los rostros y dificultan la capacidad de la policía para identificar a los tiradores a partir de un video».

Lógicamente, a mayor número de casos de tiroteos, más difícil es enfrentarse al fenómeno de la violencia por armas de fuego.

Mientras la policía de New York intenta hacerles frente a los eventos más actuales, muchos casos, como el de la señora Natasha Christopher quedan en el olvido. «Las madres como yo, que perdieron a sus hijos, forman parte de un club al que nunca quisimos pertenecer», dijo Christopher. «Hay muchos casos sin resolver en nuestro grupo y sentimos que nuestros hijos fueron olvidados».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
cuomo

Golpe judicial para Cuomo: Tribunal de apelaciones revierte restricciones religiosas

Next Article
Trump, hombre más admirado, USA, EL American

Gallup: el hombre más admirado en USA ya no es Obama, ahora es Trump

Related Posts
Total
0
Share