fbpx
trump, empresas chinas, partido comunista chino

Trump prohíbe inversión en firmas que apoyen al Ejército de China

La guerra del presidente Trump con China no se limita al sector económico y comercial. Un reciente decreto la extiende también al sector de Defensa y Seguridad

La guerra del presidente Trump con China no se limita al sector económico y comercial. Un nuevo decreto la extiende también al sector de Defensa y Seguridad. Una de las órdenes ejecutivas firmadas por el presidente les prohíbe a los estadounidenses invertir en ciertas firmas en específico, que apoyen de alguna forma a las estructuras de Defensa, Seguridad e Inteligencia del régimen de China.

POTUS (el presidente de los Estados Unidos) ha sido un férreo rival del totalitarismo de China, no solo con el fin de revertir la hegemonía industrial que el país asiático ha consolidado en varios sectores de la economía de los Estados Unidos de América (EUA), sino también con el objetivo de proteger el capital nacional de servir al corporativismo camuflado de Beijing.

El decreto ejecutivo señala a treinta y un empresas consideradas por el Departamento de Defensa en virtud de la Ley de Autorización de Defensa Nacional. El presidente afirma:

Yo, Donald J. Trump, presidente de los Estados Unidos de America, considero que la República Popular de China está explotando cada vez más al capital de los EUA para obtener recursos, viabilizar el desarrollo y la modernización de sus aparatos militar, de inteligencia y otros concernientes a la seguridad.

Su denuncia continúa dirigida al entramado corporativo chino que utiliza estructuras privadas y civiles para camuflar recursos y apoyos al Partido Comunista de China (PCCh) y sus actividades de inteligencia. Al mismo tiempo, prosigue Trump, estas compañías aumentan su capital mediante la venta de valores a inversores estadounidenses que cotizan en bolsas públicas, tanto en Estados Unidos como en el extranjero, presionando a los proveedores y fondos de índices estadounidenses para que incluyan estos valores en las ofertas de mercado.

El presidente Trump cataloga a estas entidades como «compañías militares comunistas» de dos formas. La primera está basada en la discreción del Departamento de Defensa y la Sección 1237 de su Ley de Autorización de Defensa Nacional donde se incluyen 31 empresas, entre las cuales resaltan Huawei, Inspur Group y Panda Electronics, junto con una serie de corporaciones chinas de diferentes sectores de aviación, ciencia, tecnología, construcción de navíos y comunicaciones. La segunda se apoya en cualquier entidad que el Secretario del Tesoro identifique como «controlada o que sea propiedad de la Armada de Liberación Popular y que […] esté comprometida en servicios, manufactura, producción o exportación» en este sentido.

De acuerdo con un paper de la firma de abogados Sullivan & Cromwell, la Sección 1237 de esta Ley, promulgada en 1999, ordena al Secretario de Defensa la identificación y el nombramiento de compañías operando directa o indirectamente en los Estados Unidos o en cualquiera de sus territorios que estén vinculadas al sector militar de China.

El asesor para Seguridad Nacional de la administración Trump, Robert O’Brien, asegura que «las medidas sirven para proteger inversores estadounidenses de proveer involuntariamente capital destinado a mejorar las capacidades del Ejército Popular de Liberación».

Sullivan & Cromwell consideran que «es posible que el decreto tenga efectos de gran alcance sobre los titulares de valores no estadounidenses que tengan vínculos con los Estados Unidos». Es decir, un inversor extranjero podría estar sujeto a la responsabilidad por la compra de valores de una entidad identificada en un intercambio entre partes no ciudadanas si los pagos se canalizan a través de los Estados Unidos o de una institución financiera del país dondequiera que se encuentre.

El decreto de Trump protegerá a Estados Unidos de un gobierno títere de China

El decreto del presidente Trump difícilmente podrá ser anulado por una siguiente administración. Y mientras POTUS sigue cercando a China y protegiendo a los Estados Unidos de un takeover de Beijing, miembros del equipo de campaña de Joe Biden asistieron a un evento del PCCh con presentadores de CNN y columnistas de The Washington Post.

La conferencia tinía como nombre: «Gran reorganización, gran prueba, gran cooperación: el nuevo viaje de China hacia la modernización y la construcción de una comunidad con un futuro compartido para la humanidad». Según reporta The National Pulse, entre los asistentes estadounidenses estába Fareed Zakaria, presentador de Fareed Zakaria’s GPS, Lawrence H. Summers, exsecretario del Departamento del Tesoro de Bill Clinton, director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca bajo Obama y asesor económico de la campaña de Biden, según reportó Reuters.

Mientras POTUS sigue cercando a China y protegiendo a los Estados Unidos de un takeover de Beijing, miembros del equipo de campaña de Joe Biden asistieron a un evento del PCCh (Foto: CGTN)

De los participantes nacionales se encontraron Zhen Bijian, exdirector del Instituto de Investigación para el Marxismo, Leninismo y el pensamiento de Mao Zedong, y Ye Xiaowen, quien sirvió como vicepresidente del Instituto Central de Socialismo y fue director del Frente Unido del Departamento del Trabajo, identificado por el Gobierno de los Estados Unidos como una institución enfocada en «neutralizar fuentes de oposición potencial a las políticas y autoridades del Partido Comunista Chino».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Georgia, Raphael Warnock - Georgia

Georgia: último debate debilitó al demócrata Raphael Warnock

Next Article
Goldman Sachs, El American, Florida

¿Goldman Sachs a Florida? El régimen fiscal neoyorquino lo puede hacer posible

Related Posts
Total
0
Share