fbpx
Twitter

Senador Marco Rubio pone en evidencia afinidad de Twitter con régimen comunista chino

La red social ha mostrado su afinidad con el régimen chino al punto de otorgarle “luz verde” para que publique información falsa

La red social Twitter dejó en evidencia una vez más su conveniente modo de actuar ante tuits polémicos. Mientras por un lado censura al presidente Donald Trump, por el otro permite que un funcionario del régimen chino publique fotografías falsas que podrían incentivar acciones violentas.

La red social ha mostrado su afinidad con el régimen chino al punto de otorgarle “luz verde” para que publique información falsa de interés mundial.

Lijian Zhao, quien es subdirector del Departamento de Información del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, compartió en Twitter una foto con información falsa insultando a Australia: «Conmocionado por el asesinato de civiles y prisioneros afganos por soldados australianos. Condenamos enérgicamente tales actos y pedimos que se los responsabilice».

En la imagen se ve a un soldado con uniforme miliar y un casco con la bandera australiana que aprieta un cuchillo ensangrentado contra el cuello de un niño que, a su vez, sostiene un pequeño cordero. La fotografía fue editada y retocada para que parezca que en el suelo hay una bandera australiana extendida por encima de una de Afganistán.

El senador estadounidense Marco Rubio calificó como una «acción inadecuada» que Twitter etiquete la imagen falsa como «contenido potencialmente sensible» y que la red social no actúe del mismo modo que como lo ha hecho con el mandatario estadounidense.

«Es indignante que cuando el presidente de EE. UU. tuitea sobre el envío de la Guardia Nacional para proteger a las ciudades de saqueadores, Twitter inmediatamente actúa para silenciarlo por ‘violar los términos’. Pero cuando un funcionario del Gobierno chino tuitea una imagen falsa que podría resultar en violencia, solo la etiquetan como “contenido potencialmente sensible”», manifestó Rubio.

«Twitter ha tenido más de 36 horas para investigar y marcar un tuit de Zhao Lijian (…) que podría inspirar violencia mortal. No han hecho nada. Pero los tuits de Trump se marcan en minutos».

Senador Rubio.

El republicano cuestionó si las políticas de Twitter mantienen una doble moral con los conservadores: «El etiquetar esta imagen falsificada, la cual fue publicada por un burócrata del Partido Comunista de China, como “contenido potencialmente sensible” es absurdo. O Twitter tiene una doble moral con los conservadores o le tiene miedo al Gobierno chino y al Partido comunista. En realidad, probablemente sean ambos. La exención de la sección 230 de Twitter tiene los días contados», sostuvo.

Más allá de la gravedad ante lo que representa la imagen, quedó en evidencia una vez más la paradójica forma de actuar de Twitter, que censura publicaciones por “violar los términos”, pero permite que altos funcionarios del régimen chino emitan información falsa.

Hay que recordar que Twitter había tomado medidas contra lo que considera “información errónea” sobre la pandemia del coronavirus. Sin embargo, permitió que un medio de comunicación estatal chino mintiera sobre el origen de la pandemia.

«Toda la evidencia disponible sugiere que # COVID19 no comenzó en Wuhan, en el centro de China, sino que puede ingresar a China a través de productos alimenticios congelados importados y sus empaques», tuiteó People’s Daily China junto con un enlace a su informe.

Ese tuit permaneció intacto durante varias horas y los críticos lo notaron. «No hay ninguna etiqueta de desinformación de Twitter en este tuit. Ha estado activo durante 14 horas», reaccionó el comentarista conservador Stephen Miller, y luego preguntó al CEO de Twitter, Jack Dorsey, «¿Ves el problema ahora, @Jack?».

Twitter ha etiquetado con alertas los mensajes de Trump sobre el posible fraude electoral, calificándolos de mentira, hecho que los republicanos han señalado como censura.

La polémica red social se encuentra bajo el ojo del huracán luego de que en reiteradas ocasiones decidiera censurar sin razón publicaciones de gran importancia. Un ejemplo de ello es la censura a una nota del New York Post para que no se conociera la trama de corrupción en la que está envuelto Hunter Biden.

Twitter bajo la lupa

El pasado 27 de noviembre Trump declaró que Twitter era una amenaza para la seguridad nacional. Esto luego de que #DiaperDon se volviera viral tras una conferencia de prensa.

«Twitter está enviando ‘Tendencias’ totalmente falsas que no tienen absolutamente nada que ver con lo que realmente es tendencia en el mundo. Lo inventan, y solo ‘cosas’ negativas», tuiteó el presidente de Estados Unidos.

«¡¡¡Para propósitos de Seguridad Nacional, la Sección 230 debe ser terminada inmediatamente!!!», agregó Trump en referencia a parte de una ley de 1996 que protege los sitios web de demandas por contenido publicado por los usuarios.

Asimismo, el pasado 17 de noviembre el Senado de EE. UU. reclamó a Twitter y Facebook por su gestión de contenidos en las elecciones, sesión en la que además quedó en evidencia la determinación del Congreso de realizar cambios en la sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996 de la que se aferran las redes sociales para respaldar sus acciones.

La ley, conocida como Sección 230, protege la capacidad de las empresas para moderar el contenido como mejor les parezca e incide directamente sobre la responsabilidad que tienen las firmas de tecnología en relación con lo que publican los usuarios en sus plataformas.

Sin embargo, hace unos meses Trump emitió una orden ejecutiva para regular esta Ley, argumentando que las empresas deben ser más proactivas y claras en el uso de la tecnología que utilizan para moderar contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
economia eeuu

EEUU: sector privado crea 307.000 empleos en noviembre

Next Article

Reino Unido aprueba la vacuna de Pfizer contra la COVID-19

Related Posts
Total
0
Share