fbpx
Verificación, El American

Twitter alega “verificaciones incorrectas” para censurar a conservadores

En los últimos días ha habido un incremento entre las voces conservadoras cuyas verificaciones han sido revocadas

[Read in English]

En los últimos meses, Twitter ha modificado su proceso de verificación de cuentas para ampliar la posibilidad del público de conseguir su signo azul. Sin embargo, algunos se han visto perjudicados en medio de los reajustes. En agosto el proceso fue suspendido tras haber verificado cuentas falsas pero se reanudó semanas después.

Curiosamente, en los últimos días ha habido un incremento entre las voces conservadoras cuyas verificaciones han sido revocadas. La más reciente de ellas fue el director de la edición latina del Media Research Center (MRC Latino), el periodista Jorge Bonilla, quien denunció este viernes que Twitter removió el símbolo de verificación de su cuenta oficial, alegando que la cuenta había sido “incorrectamente verificada”.

“Twitter alega que la cuenta fue ‘verificada incorrectamente’, a pesar del cumplimiento total de sus parámetros”, tuiteó Bonilla.

Por su parte, la plataforma explicó, a través de un correo electrónico enviado al periodista, que se trató de una inconsistencia con sus normas de verificación. Sin embargo, para Bonilla, como su cuenta nunca ha sido suspendida ni obligada a eliminar contenido, el periodista tiene otras sospechas.

Bonilla cree que un video que publicó en el que un entrevistado afirma en Univisión que Estados Unidos pudo haber evitado el ataque terrorista al aeropuerto de Kabul, podría tener algo que ver con la decisión de la plataforma.

También señaló que sus constantes publicaciones sarcásticas respecto al gobernador de Florida, Ron DeSantis, podrían tener algo que ver.

Las demostraciones de solidaridad no tardaron en llegar. Twitter también le removió la verificación recientemente al autor conservador y comprometido detractor de la Teoría Crítica de la Raza, Christopher Rufo, tras emitir reportes sobre las Big Tech.

En respuesta a la mención en el tuit de Bonilla, Rufo comentó: “wow, qué extraño”.

El asesor jurídico y presidente de la organización Unsilenced Majority, Mike Davis, comentó que la “Big Tech se confabula con el Big Government y la Big Media para deslegitimar, censurar e incluso cancelar a aquellos que no se alinean”.

Daniel Garza, presidente de The Libre Initiative, dijo: “Si la gente de Twitter ahora viene tras todos nosotros, los latinos con mentalidad de libertad, estoy viviendo en un tiempo prestado”.

Las Big Tech y la batalla por silenciar conservadores

Pero, Bonilla no es la única voz conservadora que se enfrenta a la desverificación en Twitter esta semana. El investigador principal del Manhattan Institute, Christopher Rufo, también perdió su badge de verificación en la plataforma. Además, de acuerdo con News Buster, fue blanco de un “ataque respaldado por el Gobierno”.

El activista conservador aseguró que Google, una de las empresas más poderosas del mundo, ha adoptado la Teoría Crítica de la Raza como una ideología. “Google ha lanzado una iniciativa de antirracismo que afirma que Estados Unidos es un sistema de supremacía blanca y que todos los americanos son criados para ser racistas”, escribió Rufo en Twitter.  

Varios conservadores han alertado sobre la censura por parte de Twitter a quienes promueven ideas de libertad. Por ejemplo en 2020 el entonces presidente Donald Trump aseguró que tomaría medidas contra la empresa por sus regulaciones contra conservadores.

“Los republicanos sienten que las plataformas de redes sociales silencian totalmente las voces conservadoras. Regularemos con contundencia, o las cerraremos, antes de permitir que esto suceda”, afirmó Trump desde su cuenta de Twitter, que aun no había sido suspendida.

La batalla por parte de las grandes tecnológicas contra los conservadores no se queda solamente en eliminar la verificación de sus cuentas, sino que también abarca la eliminación de contenido.

En el caso de Trump, desde que salió de la Presidencia de Estados Unidos, ha sido censurado por parte de las Big Tech, como Twitter y YouTube. En marzo, la familia del exmandatario denunció la censura por parte de Facebook de una entrevista que le hizo su nuera, Lara Trump.

En la notificación que recibieron por parte de Facebook se informa que las cuentas que publiquen contenido del exmandatario podrían tener otras limitaciones. Por otra parte, su hijo Eric Trump sostuvo que es un hecho desagradable: “Esto es tan horrible, ¿en qué se está convirtiendo nuestro país?”.

Similar es el caso del gobernador de Florida, Ron De Santis, quien se ha enfrentado con las Big Tech de manera contundente. En mayo, el republicano dio un paso trascendental. Firmó la ley SB 7072, que pretende blindar a los ciudadanos de Florida, a los políticos y a la prensa del estado contra la censura de las Big Tech.

De Santis sostuvo que se trata de una medida para evitar que las grandes tecnológicas avancen en un comportamiento que describió como similar a los utilizados en regímenes como el de Cuba y Venezuela.

“Muchos en nuestro estado han experimentado la censura y otros comportamientos tiránicos de primera mano en Cuba y Venezuela. Si los censores de las grandes tecnológicas hacen cumplir las reglas de manera inconsistente, para discriminar a favor de la ideología dominante de Silicon Valley, ahora serán responsables”, dijo DeSantis, durante una rueda de prensa.

Esa no era la primera vez que DeSantis se refería al descontrol del poder de las Big Tech. El gobernador ha reiterado en varias ocasiones que lo que está ocurriendo es algo “orwelliano” y ha asegurado que muchos medios de comunicación dicen defender la libertad de expresión, pero en realidad “son porristas de la censura”.

Con De Santis coincide el senador republicano Ted Cruz, quien puso en evidencia ante el Senado el poder que estaban teniendo los medios de comunicación en la vida de los americanos. Durante una comparecencia de los CEO de Twitter, Facebook y Google, Cruz cuestionó al dueño de Twitter sobre sus acciones al momento de remover contenido que la compañía considera “falso”.

“Señor Dorsey, ¿quién diablos lo eligió y lo puso a cargo de lo que los medios pueden informar y lo que el pueblo americano puede escuchar, y por qué persiste en comportarse como un súper PAC demócrata para silenciar las opiniones contrarias a tus creencias políticas?” dijo Cruz contra Jack.

Asimismo, Cruz contó que no pudo compartir en su cuenta una historia del New York Post sobre hechos de corrupción que involucraba el entonces candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden.

La batalla entre grandes tecnológicas y los conservadores no acabará pronto. El expresidente Trump introdujo una demanda contra las Big Tech el pasado mes de julio, respaldada por la organización sin fines de lucro, America First Policy Institute, luego de que Facebook y Twitter decidieran bloquearlo de manera permanente.

La demanda de Trump será en nombre de todas las personas que han sido censuradas, quienes además podrán sumarse a la batalla legal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
DeSantis, El American

DeSantis le responde a Biden por vacunación obligatoria: "Protegeremos a los ciudadanos, que decidan ellos mismos"

Next Article

Los que saltaron el 11 de septiembre

Related Posts
Total
6
Share