fbpx

Impuestos, El American

«USA tiene uno de los sistemas de impuestos más progresivos del mundo»: Ben Shapiro

En un reñido debate contra la progresista Ana Kasparian, el conservador se pregunta: ¿Cuántas veces paga impuestos el mismo dólar antes de que la gente pueda empezar a ahorrar?

[Read in English]

Este lunes, durante la celebración de la 37th Annual Chamber Dinner en Pensilvania, el autor y comentarista conservador Ben Shapiro se sentó a debatir con la activista y comentarista progresista Ana Kasparian sobre los desafíos de la política contemporánea en Estados Unidos, como el racismo, la educación y los impuestos.

Sobre la base de si los Estados Unidos es o no una decepción, el debate inició con la respuesta de Shapiro: «No es el mejor cuento de éxito en la historia del mundo», mientras Kasparian concluye que la política americana «ha fallado en estar a la altura de sus ideales».

En un respetuoso pero reñido intercambio de ideas, ambos comentaristas concordaron en que «ambos bandos» del espectro político tienen la culpa de la división, aunque Shapiro añade que la izquierda radical es «la única que no teme compartir sus creencias políticas».

Teoría crítica de la raza y racismo sistémico

Era previsible que la conversación alcanzara momentos álgidos al tocar algunos de los temas que son objeto de esa división, como lo son la teoría crítica de la raza (CRT) y la debatida existencia del llamado racismo sistémico.

Mientras Kasparian, como suelen hacer los comentaristas de izquierda, insiste en negar que la CRT forme parte de los programas escolares, Shapiro considera que una «versión reducida» se está impartiendo en las escuelas públicas americanas.

Ante la afirmación del comentarista conservador, Kasparian admitió estar de acuerdo con que se enseñe CRT en las escuelas si eso colaborará en «educar a los niños» sobre el supuesto racismo sistémico.

«Creo que [el racismo sistémico] es un tema que se ignora y se niega completamente, y creo que eso está mal», dijo Kasparian. «Y creo que eso también contribuye a la división política». Mientras Shapiro iniciaba su respuesta, la autora progresista le interrumpió con una pregunta: «¿Crees que no existe el racismo sistémico?».

Shapiro respondió: «Creo que depende de cómo lo definas: si hablas de regímenes legales de racismo, no. Si hablas de los efectos secundarios de la historia, por supuesto». El fundador de The Daily Wire explicó que, a causa de la «sobrecarga semántica» en la retórica política, la gente entiende cosas distintas.

«Cuando la gente dice racismo sistémico, a veces se refieren a las consecuencias de la historia: no puedes tener 300 años de esclavitud seguidos de Jim Crowe y no tener efectos secundarios, lo cual es absolutamente cierto», elaboró Shapiro.

«Pero algunas veces lo que quieren decir es que cada desigualdad en la vida pública de Estados Unidos se debe a alguna inequidad sistémica que está teniendo lugar ahora mismo en el sistema americano, y creo que es absolutamente, cien por ciento falso».

Impuestos: ¿hasta qué punto son justos?

Otro punto reñido durante el debate fue la imposición de impuestos corporativos y su rol en la política fiscal americana. Para Ana Kasparian, «una cosa es pedir que la gente pague su parte justa, y otra cosa es escribir un código fiscal que sea un poco más equitativo y asegure que todos paguen su parte justa».

Por su parte, Shapiro considera que una «parte justa» sería un impuesto fijo, pero cree que Estados Unidos tiene uno de los sistemas de impuestos más progresivos del mundo. «Al momento de recibir tu ingreso, ese ingreso ya ha pagado impuestos unas siete veces», dijo.

«Se pagan impuestos a través de la compañía. Luego, se te transfiere en forma de salario, que está sujeto a impuestos. Si lo inviertes en el mercado de valores y luego vendes tus acciones, se grava como impuesto sobre las ganancias de capital. Cuando mueres, el gobierno también lo grava. Entonces, ¿cuántas veces paga impuestos el mismo dólar antes de que la gente comience a ahorrar?».

Entre California y Florida

Ante la pregunta de si se arrepiente de haberse mudado de California a Florida, Shapiro respondió jocosamente que no ha pensado «ni un día sobre esa decisión», y que es una de las mejores que ha tomado para él y su familia.

Uno de los motivos a los que atribuye su satisfacción es, precisamente, la política fiscal. «Buscaba un lugar que tuviera significativos recursos para los judíos, que fuese un estado republicano, preferiblemente con 0 % de impuestos estatales al ingreso, y eso se reducía básicamente a Dallas o a Florida175, dijo Shapiro.

Sin embargo, aclaró que su decisión estuvo más impulsada por cuestiones de «estilo de vida» que contravenían los valores de su familia. «En la zona donde vivíamos [en California], que era un barrio bastante decente, teníamos una inundación de miseria en el área», explicó Shapiro.

«Mis hijos no podían caminar por el vecindario. Abríamos la puerta y teníamos a alguien inyectándose heroína literalmente frente a nuestra casa, o a alguien desmayado en la calle».

Shapiro.

El debate culminó con una reflexión de ambos comentaristas sobre la diversidad que define a Estados Unidos y la que hace falta para avanzar hacia la libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
kristen sinema

Kyrsten Sinema: la demócrata acosada por frenar el plan asistencialista de Biden

Next Article
Frances Haugen - Facebook

Ex empleada de Facebook entrega pruebas al Senado y pide medidas contra la red social

Related Posts
Total
11
Share