fbpx
USA, Azerbaiyán, Armenia

USA logra mediar tregua humanitaria entre Azerbaiyán y Armenia

La administración Trump intervino en el conflicto bélico de Alto Karabaj y logró alcanzar un cese al fuego con miras a negociaciones

Además de la gestión económica, si hay un punto donde destacar a la administración de Donald Trump es su política exterior, capaz de lograr acuerdos de paz y normalización de relaciones en las regiones más conflictivas del mundo, como Medio Oriente y los Balcanes. A esto hay que sumarle otro logro: la tregua humanitaria entre Armenia y Azerbaiyán, justo cuando se estaba desarrollando un conflicto bélico en la zona de Alto Karabaj.

Alto Karabaj: contexto del conflicto entre Armenia y Azerbaiyán

La guerra de Alto Karabaj, en la zona de Cáucaso, pero bastante próximo a Medio Oriente, es una pugna de larga date entre Armenia y Azerbaiyán en esta región y en varios distritos circuncidantes. La situación tadavía es bastante tensa, aunque se espera que con la tregua humanitaria se cese al fuego definitivamente, lo que permitiría una negociación que deje satisfechas a ambas partes. Una tarea nada simple, pues los azerbaiyanos afirman que el territorio en disputa está ilegalmente ocupado —internacionalmente está reconocido para ellos—, pero la zona está históricamente vinculada a Armenia, hecho innegable para la contraparte.

Para tener un contexto más amplio de lo que está ocurriendo, el mandatario ruso, Vladímir Putin, aseveró que los muertos en Alto Karabaj ya habían alcanzado los 5.000 y, por si fuera poco, apuntó contra Azerbaiyán por llevar a cabo una limpieza étnica contra Armenia.

Por su parte, los armenios han acusado a Azerbaiyán por pedir refuerzos de tropas especiales turcas en la zona del conflicto. Bakú negó que Ankara haya participado. El bando azerbaiyano también advirtió de injerencia internacional de Rusia en la guerra, un aliado histórico armenio.

En síntesis, ambas partes se han acusado no solo de impedir que las negociaciones diplomáticas prosperen, sino que también se han apuntado mutuamente por supuestamente romper con los anteriores ceses al fuego conseguidos por el Kremlin.

Es por ello que la actuación de un intermediario menos involucrado con las partes, EE. UU., ha resultado inequívocamente vital para lograr un nuevo alto fuego humanitario justo en el punto álgido del conflicto.

En el comunicado conjunto distribuido en Washington y firmado por los Gobiernos de Estados Unidos, Armenia y Azerbaiyán, los países en conflicto reafirmaron «su compromiso de implementar y cumplir el alto el fuego humanitario que acordaron en Moscú el pasado 10 de octubre».

Luego de resolver el problema urgente —detener los disparos y salvar vidas—, es importante señalar que las dos partes se reunirán en Ginebra el próximo 29 de octubre para intentar llegar a un acuerdo y solucionar el conflicto de Alto Karabaj respetando los principios básicos aceptados por los mandatarios de Armenia y Azerbaiyán. Esto según un comunicado del Grupo Minsk de la OSCE, conformado por Estados Unidos, Rusia y Francia.

A la espera de cómo se desarrollen los acontecimientos, es menester entender que este es una disputa compleja en una zona conflictiva y que, además, tiene intereses de dos de los países más que influyentes de esa región: Rusia y Turquía. Para la muestra de ello hay que recordar lo que decía el primer ministro armenio Nikol Pashinian a Efe: «Sin Turquía no habría guerra». Al régimen de Erdogan se le ha acusado de intervenir directamente en el conflicto a favor de Azerbaiyán para reducir la influencia rusa —aliado de Armenia—.

Según las cifras oficiales, esta guerra ya superó las mil muertes. El Ministerio de Defensa de Nagorno Karabaj informó que el número total de soldados armenios muertos alcanza los 974. Azerbaiyán, por su lado, informó de 65 civiles fallecidos, sin dar datos sobre su Ejército. Aunque, como se mencionó, Putin alertó que el número de bajas puede ser mucho mayor: 5.000.

Que se haya pactado un nuevo cese al fuego humanitario es un logro importante en la región. Esto no se habría logrado sin la mediación de la administración Trump, que demuestra una vez más su capacidad en la resolución de conflictos.

Ahora solo resta esperar que el 29 de octubre se pueda consensuar un acuerdo que culmine con una guerra que se ha llevado miles de vidas a lo largo de estos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Biden

El ABC de China para conquistar Occidente

Next Article
Amy Coney

Republicanos a un paso de confirmar a Amy Coney Barrett en la Corte Suprema

Related Posts
Total
0
Share