fbpx
Uvalde, Un país sin alma

Un país sin alma

No creo que este tipo de violencia se detenga con la prohibición de las armas

[Read in English]

Otro hogar roto. Otro niño que no vuelve de la escuela. Niños con cicatrices de por vida tratando de superar el dolor, la pérdida y el horror. Padres sin palabras que buscan sentido. Estamos familiarizados, demasiado quizás, con esta pesadilla. Hasta cierto punto, la ignoramos diciéndonos que “esto nunca ocurrirá en la escuela de mi hijo”, pero en realidad no lo sabemos, ¿verdad? Es solo una forma de sobrellevar la situación.

Tras la conmoción y la tristeza iniciales (en las que, una vez más, creamos elaborados argumentos para apoyar nuestra postura sobre la posesión de armas —sea cual sea—), comienza el período entre-tiroteos. Este es el período de quietud, el período indiferente, el período improductivo. Nuestros representantes dicen poco y hacen aún menos, como si no hubiera ocurrido ninguna masacre.

Los demócratas culpan sistemáticamente por cada tiroteo a los republicanos y afirman “esto es su culpa”, pero no hacen nada significativo (salvo discursos emotivos) cuando están en el poder. Los republicanos dicen “esto es a causa de la salud mental”, pero en su mayoría, muestran poca simpatía por los programas públicos de salud mental que podrían evitar que estos asesinatos en masa se materialicen.

Personalmente, no creo que este tipo de violencia se detenga con la prohibición de las armas. Sé lo desgarradora que es esta afirmación (todos queremos soluciones fáciles y rápidas), pero no resolveremos este problema si nuestro enfoque es defectuoso. La respuesta es más profunda, extremadamente compleja y requiere tiempo. Se trata de todo un reto de reeducación que debemos saber aplicar, una agresividad que debemos aprender a dominar.

Hablé con Nathalie, una amiga y madre de New Jersey, sobre la masacre de Uvalde justo después de los hechos. “La violencia siempre encontrará un camino de vuelta a nuestras calles y nuestras escuelas —dijo— no por falta de regulación, sino por nuestra falta de alma”.

Este artículo apareció originalmente el 28 de mayo de 2022 en el newsletter de El American. ¡Suscríbete gratis aquí!

How many people signed the Declaration of Independence?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Previous Article
Proyecto de ley Colombia

Estados Unidos renueva sus lazos con Colombia con proyecto de ley bipartidista

Next Article
Abu Akleh, El American

CNN miente: la "investigación" antisemita de la periodista árabe Abu Akleh

Related Posts
Total
2
Share