fbpx
vacunas obligatorias

Vacunas obligatorias de Biden, un peligroso precedente que viola libertades

Además el presidente desafió este viernes a los republicanos a que pongan a prueba sus nuevos requisitos de vacunación en las Cortes

[Read in English]

Los mandatos de mascarillas y vacunas obligatorias establecidos por Joe Biden y autoridades del Partido Demócrata empiezan a coartar las libertades de los americanos interfiriendo en su potestad de decidir si se inmunizan o no contra el COVID-19.

En diciembre de 2020 Biden llegó a decir que no promulgaría un mandato de vacuna: “No creo que deba ser obligatorio”, dijo en una conferencia de prensa en Delaware. Sin embargo menos de un año después incumple su palabra.

Vacunas obligatorias para entes públicos y privados

Las normas radicales a raíz de la pandemia cambiaron por completo la forma de vivir de los americanos al punto en que se les impide acudir a restaurantes, eventos sociales y escuelas, si no demuestran estar vacunados; o peor aún, pueden hasta perder sus empleos por no inmunizarse.

Si bien inmunizarse es necesario para reducir la mortalidad, aminorar los síntomas y de algún modo evitar el surgimiento de nuevas variantes, las nuevas imposiciones atentan contra el libre albedrío y la libertad de cada individuo.

La nueva lista de reglas estrictas a través de Órdenes Ejecutivas y cambios regulatorios federales establece que todos los empleadores privados con 100 o más empleados se aseguren de que sus trabajadores estén vacunados o se hagan la prueba semanalmente. La norma impactaría a más de 80 millones de americanos según estimaciones de la Casa Blanca.

Asimismo, los nuevos mandatos de Biden también requieren que todos los empleados y contratistas federales se vacunen, sin opción de exclusión voluntaria de pruebas, por lo que quienes trabajen para el Gobierno no tendrán la oportunidad de decidir.

Pero, además, las nuevas condiciones del presidente no solo afectan a los empleadores y al sector público. Biden también decidió interferir en requisitos que imponen espacios de propiedad privada.

“El plan del presidente requiere lugares de entretenimiento como estadios deportivos, grandes salas de conciertos y otros lugares donde grandes grupos de personas se reúnen para exigir que sus clientes estén vacunados o muestren una prueba negativa para ingresar”, dijo la Casa Blanca.

Con las nuevas medidas, Biden crea un peligroso precedente al interferir en las decisiones íntimas no solo de los americanos sino de propietarios de empresas privadas.

Tras el anuncio Biden fue criticado porque sus imposiciones violan los derechos de empleadores e individuos de tomar sus propias decisiones médicas.

“Él no tiene el poder para exigir esto”, dijo en Twitter el representante de Estados Unidos Thomas Massie.

“Si el Gobierno pudiera exigir la vacuna para los empleados y contratistas federales, requeriría una votación del Congreso. Es tiranía médica. La gente recordará a quienes les hicieron esto y quienes no hablaron”, agregó.

Pero los más de 80 millones de americanos no son los únicos afectados por mandatos radicales, en Los Ángeles, California, el Distrito Escolar Unificado, aprobó también la obligatoriedad de la vacuna para los estudiantes mayores de 12 años. Previamente los distritos escolares de Culver City (California) y Hoboken (Nueva Jersey) habían promulgado también la obligación de vacunarse o de someterse a pruebas para los alumnos y el personal.

Republicanos planean demandar

El Comité Nacional Republicano dijo que planea demandar al Gobierno de Biden después de que emitiera las dos Órdenes Ejecutivas radicales que requieren la obligatoriedad de las vacunas.

“Joe Biden les dijo a los americanos cuando fue elegido que no impondría mandatos de vacunas. Mintió. Ahora las pequeñas empresas, los trabajadores y las familias de todo el país pagarán el precio”, dijo la presidenta del RNC, Ronna McDaniel.

“Como muchos americanos, soy pro-vacuna y anti-mandato. Muchas pequeñas empresas y trabajadores no tienen el dinero o los recursos legales para luchar contra las acciones inconstitucionales y los decretos autoritarios de Biden, pero cuando su decreto entre en vigencia, la RNC demandará al administración para proteger a los americanos y sus libertades”, agregó.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, aseguró que su estado “está trabajando para detener esta toma de poder” que supone “un asalto a las empresas privadas”. Asimismo el gobernador de Wyoming, Mark Gordon, advirtió al fiscal general estatal que se prepare “para tomar todas las medidas” necesarias para bloquear la “extralimitación inconstitucional del Poder Ejecutivo de esta administración”.

En la misma línea, el gobernador Brian Kemp, de Georgia, se comprometió a poner en práctica “todas las opciones legales disponibles” para frenar “esta extralimitación descaradamente ilegal”.

Biden: “Inténtenlo”

Biden, además, desafió este viernes a los republicanos a que pongan a prueba sus nuevos requisitos de vacunación en las Cortes.

“Inténtenlo. Estoy muy decepcionado por el hecho de que, en particular, algunos de los gobernadores republicanos hayan sido tan negligentes con la salud de estos niños, tan negligentes con la salud de sus comunidades”, dijo Biden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
El Idiota de la Semana: Rolling Stone

El Idiota de la Semana: Rolling Stone

Next Article
Corte falla a favor de DeSantis y la prohibición de mandatos de máscaras en las escuelas se mantiene

Corte de Apelaciones falla a favor de DeSantis en cuanto a la prohibición de máscaras obligatorias en los colegios

Related Posts
Total
1
Share