fbpx

Vice: la revista que condena los valores conservadores mientras defiende la pedofilia

La normalización de los casos de personas abiertamente pedófilas son aún más preocupantes cuando la propia revista reseña y destaca casos de niños identificados como drag queens

[Read in English]

La revista canadiense-americana Vice tiene una línea editorial enrevesada que viene evolucionando con el pasar de los años. Algunos de sus titulares relativamente recientes (de hace 5 años) son enfáticos: «Mike Pence, el elegido por Trump como vicepresidente, es jodidamente homófobo»; en otros artículos, del año pasado, acusan tanto a Facebook como YouTube de no hacer lo suficiente para detener la «desinformación» proveniente de la derecha. Al gobernador de Florida, Ron DeSantis, se lo acusa infundadamente de suprimir el derecho al voto entre minorías.

En líneas generales Vice es un medio que representa perfectamente al mainstream media americano: culturalmente progresista y en contra del conservadurismo. No obstante, es bastante compleja de explicar.

Vice: progresista, pero no demócrata

Vice es una revista que desde sus orígenes fue controvertida. Nacida como una publicación punk, fue migrando a diferentes tópicos hasta convertirse en un medio con voz importante dentro de Estados Unidos tocando diferentes áreas de política nacional, internacional y temas socioculturales de interés general. Lo que bien diferencia a Vice de los medios tradicionales es que no es una publicación afín a los republicanos o demócratas.

¿Qué es Vice, entonces? Una revista urbana mayormente afín a causas progresistas, por ello, sus artículos son hostiles con los republicanos, sobre todo en temas como la Teoría Crítica de la Raza. Vice, paradójicamente,también es muy crítica de las Big Tech, pero no por la censura contra los conservadores, sino porque es «un medio de derechas» que, según argumentan, favorece a los medios mayormente afines a los republicanos.

La realidad es que Facebook al igual que Twitter y otras redes sociales, por las presiones de medios liberales y políticos demócratas, regulan severamente el contenido conservador en sus plataformas al punto que las denuncias por censura se están elevando drásticamente. Un caso emblemático fue las restricciones al New York Post por la exclusiva relacionada a Hunter Biden y sus polémicos negocios en el extranjero.

Vice también, como casi todo medio progresista, es crítico de Fox News, a quien acusaron reiteradamente de publicar desinformación y propaganda de derecha. Sin embargo, es curioso que la revista acuse a la cadena conservadora-de publicar fakes cuando ellos mismos publicaron un artículo donde se tachaba a la historia del New York Post sobre Hunter Biden de «dulce para la conspiración» cuando el propio hijo del presidente admitió que el portátil puede ser suyo y el FBI se encuentra investigando la situación. La revista también criticó a Facebook por fracasar «estrepitosamente» en la censura contra el Post.

La revista condena sistemáticamente a los medios y políticos conservadores, sin embargo, mientras lo hacen, también hacen apología de la pedofilia y normalizan que niños se identifiquen como personas sin género definido y se disfracen de drag queens.

Vice y su defensa a los «pedófilos no agresores»

«Esta comunidad en línea se llama a sí misma “Pedófilos Virtuosos” porque la mayoría de ellos afirman que nunca se han comprometido sexualmente con un menor. También afirman que nunca tienen la intención de hacerlo», reza la entradilla de un reportaje de Vice titulado: «Pasé un año viviendo con pedófilos “no agresores”».

Vice, la revista que hace apología de la pedofilia mientras condena a los conservadores

Este amplio reportaje de Vice narra la historia de varios pedófilos que se autodefinen como no agresores. Según ellos afirman, «jamás» intentaron abusar de un menor y no tienen la intención de hacerlo pese a que se sienten atraídos por niños.

Una de las estrellas del reportaje de Vice es un hombre llamado Gary Gibson, de 65 años, quien fue acusado por violación por una hija adoptiva que tuvo 12 años atrás.

«Jazzmyne Holden, que ahora tiene 20 años, tenía solo diez años cuando ella y su hermana se fueron a vivir con sus nuevos padres adoptivos Gary y Tabitha Gibson», se lee en un artículo del Daily Mail. «Holden pasó solo tres meses con los Gibson antes de que ella y su hermano fueran retirados por los Servicios de Protección Infantil después de los informes de que Gary había tocado a niñas pequeñas bajo su cuidado».

El caso fue investigado por la policía y no se presentaron cargos. Gibson niega la historia de Holden y dice que son recuerdos falsos.

Alexander McBride Wilson es el autor del reportaje de Vice, él comenta en la historia que «en el camino, la realidad de lo que hacía empezó a asentarse, y comencé a sentirme nervioso. Sin embargo, tras conocer a Gary y ser recibido en su vida durante una semana, me sentí tan cómodo que mi percepción de él se definió cada vez menos por su proclividad sexual. Lo mismo ocurrió con los demás. Por lo que vi, eran personas normales que trataban de seguir adelante con la vida de la misma manera que cualquier otra persona, mientras se enfrentaban a una carga que no habían elegido llevar».

Este reportaje de Vice donde se presenta la «normalidad» de las personas pedófilas, no es el único que hace apología a la sexualización de los niños. En un artículo, por ejemplo, la revista crítica a Twitter por cancelar a personas identificadas como pedófilas.

«Los sitios de redes sociales no pueden decidir cómo tratar a los pedófilos “no agresores”», dice el título de la pieza donde Vice, básicamente, cita a algunos doctores que defienden el activismo de estos pedófilos que insisten en que ellos no son personas potencialmente peligrosas y por ello no deberían ser cancelados de las redes sociales.

En otro artículo, Vice entrevista a Todd Nickerson, un hombre que nació manco definido como pedófilo-virgen de 43 años, quien supuestamente fue abusado cuando tenía 7 años. La historia de Nickerson —bastante trágica, por cierto—, es reseñada por la revista como tantos otros artículos para darle tribuna a médicos y expertos que abogan por una sociedad más abierta con la pedofilia. Ellos dicen que no todos los pedófilos son abusadores, aunque Nickerson, quien dice nunca tocó a un niño, admitió sentirse atraído por una niña de cinco años cuando él tenía 18.

La apología a la pedofilia y la normalización de los casos de personas abiertamente pedófilas son aún más preocupantes cuando la propia revista reseña y destaca casos de niños identificados como drag queens.

Para Vice es cool que un niño decida identificarse como persona sin sexo.

«Hablamos con niños que utilizan personajes drag para explorar y desafiar el género, y divertirse», reseñan en un artículo donde abiertamente destacan la historia de «niños drag» y se debate si estos chicos pueden o no «explorar el género sin juicio», explicando que «algunos argumentan que el drag no es el espacio para hacerlo porque está imbuido de historia queer que los niños aún no entienden».

En otro artículo, la revista destaca las fotos de niños disfrazados de drag queens en uno de los eventos organizados por RuPaul, conocido drag americano. En el artículo uno de los niños dice: «He estado haciendo drag desde que tenía dos años. Tomaba las toallas y sábanas de mi mamá y cualquier cosa que pudiera tener en mis manos y las convertía en trajes salvajes», unos párrafos después, se muestra la foto de dos padres con sus hijos en el evento drag; una niña de nueve con un vestido drag y otro niño de dos años vestido en un atuendo de dos piezas femenino.

Vice no es el único medio con estas ideas

Si bien Vice es realmente una revista activista; no es el único medio que normaliza situaciones controvertidas y polémicas con respecto a niños. Por ejemplo, The New York Times defendió un material animado sobre masturbación utilizado por una profesora para enseñarle sobre educación sexual a niños de 6 años. The Washington Post fue más allá y defendió la presencia del «sexo kink» en las marchas del Pride pese a que los niños asisten a dichas manifestaciones.

«Sí, el kink pertenece al Orgullo (Pride). Y quiero que mis hijos lo vean» es el título de ese artículo.

Luego estos medios, algunos más radicales que otros, identifican como malvados a los padres, diarios o políticos que no dejan que se normalicen cuestiones potencialmente dañinas para la formación de los niños. Una revista que enaltece a padres que visten a un niño de dos años con ropa drag femenina o normalizan la pedofilia de una persona acusada de violación es, en efecto, una publicación que va en contra del sentido común y la sensatez.

Los padres americanos y en otras partes del mundo deberían estar muy preocupados de medios como Vice que condenan a conservadores mientras, al mismo tiempo, defienden la pedofilia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Biden destruye el ahorro de los pobres y beneficia a los ricos con sus políticas económicas

Biden destruye el ahorro de los pobres y beneficia a los ricos con sus políticas económicas

Next Article
USA, dólares

FirstBank registra aumento de ingresos en Puerto Rico a pesar de la pandemia

Related Posts
Total
4
Share