fbpx



Life Without Liberty is Unthinkable, So Think About It

Vivir sin libertad es algo impensado, así que deberías pensar más sobre ello

Es importante. Preciosa. Indispensable. No tiene precio. La libertad es todo esto y más. Y, sin embargo, la gente a menudo la desecha a cambio de una ventaja o beneficio a corto plazo

[Read in English]

Declarar que la libertad es importante es un eufemismo monumental. Es mucho más que eso. Ni siquiera el adjetivo “precioso” le hace plena justicia.

Sin la libertad (o sin la esperanza de conseguirla alguna vez), me atrevo a decir que la vida misma apenas merecería ser vivida. Es indispensable para la singularidad o individualidad de cada persona. Si no eres libre de elegir, mientras no hagas daño a los demás, entonces no estás viviendo tu propia vida; otros (los amos de los esclavos, por ejemplo) están viviendo sus vidas a través de ti. George Orwell nos dio una escalofriante descripción de cómo sería el futuro sin libertad cuando escribió: “Imagina una bota pisando un rostro humano, para siempre”.

Para castigar a los peores criminales, toda sociedad priva al culpable de parte de su libertad. Quitarle la vida es extinguirla toda. En todo el mundo hay regímenes que hacen ambas cosas tanto a los inocentes como a los culpables. Si tienes conciencia, eso debería horrorizarte.

La libertad y el derecho se utilizan a menudo como términos intercambiables, aunque no son precisamente lo mismo. Es una distinción que vale la pena señalar, y remito al lector a un ensayo de Brian Miller, en el que se explica cuidadosamente la diferencia. Sin embargo, en las citas que cito a continuación, los dos términos se utilizan efectivamente como sinónimos.

No debería sorprender a nadie que algo tan crítico para la vida como la libertad haya producido un océano de pensamiento y acción a lo largo de los siglos. Desde los primeros registros hasta la actualidad, engendra violentas revoluciones e inspira elevados movimientos. Millones de personas han dado su vida por ella. La literatura está repleta de análisis, de homenajes y de exhortaciones a quienes se oponen a ella.

Importante. Preciosa. Indispensable. No tiene precio. La libertad es todo esto y más. Y, sin embargo, la gente suele desecharla a cambio de una ventaja o beneficio a corto plazo. Al parecer, necesitamos que se nos recuerde regularmente por qué es importante, preciosa, indispensable e inestimable.

Frases sobre la libertad

La libertad es el núcleo de algunas de las declaraciones más elocuentes jamás pronunciadas sobre cualquier cosa. Cuatro veces al año, en este espacio, ofreceré al lector una pequeña selección de esas declaraciones. Quién las pronunció es mucho menos importante que la sabiduría de cada declaración en sí. Piense en cada una de ellas. Habla con tus hijos y tus amigos sobre sus implicaciones. De este modo, haz que la libertad sea algo que nunca esté lejos de tus pensamientos, tus labios o tu corazón.


“Ahora bien, la libertad y el buen gobierno no se excluyen mutuamente; y hay excelentes razones para que vayan juntos. La libertad no es un medio para alcanzar un fin político superior. Es en sí misma el fin político más elevado. No se requiere para una buena administración pública, sino para la seguridad en la búsqueda de los objetivos más elevados de la sociedad civil y de la vida privada”. – Lord Acton.


“Mientras el pueblo no se preocupe por ejercer su libertad, los que desean tiranizar lo harán; porque los tiranos son activos y ardientes y se dedicarán en nombre de cualquier número de dioses, religiosos o de otro tipo, a poner grilletes a los hombres dormidos”. – Voltaire.


“El trabajo más impropio de cualquier hombre, incluso de los santos (que al menos no estaban dispuestos a asumirlo), es mandar a otros hombres. Ni uno entre un millón es apto para ello, y menos aún los que buscan la oportunidad”. – J. R. R. Tolkien.


“Si las tendencias naturales de la humanidad son tan malas que no es seguro permitir que la gente sea libre, ¿cómo es que las tendencias de estos organizadores son siempre buenas? ¿Acaso los legisladores y sus agentes designados no pertenecen también a la raza humana? ¿O creen que ellos mismos están hechos de una arcilla más fina que el resto de la humanidad?”. – Frederic Bastiat.


“La razón práctica para la libertad es que la libertad parece ser la única condición bajo la cual se puede desarrollar cualquier tipo de fibra moral sustancial. Hemos probado la ley, la coacción y el autoritarismo de varios tipos, y el resultado no es nada de lo que enorgullecerse”. – Albert Jay Nock.


“Una vez que se niega la verdad a los seres humanos, es pura ilusión tratar de liberarlos. La verdad y la libertad o van juntas de la mano o juntas perecen en la miseria”. – Papa Juan Pablo II.


“La sociedad que antepone la igualdad a la libertad no tendrá ninguna de las dos. La sociedad que antepone la libertad a la igualdad acabará con una gran medida de ambas”. – Milton Friedman.


“No puede haber mayor extensión del poder arbitrario que la que se requiere para arrebatar los niños a sus padres, enseñarles lo que las autoridades decretan que se les enseñe, y expropiar a los padres los fondos para pagar el procedimiento…. Un sistema educativo obligatorio sostenido por los impuestos es el modelo completo del estado totalitario”. – Isabel Paterson.


“Incluso los déspotas aceptan la excelencia de la libertad. La simple verdad es que desean conservarla para sí mismos y promueven la idea de que nadie más es digno de ella. Así, nuestra opinión sobre la libertad no revela nuestras diferencias, sino el valor relativo que otorgamos a nuestros semejantes. Podemos afirmar con convicción, por tanto, que el apoyo de un hombre al gobierno absoluto está en proporción directa al desprecio que siente por su país”. – Alexis de Tocqueville.


“El culto al Estado es el culto a la fuerza. No hay amenaza más peligrosa para la civilización que un gobierno de hombres incompetentes, corruptos o viles. Los peores males que la humanidad ha tenido que soportar fueron inflicados por malos gobiernos. El Estado puede ser y ha sido a menudo en el curso de la historia la principal fuente de maldad y desastre”. – Ludwig von Mises.


“La vida, la libertad y la propiedad no existen porque los hombres hayan hecho leyes. Por el contrario, fue el hecho de que la vida, la libertad y la propiedad existieran de antemano lo que hizo que los hombres hicieran leyes en primer lugar… Es imposible introducir en la sociedad un cambio mayor y un mal mayor que éste: la conversión de la ley en un instrumento de saqueo… Cuando la ley y la moral se contradicen, el ciudadano tiene la cruel alternativa de perder su sentido moral o perder su respeto por la ley”. – Frederic Bastiat.


“El epitafio más triste que se puede esculpir en la memoria de una libertad desaparecida es que se perdió porque sus poseedores no extendieron una mano salvadora mientras había tiempo”. – George Sutherland.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Duras críticas al New York Times por calificar de «infundado» el reportaje de Hunter Biden y su laptop

Duras críticas al New York Times por calificar de «infundado» el reportaje sobre Hunter Biden y su laptop

Next Article
Juez falla a favor de DeSantis en el asunto de mascarillas escolares: los padres podrán elegir

Juez falla a favor de DeSantis en el asunto de mascarillas escolares: los padres podrán elegir

Related Posts
Total
1
Share