fbpx
Saltar al contenido

Los Warriors golpean primero en San Francisco a los Mavs de Dončić

Los Warriors golpean primero en San Francisco

Los locales pisaron fuerte en estos primeros partidos por las finales de conferencia de la NBA. El martes, Miami Heat —de la mano de Jimmy Butler— derrotó a los Celtics Boston por 118-107 gracias a una gran segunda mitad. Los Warriors, que aún no pierden en el Chase Center en estos playoffs, no quisieron quedarse atrás y anoche golpearon primero a los Mavericks de Luka Dončić.  

El equipo de Steve Kerr dio, sin dudas, una exhibición de buen básquetbol en defensa y ataque; una caricia a los mejores años de la dinastía de los Warriors que acaba de dar un golpe sobre la mesa en la lucha por el título mientras busca su cuarto anillo en menos de ocho años.  

En ofensiva, Golden State no paró de producir jugadas llenas de pases, desmarques, cortinas y tiros abiertos desde el perímetro, dejando expuesta a la defensa de los Mavericks, que está entre las mejores de la liga.

Particularmente, en la primera mitad, los Warriors no contaron con unos Splash Brothers —Stephen Curry y Klay Thompson— finos de cara a las canastas; pero la segunda línea —Wiggins, Otto Porter Jr., Jordan Poole, Looney y Draymond Green— estuvo impecable. El dato es ensordecedor: juntos, Thompson y Curry lanzaron doce tiros de campo acertando solamente dos. Mientras tanto, el resto de los Warriors lanzaron para 18 sobre 23.

Dallas, mientras tanto, compitió relativamente bien en la primera mitad subiéndose a los hombros de Luka Dončić, quien, a pesar de la buena defensa de los Warriors, se las arregló para anotar 18 puntos en los dos primeros cuartos.

La defensa de Andrew Wiggins sobre Luka Dončić fue una de las claves de la victoria de Golden State. (EFE)

El problema para los Mavs es que desde la larga distancia sus tiradores estuvieron poco efectivos. Los Warriors defendieron bien la pintura, el perímetro y evitaron las segundas oportunidadesm dominando los rebotes; pero los Mavs colaboraron perdonando varios tiros abiertos que pudieron ser diferenciales para cortar los buenos momentos del equipo de Kerr y estrechar distancias.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Wiggins y Curry, las figuras de los Warriors

El partido tuvo dos grandes protagonistas. El primero fue el canadiense Andrew Wiggins, quien se llevó los flashes gracias a un gran aporte en ataque, pero, sobre todo, en faceta defensiva, donde se metió en el bolsillo a un incómodo Luka Dončić, que sufrió el juego físico e intenso de los Warriors. Pocas veces se lo vio al esloveno superado y eso, definitivamente, fue una de las claves del cotejo.

El otro protagonista no fue otro que Stephen Curry. Una vez más, El Chef fue diferencial para sentenciar el partido a favor de su equipo en la segunda mitad. En un período de menos de dos minutos, al comienzo del tercer cuarto, Curry anotó par de triples liderando una racha de 10-0 a favor de los Warriors que llevaba la diferencia a 19. En ese período, Dončić perdió dos balones consecutivos y Dallas tomó un par de tiros de mala calidad gracias a la intensidad defensiva de los locales.

Hasta ahora, los playoffs de Curry, al igual que los de Wiggins, están siendo muy dominantes. Sin dudas los dos mejores jugadores de los Warriors en postemporada y dos de los más destacados en general.

El tercer cuarto fue demoledor para los Mavs. Pues a la exhibición de Curry se le sumaron las canastas de Thompson y la presentación de Jordan Poole, quien no paró de anotar bandejas y tiros brutalmente estéticos como la del final del tercer período. Una oda al propio Curry, que minutos atrás había hecho un punto similar.

La gran canasta de Jordan Poole al finalizar el tercer cuarto. (EFE)

La diferencia fue tanta, no solo en el resultado, sino en el juego, que el propio Curry descansó todo el último período y los Mavs sacaron bandera blanca antes de entrar en el clutch.

El primer golpe lo dieron los Warriors, pero Dallas ya sabe lo que es remontar un 1-0 e incluso un 2-0 en contra en esta postemporada. No obstante, enfrente tuvieron a dos equipos sin fuego sagrado y experiencia ganadora. Hoy delante está la dinastía de Golden State, Curry, Thompson y Green; que ganó 19 series sobre 20 cuando ganaron un primer partido, lo que vuelve el reto aún más complicado para Dončić y compañía.

La próxima cita entre ambos es el viernes, de nuevo en San Francisco. Mientras tanto, hoy se juega el segundo partido entre Miami y Boston. Otra serie que se avizora cerrada y definida en los detalles.

Total
0
Share