fbpx
Saltar al contenido

La Agencia Internacional de Energía Atómica condena a Irán por ocultar información

Irán, El American

Available: English

[Read in English]

La reunión de la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA) esta semana en Viena fue clave. Washington, Londres, París y Berlín presentaron una resolución crítica con Teherán, por no responder las consultas sobre uranio en sitios no declarados.

El texto expresa profunda preocupación por la insuficiente cooperación iraní, a pesar de los numerosos planteos de la agencia. Por primera vez en dos años se votó una acusación directa a los ayatolás. 70 países se inscribieron para hablar antes de la votación, demostrando la amplia preocupación internacional. La moción fue aprobada por 30 a favor, dos en contra y tres abstenciones. 

Israel recibió con “beneplácito la resolución de la Junta de Gobernadores de la OIEA, que demuestra que Teherán está violando sistemáticamente los compromisos internacionales”. El mundo debe unirse para apoyar la integridad del OIEA y actuar contra la búsqueda de armas nucleares por parte de Irán

El hecho ocurrió tras un informe del director de la OIEA, el argentino Rafael Grossi, afirmando que “Irán no ha proporcionado explicaciones técnicamente creíbles”. Hace unos meses las potencias parecían estar cerca de un nuevo acuerdo, que incluía el monitoreo del programa nuclear. Pero la República Islámica planteó una demanda absurda: que la Guardia Revolucionaria Iraní (GRI) sea eliminada de la lista americana de grupos terroristas. Washington rechazó esta exigencia y en marzo las negociaciones se interrumpieron.

"*" señala los campos obligatorios

Do you believe the FBI was planting evidence during the Mar-A-Lago raid?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

El miércoles, Irán afirmó que impedirá supervisar sus sitios nucleares. La dictadura persa ha desconectado cámaras de vigilancia en diferentes instalaciones nucleares. Se trata de bases ubicadas en Teherán, Isfahan y Natanz. En esta última se ubica la principal planta enriquecedora de uranio, de posible uso militar. 

La decisión puede significar el golpe final al diálogo en Viena y constituye el último desafío islámico, mientras que fortalece las peores sospechas. Las cámaras son fundamentales para verificar el avance del programa nuclear. Los inspectores ya no podrán garantizar la “continuidad del conocimiento” sobre sus actividades.

Irán está muy cerca de tener el material suficiente para construir una bomba atómica. Ya en 2021 suspendió el pleno acceso de los expertos a su programa nuclear. Desde entonces las cámaras de vigilancia de la agencia grababan todos los avances nucleares en discos duros, que los inspectores podrían revisar. El futuro acceso a este material ahora no es seguro. La meta es que todo lo que estaba instalado sea desmantelado, provocando la ceguera internacional. Si Irán no restablece el funcionamiento de las cámaras, constituye un golpe mortal a toda verificación. Este hecho implica nula transparencia y total incertidumbre.

La opción militar

Mientras este duelo se desarrolla en Viena, Israel espera que comience un proceso que elimine el programa islámico destinado a construir armas atómicas y misiles que puedan transportarlas. Esta capacidad en manos de un régimen totalitario y extremista representa un peligro global, al igual que ocurre con Corea del Norte.

Ante el “Comité de Asuntos Exteriores y Defensa” de la Knesset, Naftalí Bennett detalló que hubo ideas concretas para cambiar el acuerdo nuclear, que pudieron hacerlo aceptable. Este comentario confirmó que Jerusalén exhortó a Washington a lograr un nuevo plan. Implicaba anular ciertas restricciones a cambio de mantener el control del programa atómico, y las potencias impondrían sanciones totales si Irán no cumplía. 

De todos modos, Israel nunca fue optimista acerca de la diplomacia con Teherán. No con este régimen teocrático. Bennett informó que explicó a Grossi que continúa reservándose la libertad de actuar contra el programa nuclear, en cualquier momento, con o sin un acuerdo. Reiteró su opinión de que Irán es la cabeza de un pulpo con tentáculos, y que Israel atacará la cabeza y no solo sus grupos terroristas satélites. 

El mes pasado, el Mossad frustró un complot de la GRI. Desde entonces, tres altos funcionarios iraníes murieron: el coronel Hassan Sayad fue asesinado en su auto, el militar Ali Esmaelzade cayó de un balcón y el científico espacial Ayoob Entezari murió envenenado. Una explosión en el complejo militar Parchin provocó daños esta semana. 

Israel ha desarrollado técnicas para que sus aviones de combate F-35 vuelen a Irán sin necesidad de reabastecimiento. Pueden además transportar una nueva bomba de una tonelada protegida contra las interferencias. Mientras las potencias agotan la opción diplomática, Jerusalén continua su preparación contra la amenaza iraní, basándose en que no puede confiar más que en su propia fuerza. Lecciones de la historia.

Total
18
Share