fbpx

Putin pone en jaque a Biden y a la OTAN: con amenaza de invasión le demuestra a Ucrania que está sola

Putin pone en jaque a Biden y a la OTAN: con amenaza de invasión le demuestra a Ucrania que está sola

Funcionarios americanos dijeron que están abiertos a discutir sobre la posibilidad de disminuir posibles despliegues de misiles ofensivos en Ucrania

[Read in English]

Tras un 2021 con una imagen debilitada, Joe Biden inicia el 2022 con la oportunidad de evitar una de las mayores crisis geopolíticas desde la Guerra Fría. Las conversaciones de Estados Unidos con Rusia buscan impedir una invasión en Ucrania que podría poner en jaque la seguridad de Europa y del mundo. Este lunes 10 de enero funcionarios rusos y americanos se reunieron para discutir la acumulación a gran escala de tropas rusas en la frontera de Ucrania.

Mientras el presidente ruso Vladímir Putin siembra una amenaza creíble, Estados Unidos como la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) parecen demostrarle a Ucrania que está sola.

Rusia niega la intención de invasión al tiempo en que acumula a unos 100,000 soldados cerca de Ucrania en respuesta a lo que dice es una amenaza a su propia seguridad procedente de Occidente, y acusa a la OTAN de intentar invadir su patio trasero al tener vínculos militares con Ucrania y le ha exigido que detenga su alcance en los países del este.

Biden discutió dos veces la acumulación de tropas rusas con el presidente Putin y advirtió que Moscú enfrentaría “graves consecuencias”, incluidas sanciones económicas y financieras sin precedentes, si atacaba a su vecino. 

El secretario de Estado, Antony Blinken, dijo el domingo que Rusia tenía que elegir entre el diálogo y la confrontación, y advirtió en declaraciones a CNN que habría “consecuencias masivas para Rusia si renueva su agresión a Ucrania”.

Para bajar las tensiones, funcionarios americanos dijeron que están abiertos a discutir sobre la posibilidad de reducir posibles despliegues de misiles ofensivos en Ucrania, y poner límites a los ejercicios militares americanos y de la OTAN en Europa del Este, si es que Rusia está dispuesta a retroceder con Ucrania.

Al mismo tiempo, la Casa Blanca ha instado a Rusia a ayudar a crear un entorno positivo para las próximas conversaciones retirando sus tropas de áreas cercanas a Ucrania. Moscú ha rechazado la sugerencia al afirmar que puede desplegar sus fuerzas donde lo considere necesario en su propio territorio y describiendo la acumulación como una respuesta a los movimientos “hostiles” de la OTAN. 

Rusia - Ucrania
Ucranianos y activistas de diferentes países de la antigua Unión Soviética asisten a la concentración “Dile no a Putin” en el centro de Kiev. (EFE)

¿Rusia manda?

Cuando se le preguntó el viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Ryabkov, durante una conferencia de prensa del mes pasado, si podía garantizar que Rusia no invadirá Ucrania, respondió con enojo: “Necesitamos garantías legales de la no expansión de la OTAN y la eliminación de todo lo que la alianza ha creado desde 1997″.

“Rusia ha intentado mostrar flexibilidad durante los últimos 30 años y ya es hora de que la otra parte sea flexible”, dijo. “Si no son capaces de hacerlo, se enfrentarán a un deterioro de su propia seguridad”, sentenció.

Moscú ha publicado dos proyectos de acuerdo en los que expone sus exigencias para rebajar las tensiones en la frontera ucraniana. Estas demandas incluyen el retroceso de los despliegues de la OTAN en Europa del Este a algún punto de la década de 1990, lo que significa que muchos países vecinos de Rusia y que estaban bajo el control de la Unión Soviética estarían menos protegidos por la alianza.

Las demandas del Kremlin, calificadas de irrealizables, han alimentado las sospechas de Estados Unidos: Moscú busca hacer colapsar las conversaciones y luego usarlas como pretexto para una acción agresiva. Los diplomáticos rusos han repudiado esta afirmación. 

El profesor Michael McFaul, exembajador de Estados Unidos en Rusia, advirtió que las actuales negociaciones no se están dando entre iguales porque “Putin amenazó con la guerra para obtener concesiones”.

“Esta es una situación de rehenes, no una negociación normal entre serios iguales […] Cada vez que se habla de la expansión de la OTAN sin mencionar también la anexión de Crimea (o Abjasia, etc.), se está haciendo eco de los puntos de conversación de Putin”, dijo.

“Una negociación genuina y sustantiva sobre la seguridad europea debe tener sobre la mesa todas las amenazas para Europa, no solo la lista de deseos de Putin”, sentenció.

Joseph Humire, experto en seguridad global y director ejecutivo del Centro de Estudios para una Sociedad Libre y Segura, dijo en una entrevista para El American que “Biden tiene que aumentar los costos para Rusia y tiene que demostrar algo más que palabras”.

“No tomar acción o no implementar una medida es elegir no hacer nada, y eso manda señales negativas. Putin lo está analizando de manera muy astuta”, dijo el especialista.

Para Humire es momento de que Biden asuma una posición más fuerte, sobre todo luego del debilitado retiro de tropas de Afganistán, donde habría demostrado vulnerabilidad ante el mundo.

“Si esto no se resuelve de manera inmediata, el mensaje para el mundo será catastrófico. Todos los regímenes en el mundo ven la debilidad como una señal para actuar”, dijo Humire en relación con el papel de Biden y la falta de acción ante las amenazas.

Lo que se viene si Rusia avanza

Funcionarios de la OTAN dijeron a CNN que es una oportunidad para que la alianza establezca una posición firme y unificada: “si Rusia recrudece las tensiones, se enfrentará a graves consecuencias económicas. Usaremos herramientas que no se desplegaron en 2014”.

Pasi Eronen, analista del Centro de Investigación de Estudios sobre Conflictos, dijo que “capitular ante demandas irreales haría que la situación general fuera mucho más peligrosa, ya que alentaría al Kremlin a actuar agresivamente”.

Humire explicó que la guerra que estaría imponiendo Putin no es solo convencional con movimiento de militares. Asegura que la información y la propaganda también es una especie de guerra porque el presidente ruso está buscando cambiar la historia a su favor para que luego todas sus acciones sean respaldadas.

“Cuando Putin incrementa su presencia militar también incrementa su propaganda y eso es lo que puede ayudarlo a ganar parte de sus objetivos. La información también es guerra. Putin ha logrado trabajar la percepción de los rusos a favor de sus acciones en Ucrania. Lo que está sucediendo es grave, no solo por la amenaza militar, sino también por cómo está cambiando la percepción. Él no solo quiere invadir Ucrania, sino que la comunidad internacional lo respalde”, explicó.

“Es hora de hablarle claro a Ucrania”

Dmytro Kuleba, ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, reaccionó en redes sociales ante las demandas de Rusia: “Llamemos a las cosas por su nombre. Putin exige a Estados Unidos, la OTAN y la UE que acepten la esfera de influencia de Rusia sobre los estados vecinos soberanos. Pero la Guerra Fría terminó, al igual que las esferas de influencia. Las demandas de Putin son ilegítimas y dañinas para la paz y la seguridad internacional”.

En una entrevista para El American, César Sabas, experto en relaciones internacionales y seguridad internacional, dijo que “es hora de que Estados Unidos le hable claro a Ucrania”.

El especialista explicó que siente que “Ucrania está sola” y que a medida que Rusia moviliza sus tropas no ve el mismo movimiento por parte de la OTAN y Estados Unidos: “Yo no veo a ningún país de Europa movilizando a sus tropas, mucho menos a Estados Unidos que se acaba de salir de Afganistán, para defender a Ucrania”.

Sabas explicó que el interés de Rusia es evitar que Ucrania se una a la OTAN porque entre ambos países no hay fronteras naturales: “Rusia no se puede permitir que haya tropas de la OTAN en Ucrania porque eso significa que Rusia estaría desprotegido”.

¿Qué busca Rusia?

Sabas considera que Rusia no invadirá Ucrania a corto plazo porque el “verdadero proyecto de los rusos, que es a largo plazo”, es reunificar el “Imperio de los zares” que era Rusia, Bielorrusia y Ucrania.

“Si Rusia hoy invade Ucrania puede haber una guerra sangrienta y cruenta que a largo plazo no generará unión entre los pueblos. Sin embargo, lo que Rusia busca es demostrar a Ucrania que está sola ante Occidente, pedirle que se acerque y llegar a acuerdos, y a largo plazo extenderse”, consideró el especialista.

Humire manifestó que está de acuerdo con Sabas, pero hizo la salvedad de que la intención de invadir Ucrania no necesariamente está separada de demostrarle que está sola.

“Rusia se está preparando para tener esa opción de invadir, pero estoy de acuerdo con que también está demostrando que Ucrania no tiene aliados. El principal aliado de Ucrania debería ser la OTAN y está muy debilitada […] Putin sabe que la amenaza debe ser creíble, así que Rusia puede pensar en invadir a Ucrania al mismo tiempo en que le demuestra que está sola”, sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Instan a los americanos a realizar donaciones de sangre ante niveles "peligrosamente bajos" de reservas

Instan a los americanos a realizar donaciones de sangre ante niveles "peligrosamente bajos" de reservas

Next Article
Investigadores de Harvard descubren que el consumo de aceite de oliva reduce la mortalidad prematura

Investigadores de Harvard descubren que el consumo de aceite de oliva reduce la mortalidad prematura

Related Posts
Total
10
Share