fbpx
Anti-socialist Squad

«The anti-socialist squad»: un muro de contención en el Congreso

Tres mujeres y un hombre que crecieron o huyeron de regímenes socialistas llegaron al Congreso de EEUU: se trata de María Elvira Salazar, Nicole Malliotakis, Carlos Giménez y Victoria Spartz

[Leer en inglés]

«Se ha formado una alianza natural entre los nuevos miembros del Congreso cuyas familias huyeron del socialismo o el comunismo para lograr el sueño americano», dijo en su cuenta en Twitter la congresista Nicole Malliotakis, hija de inmigrantes griegos y cubanos, destacando la nueva alianza por la libertad que existe en el Congreso: the anti-socialist squad, conformado por María Elvira Salazar, la propia Nicole Malliotakis, Carlos A. Giménez y Victoria Spartz, todos asambleístas por el Partido Republicano.

«The anti-socialist squad», un muro de contención contra el socialismo en el Congreso. Así lo presentó la cubanoamericana Nicole Malliotakis.
María Elvira Salazar, la periodista galardona que hoy hace política

Tras caer en las elecciones del 2018 en el Distrito 27 de la Florida, María Elvira Salazar volvió a la carga en las generales del 2020 contra la demócrata Donna Shalala. Con el apoyo del presidente Donald Trump, María Elvira se tomó una revancha y ganó los comicios que le permitieron alcanzar la Cámara de Representantes y ahora integrar este anti-socialist squad.

Salazar es una periodista reconocida. Estuvo cara a cara con el tirano Fidel Castro, el dictador Augusto Pinochet y varias figuras históricas de la política estadounidense e hispanoamericana: Bill Clinton, George Bush, Álvaro Uribe, entre otros. Trabajó para Telemundo durante tres décadas luego de ser presentadora en Mega TV, también formó parte del staff periodístico de CNN en español y de Univisión.

Para las elecciones generales celebradas el pasado 3 de noviembre, la ahora congresista manejó una retórica dura contra del socialismo. Eso, sumado a la cercanía con la comunidad hispana en Florida, fue clave para romper los pronósticos de las encuestadoras que posicionaban a Shalala a la cabeza. El azul demócrata se quedó en los medios y la realidad ahora marca un Distrito 27 rojo republicano.

The anti-socialist Squad, María Elvira Salazar, Nicole Malliotakis, Carlos Giménez, Victoria Spartz
María Elvira Salazar junto a Carlos A. Giménez, ambos congresistas electos en Florida y que forman parte del «anti-socialist Squad». (Twitter).

Un hecho que seguro tuvo mucha influencia en las urnas fue el debate entre Salazar y Shalala. «El socialismo es el infierno y la señora Shalala se declaró socialista», esbozó contra la demócrata, quien intentó defenderse argumentnado que, en realidad, es capitalista y que ella había condenado regímenes socialistas como el de Nicolás Maduro. Pero eso no concuerda con lo afirmado por ella misma, pues anteriormente se había declarado “socialista pragmática“.

La victoria de Salazar representa una bocanada de aire fresco para quiénes defienden las ideas de la libertad y los valores tradicionales americanos. Quizás fue una de las elecciones para el Congreso donde mayores tensiones ideológicas existían. Shalala, ubicada más a la izquierda progresista, y Salazar a los principios «conservadores, cristianos y de sentido común», como ella misma ha manifestado.

Ahora el reto es gigante: luchar contra el socialismo y las ideas de izquierda más radicales, no desde el periodismo, sino desde la política junto a sus compañeros del anti-socialist squad.

Nicole Malliotakis, única republicana representando a New York

Otra de las integrantes de este anti-socialist squad es Nicole Malliotakis. Hija de migrantes cubanos y griegos y es una de las dos primeras mujeres grecoamericanas elegidas para un cargo en el estado de Nueva York. Aunque también se le llama cubanoamericana, aunque su padre sea griego.

En 2017 fue la candidata republicana para disputar las elecciones de alcalde en la ciudad de New York, pero el resultado no fue el mejor y cayó vencida por el demócrata —actual alcalde — Bill de Blasio.

Pero en 2020 la situación fue diferente para Malliotakis. Con el apoyo de su partido, fue la única republicana electa para representar a la ciudad de New York en el Congreso.

La grecoamericana venció a Max Rose, con lo que el distrito 11º neoyorquino pasó de demócrata a republicano. En ese sentido, la estrategia discursiva de «ley y orden» de Malliotakis tuvo mucho sentido, en especial porque en su distrito existe una cantidad nada reprochable de rescatistas, bomberos y policías que vivieron como New York se vio sometida por las manifestaciones “antirracistas” que muchas veces terminaron en violencia, saqueos y vandalismo bajo la inacción demócrata.

Malliotakis, anti-socialist Squad
Malliotakis, del anti-socialist squad, recibe el apoyo de los jefes de bomberos. (Twitter)

La congresista, de hecho, tuvo el apoyo del sindicato de policías y a Rose le pasaron factura por no haber apoyado lo suficiente al departamento.

En una entrevista para Radio Televisión Martí, la cubanoamericana prometió apuntar contra el mensaje socialista de Ocasio-Cortez en el Congreso: «Lo importante para la ciudad de Nueva York es que seré una voz alterna a la de Alexandria Ocasio-Cortez, quien ha propagado el socialismo aquí en la ciudad, y ha logrado que sean ocupados escaños adicionales socialistas en la legislatura neoyorquina y en Washington, y tenemos que estar seguros de tener una perspectiva alterna y eso es lo que yo represento», argumentó la flamante asambleísta.

Carlos A. Giménez, la confirmación del crecimiento republicano en Miami-Dade

Carlos Giménez es un cubanoamericano con una buena trayectoria política en su espalda. Fue alcalde de Miami-Dade y esta victoria para alcanzar un escaño en el Congreso, junto al triunfo de María Elvira, representa el crecimiento del Partido Republicano entre hispanos en Miami y el fortalecimiento del anti-socialist squad.

El republicano se impuso por cuatro puntos porcentuales a la demócrata, y actual representante del distrito electoral 26, Debbie Mucarsel-Powell, congresista de origen ecuatoriano que llegó a la Cámara Baja tras ganar en 2018.

El apoyo que recibió Giménez por parte del presidente Trump fue clave para su triunfo. También fue de vital importancia el respaldo de la comunidad cubana en Miami-Dade, el condado más poblado de toda Florida que históricamente fue un bastión demócrata, pero que en estas elecciones generales tuvo una reducción importante de votos entre ambos partidos. Hillary Clinton, por ejemplo, venció a Trump por un margen de 30 puntos en 2016, Joe Biden apenas logró un 7 % de diferencia.

Al igual que la periodista Elvira Salazar, Giménez es de una familia que huyó de la tiranía castrista, y sus posturas políticas son claramente en contra del socialismo. El cubanoamericano le mencionó al Diario Las Américas el peligro de la postura radical que se estaba viendo en el partido de Joe Biden: «Hay elementos del Partido Demócrata que son extremistas, que incluso se catalogan como socialistas».

La noche que se proyectó su victoria, el congresista mencionó que el distrito mostró un «rechazo al socialismo y los demonios del socialismo y el comunismo», por lo que se presume que será un aliado fuerte de este anti-socialist squad en el Congreso americano.

Tuit del congresista Giménez donde menciona al anti-socialist squad.
Victoria Spartz, una ucraniana-americana que triunfó en Indiana

La historia de Victoria Spartz es probablemente la más emocionante dentro del anti-socialist squad republicano. Es una granjera profesional y empresaria que lucha por reducir el tamaño del Estado, promueve los valores tradicionales americanos y creció en la Ucrania soviética, por lo que conoce, de primera mano, la trágica realidad de los países donde se implementa el socialismo.

El pasado lunes, durante una entrevista en Fox News, la congresista en Indiana dio una masterclass no solo advirtiendo el peligro de las ideas socialistas, sino que también recordó lo que es EE. UU. como nación: «Tenemos que valorar nuestras libertades porque somos la república más grande que ha existido».

Spartz, Anti-socialist Squad
Victoria Spartz, del anti-socialist squad, durante su campaña (Twitter)

Ese sentido de verdadero patriotismo por parte de una americana de orígenes ucranianos, madre de dos hijas estadounidenses, esposa y trabajadora, es el que seguramente inspirará a muchos jóvenes que hoy necesitan volverse a sentir orgullosos de ser americanos.

Spartz es de esas personas que conocen lo que es vivir en un país socialista y verse en la obligación de migrar o huir a otras naciones en búsqueda de nuevas oportunidades. Por eso su testimonio en la Cámara baja serán un muro de contención para los impulsos socialistas que yacen en el Congreso.

«Crecí en un país socialista, la República Socialista de Ucrania. Vi lo que pasa cuando se queda sin dinero y no es bonito», expresó Spartz en Fox News.

Intervención de Victoria Spartz, una de las representantes de este anti-socialist squad.

La congresista animó a todos los americanos a «ser buenos estudiantes de historia», porque solo así se puede apreciar cómo el socialismo es un «sistema insostenible», pues en donde se implementó fracasó. Spartz añadió que «muchos jóvenes murieron» cuando Estados Unidos luchó contra el socialismo.

«Llevé a mis hijos a las playas de Normandía y se puede ver cuántos niños murieron luchando por las libertades. Cuántas guerras se libraron y se ganaron», esbozó la representante del GOP en Indiana.

«The anti-socialist squad», un contrapeso necesario

La irrupción del ala más radical del Partido Demócrata en el Congreso, vinculada al progresismo y socialismo, ha ocasionado la creación de un contrapeso natural, uno importantísimo y que, más allá de estar en el Partido Republicano, se encuentra en el lado de la libertad y de los valores tradicionales de los Estados Unidos de América.

Hoy los conservadores pueden celebrar, pues nació un equipo vital para defender el sueño americano, un muro de contención contra la barbarie socialista: «the anti-socialist squad».

Total
6
Shares
1 comment
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Davos, Forum,

Foro de Davos: la trampa globalista contra la libertad

Next Article
Biden promete diálogo y unidad, ¿será?

Biden habla de unidad, ¿le creemos?

Related Posts
Total
6
Share