fbpx
antonio garcía martínez

Antonio García Martínez destroza a los conservadores afines a Putin en su aparición con Joe Rogan

“Ucrania está viviendo lo que Clausewitz llamaría guerra total, todos los recursos de la sociedad están orientados a un objetivo, que es echar a los invasores rusos”

[Read in English]

Antonio García Martínez es un empresario tecnológico y autor cubano-americano que se ha convertido en un elemento básico en Twitter conservador desde su visita a Joe Rogan, donde discutieron su último viaje a Ucrania; la voluntad del pueblo ucraniano de luchar contra la invasión rusa; y por qué la reciente fascinación de algunas personas de la derecha con el régimen de Putin como respuesta a la política interna es un terrible error.

Martínez, que es hijo de cubano-americanos que huyeron del régimen castrista, pasó semanas viajando por la frontera polaca con Ucrania y fue a Lviv, la ciudad más occidental del país, donde fue testigo de primera mano de los efectos que la guerra está teniendo en la conciencia nacional ucraniana, de cómo la guerra que los ucranianos están librando contra los rusos es una “guerra total”, dijo.

antonio garcía martínez
Los soldados ucranianos llevan un mes librando una heroica resistencia contra las tropas rusas (Imagen: EFE)

¿Cómo es la “guerra total” en el siglo XXI?

Martínez fue a Ucrania occidental para informar sobre los esfuerzos del gobierno israelí para evacuar a los judíos ucranianos de la zona de guerra. Quedó realmente asombrado por la escala del conflicto y por la forma en que todo un país puede verse de repente envuelto en un conflicto existencial en cuestión de semanas.

Antonio observó cómo millones de personas se han visto obligadas a convertirse en refugiados debido a la invasión, y se asombró de la magnitud del conflicto. Al entrar en una estación de tren polaca, vio un “flujo constante de madres y refugiados” que han huido de su país. Martínez describió el modo en que los civiles polacos se han movilizado para ayudar a los refugiados ucranianos que han ido llegando al país, y señaló que prácticamente toda la “atención a los refugiados viene de la mano de voluntarios y ONG, no hay tanta organización de arriba abajo”.

La guerra en Ucrania, según lo que experimentó Martínez, es totalmente diferente a lo que ha vivido cualquier persona en Estados Unidos o en el mundo occidental. Explicó que, aunque ya había estado en países en conflicto, nunca había presenciado el nivel de compromiso total con la guerra que vio en Ucrania.

Is Biden to Blame For The Dramatic Rise of Inflation?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Martínez viajó al oeste de Ucrania durante las primeras semanas de la invasión (Imagen: EFE)

Martínez señaló que, aunque Estados Unidos ha estado involucrado en montones de guerras y conflictos, la guerra “no ha sido una experiencia directa (…) tu vida y mi vida no cambian realmente”. Ucrania, sin embargo, es totalmente diferente. “Ucrania está experimentando lo que Clausewitz llamaría guerra total, todos los recursos de la sociedad están orientados a un objetivo, que es echar a los invasores rusos”.

En Ucrania, todo el país está colaborando para ayudar al esfuerzo bélico, “todo el mundo en esa sociedad está luchando en el frente (…) apoyando a esos combatientes (…) o es un refugiado”, y la vida cotidiana de los civiles ucranianos está ahora totalmente definida por la guerra en curso, y de qué manera. Contó la historia de cómo vio a un grupo de escolares que cantaban canciones patrióticas mientras llenaban sacos de arena, como una forma de ayudar al esfuerzo de guerra, ya que son demasiado jóvenes para ser voluntarios para luchar.

Aunque aclaró que no es un experto militar, Antonio dijo que no ve la manera de que los rusos puedan retener el país de alguna manera. “Los ucranianos son supernacionalistas, (…) ven esto como el momento del nacimiento de su nación”, y duda que Putin tenga la mano de obra que se necesitará para ocupar un país de ese tamaño.



Antonio García Martínez dice que los conservadores que apoyan a Rusia son como los “hippies que apoyaban a Cuba hace 20 años”.

Mientras los ucranianos han estado luchando por su país, algunos americanos se han debatido sobre la posición que deben adoptar ante la invasión rusa. Aunque una abrumadora mayoría de republicanos apoya a Ucrania y condena la invasión rusa, ha habido algunos expertos conservadores que básicamente han repetido los argumentos del Kremlin o han dedicado más tiempo a criticar el apoyo universal a Ucrania que la propia invasión rusa.

Martínez arremetió contra este grupo de personas, diciendo que parece que algunas personas de la derecha han decidido pensar, debido a los traumas y fracasos de la intervención en Irak o Afganistán, que Estados Unidos no puede tener una influencia positiva en el mundo y que cualquier tipo de intervención o apoyo no traerá ningún efecto positivo sobre el terreno, una opinión que es “muy decepcionante”.

Criticó a la “Nueva Derecha” por este tipo de argumentos, diciendo que “es raro que la derecha se esté volviendo un poco anti-América” y argumentó que algunos conservadores tienen debilidad por la Rusia de Putin ya que es “antidespierta, y está en contra de mucho de lo que les disgusta del occidente liberal”. Además, señaló que incluso dentro de esta línea de pensamiento apoyar a Rusia no tiene sentido, ya que “su asistencia a la iglesia es menor que la nuestra, su tasa de natalidad es menor que la nuestra, todos los males de la sociedad (…) con los que los trads (tradicionalistas) están obsesionados, Rusia los sufre tanto o más que nosotros”.

Martínez había criticado antes la costumbre americana de proyectar las disputas domésticas e internas en cualquier país extranjero, “tenemos este lujo en Estados Unidos (…) tomamos el mundo exterior y proyectamos nuestra neurosis política doméstica en ellos”.


También criticó el modo en que muchos parecen ser escépticos con respecto a Ucrania solo porque personas que habían apoyado causas “woke” a las que antes se oponían, ahora apoyan plenamente a Ucrania. Martínez señaló que el hecho de que algunas personas con las que no estás de acuerdo estén a favor de algo no cambia el hecho de que Ucrania tenga razón, y preguntó a esos escépticos de Ucrania “¿eres realmente un pensador independiente o solo un imbécil contrariado?”.

Martínez declaró que debatir sobre Ucrania con este tipo de grupos era como “debatir con hippies sobre Cuba hace 20 años” y dijo que aquellos que tienden a pensar que Estados Unidos es el peor lugar del mundo y lo critican continuamente son los que “típicamente no pueden vivir fuera de él”

La guerra también fue un momento de despertar para Martínez, quien dijo que los temas que consumen la política americana y que parecen estar dividiendo irremediablemente al país son triviales comparados con la guerra existencial que viven los ucranianos en este momento.

Previous Article

DeSantis firma proyecto de ley para evitar material pornográfico en las escuelas

Next Article
El magnate Roman Abramovich y negociadores ucranianos pudieron ser envenenados, según el WSJ

El magnate Roman Abramovich y negociadores ucranianos pudieron ser envenenados, según el WSJ

Related Posts
Total
1
Share