fbpx
Cambiaron el deporte por la guerra: los atletas ucranianos están en la línea de fuego

Cambiaron el deporte por la guerra: los atletas profesionales ucranianos que están en la línea de fuego

Oleksandr Usyk, Oleh Luzhnyi, Vitalii Sapylo, Dmytro Martynenko, Yevhen Malyshev, Dmytro Pidruchnyi o Vitali Klitschko, son algunos de los deportistas ucranianos que tomaron las armas para luchar contra el Ejército ruso

[Read in English]

Imagina este escenario: tienes 19 años, juegas al fútbol, lo haces muy bien, de hecho, eres una potencial estrella de tu país que defiende los colores del Shakhtar Donetsk y la categoría menor de la selección nacional; eres feliz, te acabas de casar con tu esposa que está por tener tu primer hijo, tienes toda una vida por delante y, de repente, de un día a otro, la guerra llegó. El país vecino inicia una invasión contra tu patria, las bombas empiezan a caer y los hombres entre 18 y 55 años deben alistarse y no pueden salir de Ucrania. Es un guion cinematográfico que en Ucrania sencillamente se volvió cotidiano, pues es el caso de Giorgi Sudakov, un talentoso y joven futbolista que ahora está en un bunker y que en algún momento podría tomar las armas.

De hacerlo, Sudakov no sería ni el primero ni el último, pues muchos atletas ucranianos, reconocidos y no, están en la línea de fuego luchando contra el ejército ruso.

“Antes eran raquetas y cuerdas, ahora esto (chalecos, cascos y armas)”

Alexandr Dolgopolov es un reconocido extenista ucraniano que llegó a estar en el top-50 del ranking ATP y ahora, tal y como anunció en su cuenta en Twitter, tomó las armas para defender Ucrania. Retirado en 2021, el carismático tenista posteó una foto donde se puede ver un fusil, un casco y un chaleco con el mensaje “Antes eran raquetas y cuerdas, ahora esto”.

Algunos reportes informaron que Dolgopolov estaba en Turquía al estallar la guerra y, por ende, decidió tomar entrenamiento militar intensivo antes de volver a Ucrania.

Is Biden to Blame For The Dramatic Rise of Inflation?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Dolgopolov es, tan solo, uno de los tantos casos. Andrei Medvedev, quien llegó a estar en el lugar 4 del ranking ATP y jugó una final de Roland Garros en 1999, es otro de los tenistas que se unieron al ejército. Su alistamiento fue anunciado por el mismo Sergiy Stakhovsky, también tenista recientemente retirado.

Luchadores en los cuadriláteros y en el terreno

Los boxeadores son otros que han cambiado los guantes por las armas. El caso más afamado hasta el momento probablemente es el de los hermanos Klitschko, Vitali y Wladimir, ambos excampeones en el cuadrilátero que hoy están defendiendo Ucrania. El caso de Vitali, quien conquistó y defendió el cinturón de campeón mundial de los pesos pesados en la primera década de los 2000 en OMB y CMB, es especialmente impactante, pues también es alcalde de Kiev desde 2014 y es uno de los deportistas más importantes de la historia de Ucrania. Un hombre patriota, por decir lo menos.

Los exboxeadores ucranianos, el alcalde de Kiev Vitali Klitschko (izq.) y su hermano Wladimir Klitschko (der.), hablan con los medios de comunicación en Kiev, Ucrania, el 2 de febrero de 2022. (EFE)

Otros casos emblemáticos son el de Oleksandr Usyk y Vasiliy Lomachenko. El primero es uno de los boxeadores más dominantes del último siglo, medallista olímpico y campeón mundial de dos divisiones, quien se enlistó y dijo: “No quiero disparar, no quiero matar, pero no tengo otra opción”. El segundo es uno de los pugilistas más importantes nacidos en Ucrania, ganó dos medallas de oro en juegos olímpicos, conquistó títulos mundiales en tres divisiones y ahora está en Bilhorod-Dnistrovskyi, su ciudad natal, para luchar contra los militares rusos.



Pero los boxeadores no son los únicos, Yaro Amosov, poseedor del título del peso welter de Bellator, dijo en Instagram que se quedará en Ucrania y “defenderá este país lo mejor que pueda” de la invasión rusa.

De practicar sus disciplinas a la guerra

Para Dmytro Pidruchnyi, atleta de biatlón, su vida tuvo un cambio radical en cuestión de días: pasó de competir en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 en Pekín a alistarse en la Guardia Nacional de Ucrania. Dmytro tiene 30 años y es excampeón europeo de biatlón.

Luego hay historias conmovedoras. Como la del maratonista Mykola Nyzhnyk, quien se fue de Kenia, país donde estaba entrenándose, y recorrió 8,000 kilómetros para defender a Ucrania y proteger a su esposa embarazada, Olga, luego de que en una llamada con ella escuchara las bombas de fondo explotar en las cercanías de Kiev. Mykola, a diferencia de otros atletas, sí tiene entrenamiento militar y es sargento primero de la Guardia Nacional de Ucrania. “Es mi deber y estoy muy motivado para defender a mi país”, le dijo al New York Times.

Los ajedrecistas también han dejado los tableros para unirse a las filas del ejército ucraniano, tal y como lo hizo el Gran Maestro Georgy Timoshenko. “El GM Yuri Timoshenko tomó un arma y fue a defender nuestra capital. Mientras tanto, mi Kharkiv natal y exactamente mi distrito dormitorio (Alekseevka) fue bombardeado por misiles Grad esta tarde con docenas de víctimas civiles. ¡Nunca perdonaremos y olvidaremos!”, escribió en Twitter el también ajedrecista ucraniano Pevel Eljanov.


Stanislav Horuna, karateka en la categoría de kumité, es otro de los atletas que se alistaron para defender Ucrania.

“Quiero ir a la guerra y ayudar a mi gente”: el fútbol también reacciona  

El año pasado, en septiembre, el humilde club moldavo Sheriff Tiraspol asaltaba el mítico Santiago Bernabéu ganándole al Real Madrid por 1-2. El técnico de ese equipo es Yuriy Vernydub, de 56 años, quien ahora dejó sus deberes en Moldavia para defender su tierra del ejército ruso. Yuriy también es exjugador de fútbol y, de hecho, jugó en el Zenit de San Petersburgo desde 1997 hasta el 2000.

El técnico ucraniano del Sheriff Tiraspol, Yuriy Vernydub, durante el partido de la segunda jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones que Real Madrid y Sheriff Tiraspol juegan hoy martes en el Santiago Bernabéu, en Madrid. (EFE)

Oleh Luzhnyi es otro exfutbolista que se enlistó. Fue lateral derecho y defendió los colores del Arsenal. El hombre, que hoy tiene 53 años, dijo a Sky Sports que “La situación es horrible (…) Quiero venir a entrenar al Reino Unido, pero antes que nada me mantendré firme y lucharé por mi pueblo, por mi país y por la democracia”.

Otros futbolistas, a la lejanía, la pasan mal. Como Vasyl Kravets, 24 años, defensa del Sporting de Gijón, quien aseguró que quiere “Ir a la guerra y ayudar a mi gente” pero que no podía porque “no sé cómo disparar, cómo moverme, cómo recargar un arma”.

“Casi todos nuestros aeropuertos están bloqueados. Si mi país necesita de todos para defender a nuestro país, me voy. Hablo con el Sporting y me voy”, dijo el futbolista a Radio Marca. “No duermo nada. Mi madre me llama, escucha disparos… Estoy entrenando, pero solo pienso en mi país, en mi familia… Mi mujer llora 8 o 10 veces al día, es increíble. Mi familia está bien, pero… tienen un miedo de puta madre”.

Los atletas ucranianos también han muerto

Desafortunadamente, varios deportistas ucranianos que tomaron las armas han muerto en combate. Vitalii Sapylo y Dmytro Martynenko fueron los primeros dos futbolistas que murieron en la guerra, así lo anunció el sindicato de jugadores FIFPRO: “Nuestros pensamientos están con las familias, amigos y compañeros de equipo de los jóvenes futbolistas ucranianos Vitalii Sapylo (21) y Dmytro Martynenko (25), las primeras pérdidas reportadas del fútbol en esta guerra. Que ambos descansen en paz”.

Sapylo formaba parte del juvenil del Karpaty Lviv, según su club, él fue asesinado el 25 de febrero en las cercanías de Kiev en un “combate con las fuerzas rusas mientras defendía” la capital de su país. “Recuerdo eterno de este héroe”, dijo el club. El otro futbolista, Martynenko, fue asesinado junto a su madre después de un bombardeo en su domicilio.

Yevhen Malyshev, un biatleta, fue otro de los deportistas asesinados durante la guerra. Malyshev fue asesinado en Kharkiv, la segunda ciudad más importante de Ucrania y una de las más atacadas en estas primeras tres semanas de invasión. Él era natural de Kharkiv y se encontraba realizando el servicio militar. Tenía apenas 20 años y toda una vida por delante.

Previous Article
Al menos 53 personas asesinadas por el Ejército de Putin en los bombardeos sobre Chernígov

Al menos 53 personas asesinadas por el Ejército de Putin en los bombardeos sobre Chernígov

Next Article
Putin

Vladimir Putin protagoniza el discurso más macabro en la historia de su presidencia

Related Posts
Total
0
Share