fbpx
ceo de Disney - china

Biden considera al CEO de Disney para asumir la embajada en China

Joe Biden estaría considerando como embajador a Bob Iger quien con los años se ha beneficiado con grandes negocios en China

[Read in English]

Pese a que China se convirtió en la mayor amenaza para Estados Unidos, Joe Biden analiza nombrar como embajador en el país asiático a Bob Iger, CEO de Disney, quien con docilidad ha llegado a agradecer al Partido Comunista chino.

Mientras especialistas en inteligencia piden que la administración de Biden asuma una fuerte posición contra el régimen chino por la amenaza que representa, el gobierno demócrata estaría considerando como embajador a Iger quien ha sido complaciente y con los años se ha beneficiado con grandes negocios con China.

Un reportaje de la agencia de noticias Bloomberg reveló el pasado 2 de diciembre que Iger consideraría aceptar un cargo en la administración de Biden; esto luego de donar unos 250.000 dólares al Fondo de Victoria de Biden durante la campaña electoral.

“Retribuir de alguna manera, servir a nuestro país de alguna manera, es ciertamente algo que consideraría seriamente”, dijo Iger, de 69 años, en una entrevista en Bloomberg TV.

El ejecutivo dimitió como director general de la empresa de entretenimiento más grande del mundo en febrero; y actualmente es el presidente ejecutivo de Disney, y debe dejar la compañía por completo en diciembre del próximo año.

Disney ha buscado durante mucho tiempo apaciguar al Partido Comunista de China para acceder al mercado como lo demuestra la apertura de Shanghai Disneyland en junio de 2016 (Wikipedia)

La noticia de que Iger sea un fuerte candidato para asumir la embajada de Estados Unidos en China llega justo cuando Disney ha generado grandes críticas por su relación con el régimen asiático.

Disney ha buscado durante mucho tiempo apaciguar al Partido Comunista de China para acceder al mercado como lo demuestra la apertura de Shanghai Disneyland en junio de 2016.

Hay que recordar que la reciente película de Mulan tiene segmentos filmados en Xinjiang donde el Partido Comunista Chino ha encarcelado a más de un millón de uigures — la minoría musulmana perseguida en China — y ha realizado una campaña de esterilización forzada de mujeres uigures.

El partido comunista chino ha prohibido a periodistas extranjeros, organizaciones de derechos humanos y funcionarios de gobiernos extranjeros ingresar a la región; sin embargo a los empleados de Disney se les otorgó acceso especial.

A esto se suma que los créditos de la película agradecen a las entidades del Partido Comunista Chino, incluida la comisión de propaganda del partido en Xinjiang, así como a una rama de la oficina de seguridad pública de Xinjiang. 

Esta última entidad tiene un papel en el funcionamiento de los campos de concentración, mientras que la comisión de propaganda ha justificado el funcionamiento de los campos.

Mientras China avanzaba en sus intenciones por infiltrarse en Estados Unidos, la compañía de entretenimiento invirtió millones de dólares en parques temáticos y producciones cinematográficas en ese país,

En octubre de 2019 Iger se negó a tomar una posición sobre las protestas a favor de la democracia que entonces azotaban a Hong Kong y en las que fueron arrestados cientos de manifestantes y defensores de la autonomía.

“Tomar una posición [sobre las protestas] que podría dañar a nuestra empresa de alguna forma sería un gran error”, dijo Iger en la conferencia Tech Live del Wall Street Journal en ese momento, colocando por encima de los valores, los intereses comerciales de Disney.

¿Tono complaciente con China?

Durante su gestión el Gobierno de Trump logró alinear al mundo en base a los enemigos del Occidente, sin embargo existe una eventual amenaza de que cuando Joe Biden asuma la Presidencia, el tono disminuya y con ello países como China avancen en sus objetivos logrando desestabilizar Estados Unidos.

Recientemente John Ratcliffe, director de Inteligencia Nacional, señaló que China “es la mayor amenaza que este país ha enfrentado desde la Segunda Guerra Mundial”; asegura que el régimen asiático ha utilizado el chantaje, el soborno y la influencia encubierta para “atacar” a miembros del Congreso y asegurarse que aprueben leyes a su favor en Estados Unidos.

Joseph Humire, analista de seguridad hemisférica y director del Centro de Estudios para una Sociedad Libre y Segura alertó a El American sobre la posibilidad de que Estados Unidos permita el avance de China tal y como lo hizo Barack Obama.

 “El Gobierno de Barck Obama, del que Biden fue vicepresidente, fue muy suave con China, logrando que el país asiático se convirtiera en el país influyente que es hoy”, dijo.

“China que es la potencia número dos en el mundo, es el que quiere asegurarse que EE.UU. ya no exista para ocupar esa posición número uno y cambiar el sistema internacional a su favor. China está avanzando en todos los aspectos, en política, economía y en el ámbito militar”, sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
chesterton, navidad

Una conversación con Chesterton sobre la Navidad

Next Article
Citgo

Administración Trump prorroga hasta julio de 2021 la protección a Citgo

Related Posts
Total
0
Share