fbpx
Biden, uigures, genocidio, china

Biden se niega a condenar genocidio uigur en China: «Culturalmente existen normas diferentes»

En unas declaraciones bastante confusas a CNN, que difieren mucho de su postura en campaña, el presidente reveló lo que pensaba sobre los atropellos del Partido Comunista Chino en materia de derechos humanos

[Read in English]

«Puedo asegurarles que este presidente no está mirando a la última presidencia como modelo para el avance de su política exterior», fue lo que dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jennifer Psaki, durante una conferencia de prensa. Y sus palabras han tomado relevancia porque, el presidente Joe Biden, en unas declaraciones bastante confusas a CNN; admitió que no condenará al régimen chino por el genocidio contra los uigures, y sus atropellos contra Taiwán y Hong Kong.

Palabras de Psaki sobre cómo será la política exterior del presidente Joe Biden.

Las declaraciones del presidente arrancan un tanto confusas, con una idea que no se termina de cerrar, «Líderes chinos, si conocen algo de la historia china, siempre ha sido —los momentos en los cuales China ha sido víctima del mundo exterior, es cuando no han estado unificados en casa», luego de eso comenta abruptamente que es «enormemente exagerado».

Las declaraciones de Joe Biden íntegras.

Pero luego de ese momento confuso, el presidente Biden soltó un par de frases que se han interpretado de dos formas diferentes, pero esencialmente similares: el presidente no condenará al régimen chino por perpetrar un genocidio contra la minoría étnica uigur y sus atropellos contra Taiwán y Hong Kong o, en su defecto, va a criticarlos, pero tomará acciones contundentes al respecto.

«El principio central de Xi Jinping es que debe haber un control unido y más estricto en China, y él usa su razón de ser para las cosas que hace basándose en eso. Le señalé que ningún presidente americano puede ser sostenido como presidente si no refleja los valores de USA», dijo Joe Biden, «por lo que, la idea de que no voy a hablar en contra de lo que está haciendo en Hong Kong, lo que está haciendo con los uigures en las montañas occidentales de China, y [lo que hace con] Taiwán, tratando de poner fin a la política de una China haciéndola coercitiva, yo digo que él lo entiende».

Posteriormente a referirse al genocidio uigur y comentar las situaciones de Hong Kong y Taiwán, el presidente Biden espetó: «Culturalmente existen normas diferentes en cada país y se espera que sus líderes las sigan». En un tono que pareció justificar los atropellos.

Un cambio de posiciones diametralmente opuesto

Aún no se sabe si la Casa Blanca publicará alguna aclaratoria sobre las palabras del presidente Biden porque, se insiste, fueron sustancialmente confusas y muchas partes quedan sujetas a interpretación.

Pero sí hay algo seguro: la narrativa ha cambiado de forma contundente.

La entrevista del presidente Biden a CNN difiere totalmente de lo que dijo su campaña meses antes de las elecciones de noviembre, cuando la campaña Biden calificó a los vejámenes del régimen contra los uigures de «genocidio».

«La enorme opresión que los uigures y otras minorías étnicas han sufrido a manos del gobierno autoritario de China es un genocidio y Joe Biden se opone a ello de la manera más fuerte posible», expresó en un comunicado el vocero de la campaña presidencial demócrata, Andrew Bates.

Bates agregó: «Si la administración de Trump decide llamar a esto como lo que es, como Joe Biden ya lo ha hecho, la pregunta pertinente es que acciones al respecto llevará a cabo Donald Trump. También debe disculparse por condonar el horrible tratamiento que reciben los uigures».

Esas declaraciones fueron en agosto del 2020. En plena carrera electoral. La anterior administración de Donald Trump tomó un camino bastante hostil y férreo para condenar el genocidio uigur, aplicando y efectivizando a funcionarios del Partido Comunista chino y a compañías que contribuían para ello.

De hecho, el último día de presidencia, el gobierno de Trump determinó que el gobierno chino ha cometido «genocidio y crímenes contra la Humanidad» en su campaña de represión contra la etnia musulmana uigur en la región de Xinjiang.

Con el cambio de gobierno, todavía quedan muchas dudas sobre cómo Joe Biden finalmente llevará adelante su política exterior, que fue uno de los puntos fuertes de la administración Trump logrando diversos acuerdos de paz en la zona de Medio Oriente y los Balcanes, y elaborando mecanismos de presión a totalitarismos como Venezuela, Cuba, Nicaragua y China; así como a la teocracia iraní.

Total
6
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Biden desmintió, Escuelas abrirán

Biden desmintió a su secretaria de Prensa: escuelas abrirán a fines de abril

Next Article
Texas

Tormenta podría dejar a Texas en la oscuridad durante días

Related Posts
Total
6
Share