fbpx
vacunas California, confinamientos

California registra récord en casos y muertes por COVID-19, a pesar del estricto confinamiento

La decisión de Newsom de volver a establecer los cierres, a la luz de las pruebas que tenemos hoy, ha dejado perplejos a algunos funcionarios públicos de California

[Read in English]

Por Jon Miltimore

El 4 de diciembre, un grupo bipartidista de legisladores de California envió al Gobernador Gavin Newsom una carta en la que le instaba a reconsiderar su orden de cerrar los parques infantiles al aire libre como parte de su orden de quedarse en casa.

“Si bien debemos considerar apropiadamente las mejores prácticas para reducir el riesgo de transmisión de COVID-19, también debemos asegurarnos de que los niños de todo el estado no se vean injustamente privados de sus oportunidades de acceso y juego al aire libre”, escribieron los legisladores.

La orden de Newsom de cerrar los parques para niños al aire libre -una respuesta que muchos consideran insensata e ineficaz, llevó al gobernador a retractarse– es sólo un ejemplo del enfoque de línea dura que han adoptado los funcionarios públicos de California en su intento de mitigar la propagación del coronavirus.

Otras restricciones incluyen el toque de queda a las 10 de la noche, la prohibición de comer al aire libre y de celebrar reuniones religiosas, así como el cierre de escuelas. Las encuestas de los últimos meses han demostrado que las restricciones de California son de las más estrictas de los Estados Unidos.

Lamentablemente, pero tal vez predeciblemente, las regulaciones no parecen estar funcionando. Los datos del estado muestran que California está rompiendo sus anteriores récords tanto en casos de COVID-19 como en el número total de muertes.

“California rompió sus récords estatales tanto de casos de coronavirus reportados como de muertes reportadas en un solo día del miércoles”, informa The Hill. “El estado reportó 51.724 casos de COVID-19 el miércoles, rompiendo el récord anterior de 42.088 casos, que se acaba de establecer el lunes, según un recuento de Los Angeles Times“.

Para poner estos números en perspectiva, el número de muertes que California reportó el miércoles fue más del doble del máximo diario de cualquier mes anterior.

California no es el único estado que sufre un fuerte aumento de la mortalidad por COVID-19. Pero las cifras refuerzan la evidencia emergente que sugiere que los cierres y otras restricciones gubernamentales están haciendo poco para domar el coronavirus. 

Como lo he señalado recientemente, una abundancia de investigación académica sugiere que hay poca o ninguna correlación entre el rigor de los cierres y las tasas de mortalidad por COVID-19. Esto incluye un estudio publicado el 21 de julio por The Lancet, una investigación de la Universidad de Tel Aviv publicada en octubre, y un estudio publicado por Fronteras de la Salud Pública en noviembre.

La decisión de Newsom de volver a establecer los cierres, a la luz de las pruebas que tenemos hoy, ha dejado perplejos a algunos funcionarios públicos de California.

“Durante la primera orden de confinamiento o Shelter in Place, la cual avalé de todo corazón, el virus era completamente nuevo y tenía la capacidad de propagarse exponencialmente debido a la inmunidad cero y a la completa falta de conciencia por parte de la gente”, observó recientemente el oficial de salud del condado de San Mateo, Scott Morrow, en el sitio web del condado. “[Esa orden] era muy consistente con mis puntos de vista de hace mucho tiempo sobre el uso juicioso del poder… Sin embargo, muy rápidamente rescindí mis órdenes iniciales de cerrar la sociedad y enfoqué mis nuevas órdenes en los comportamientos personales que están impulsando la pandemia…”.

Morrow insinuó que muchas de las acciones que se están llevando a cabo sugieren que los funcionarios de California han aprendido poco desde la primavera.

“Sólo porque uno tenga la autoridad legal para hacer algo, no significa que tenga que usarlo, o que usarlo sea el mejor curso de acción”, escribió. “Lo que creía en mayo, y lo que creo ahora, es que el poder y la autoridad para controlar esta pandemia está principalmente en sus manos, no en las mías”.

Morrow fue tajante en su evaluación de las restricciones que se imponen en todo el estado dorado.

“No estoy seguro de que sepamos lo que estamos haciendo”, escribió. “Observo a los condados circundantes que han sido mucho más restrictivos que yo, y me pregunto qué los ha comprado”.

Morrow parece haber recogido una idea que una vez observó el economista Milton Friedman.

“Uno de los grandes errores es juzgar las políticas y programas por sus intenciones en lugar de sus resultados”, observó Friedman.

Con cada semana que pasa, los resultados de los cierres gubernamentales se hacen más claros. Causan daños tremendos y generalizados – nadie está en desacuerdo con este asunto – pero los supuestos beneficios de las políticas siguen siendo tenues. A pesar de la gran cantidad de pruebas que poseen, los legisladores siguen aceptando restricciones debido a los malos incentivos.

El gran economista Ludwig von Mises señaló hace mucho tiempo que gran parte del conflicto social moderno es una lucha sobre quién diseña el mundo, los individuos o las autoridades. Mises creía que los individuos, si se les dejaba a su aire, generalmente tomarían decisiones racionales basadas en su propio interés. Por eso veía pocas cosas tan peligrosas como los planificadores centrales que buscan suplantar la planificación individual con la suya propia (a pesar de sus limitaciones de conocimiento) en un esfuerzo por crear una sociedad más perfecta.

“El planificador es un dictador potencial que quiere privar a todas las demás personas del poder de planificar y actuar de acuerdo con sus propios planes”, escribió Mises en Socialismo: Un Análisis Económico y Sociológico. “Su único objetivo es la preeminencia absoluta y exclusiva de su propio plan”.

El Washington Post reportó que casi 8 millones de norteamericanos han caído en la pobreza desde el verano. Cuando uno considera el daño que los cierres gubernamentales han causado en comparación con los resultados positivos que han logrado, uno comienza a ver por qué Mises vio el poder incontrolado de las autoridades como tal amenaza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Biden

El plan de viviendas de Biden las hará más costosas

Next Article

Navidad, política y cristianismo

Related Posts
Total
0
Share