fbpx
Saltar al contenido

China contra las instituciones americanas en frío encuentro con Blinken

china alaska

Read in English

[Read in English]

El secretario de Estado Antony Blinken y su homólogo de China, Wang Yi, se enfrentaron cara a cara en la primera reunión de alto nivel desde que Joe Biden asumió la Presidencia de Estados Unidos.

Con un duro intercambio de críticas entre los dos representantes, Estados Unidos mantuvo la postura de la administración anterior, mientras que China mostró una política ofensiva atacando la institucionalidad americana.

Blinken centró su discurso en las «profundas preocupaciones con las acciones de China, incluso en Xinjiang, Hong Kong, Taiwán, ataques cibernéticos contra Estados Unidos, coerción económica de nuestros aliados».

Blinken fue claro en la amenaza que representan las acciones del Partido Comunista de China (PCCh) para la estabilidad global.

Por su parte, la delegación china calificó la democracia y el ordenamiento jurídico americano como un sistema «frágil», y sacó a colación el argumento de «la brutalidad policial y el racismo sistémico que llevó a protestas masivas en Estados Unidos».

Yi reiteró las acusaciones de Beijing contra Washington por «usar su fuerza militar y hegemonía financiera para ejercer una jurisdicción de brazo largo y reprimir a otros países» (brazo largo es la expresión que usa el PCCh para referirse al accionar americano en Asia).

Lejos de establecer relaciones armónicas, el primer encuentro diplomático mostró la decidida política china de no aceptar las violaciones a los derechos humanos y la necesidad de una institucionalidad fuerte con políticas contundentes por parte de Estados Unidos.

PCCh de frente contra los valores democráticos y las instituciones liberales

Xi Jinping ha endurecido las políticas internas afianzando el poder del PCCh. La economía, la prensa y la sociedad deben responder al plan nacionalista de mano dura instaurado por el dirigente, enfocado en fortalecer al gigante asiático.

Las relaciones internacionales de China responden al plan de Jinping. Con un enfoque asertivo, Beijing espera dominar en Asia y en otras regiones clave, como Latinoamérica y África.

La política exterior China frente a Estados Unidos apunta a atacar la reputación internacional de las instituciones americanas. Por un lado, desestima las investigaciones y las acciones americanas sobre derechos humanos; por el otro, deslegitima los valores democráticos y liberales propios de América y sus aliados.

El experimentado y veterano diplomático Yang Jiechi, exembajador en América, cercano a la familia Bush y quien estuvo a cargo de las relaciones exteriores durante la presidencia de Hu Jintao, aseguro que «Mucha gente en América en realidad tiene poca confianza en la democracia de Estados Unidos».

El miembro del Politburó del Partido Comunista de China, Yang Jiechi.
El miembro del Politburó del Partido Comunista de China, Yang Jiechi. (EFE)

«En China creemos que es importante que Estados Unidos cambie su propia imagen y deje de promover su propia democracia en el resto del mundo», añadió Yang. 

Por su parte, Wang Yi atacó las sanciones contra China emitidas el 17 de marzo de 2021 por la represión de líderes democráticos relacionadas con Hong Kong. Yi las calificó de ser una «flagrante injerencia en los asuntos internos de China».

El representante del PCCh dijo que las acciones tomadas por Washington frente a las represiones en Hong Kong buscan ventajas contra China, y afirmó que esto «no afectarán la posición legítima de China, ni la determinación del pueblo chino de salvaguardar la soberanía y la dignidad nacionales».

La delegación china quiere mostrar un resultado positivo a su favor después de la reunión en Alaska, haciendo eco a las declaraciones de Wang Yi donde, según el diplomático, América «expuso su debilidad y vulnerabilidad internas».

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi.
El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi. (EFE)

Los medios afines al PCCh consideraron que Estados Unidos tuvo un comportamiento poco diplomático con la delegación comunista: «No es en absoluto hospitalario, ni se ajusta a la etiqueta diplomática, a lo que China respondió solemnemente».

La necesidad de instituciones firmes contra el avance del PCCh

La primera reunión diplomática entre estas dos delegaciones evidenció la política decidida de China contra los valores democráticos y los derechos humanos.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, habla durante una conferencia de prensa conjunta tras reunirse con el secretario de Defensa de Estados Unidos.
El secretario de Estado, Antony Blinken, habla durante una conferencia de prensa conjunta tras reunirse con el secretario de Defensa. (EFE)

La delegación china no respondió ni aceptó ninguno de los cuestionamientos requeridos por Blinken y su equipo. En cambio, atacó la política americana impulsada desde la administración Trump y la falta de una política contundente por parte de la administración Biden.

Además, el ataque al Capitolio a comienzos de 2021 y el conflicto del expresidente Trump a raíz de las elecciones de 2020, han alimentado la narrativa de Beijing contra Estados Unidos. Sin embargo, China aún reconoce la hegemonía americana y entiende que los valores democráticos en Asia son un obstáculo para los intereses del PCCh.

Camilo Bello is a consultant focused on Asia Pacific studies and has experience in strategic management. He has studied law in Colombia and is currently pursuing studies in language and history at National Taiwan Normal University. He has collaborated with Students for Freedom in Hong Kong and Taiwan // Camilo es consultor enfocado en estudios de Asia Pacífico y experiencia en gestión estratégica. Cuenta con estudios en Derecho en Colombia y actualmente se encuentra realizando estudios en lenguaje e historia en National Taiwan Normal University. Colaborador de Estudiantes por la Libertad en Hong Kong y Taiwán

Deja una respuesta

Total
5
Share