fbpx

China

Cómo China usó a Nicolás Maduro para robar datos a compañías estadounidenses

La corporación China National Petroleum Company fue una de las empresas que se benefició de las subcontrataciones utilizando los diseños realizados por una de las multinacionales norteamericanas

Durante la administración del expresidente demócrata Barack Obama, China robó, con métodos poco convencionales, información y propiedad intelectual de compañías estadounidenses. Para esto utilizó a regímenes aliados, quienes ayudaron al régimen comunista a convertirse en el gigante comercial que es hoy en día.

Uno de los métodos usados por la nación asiática fue acudir a la tiranía de Nicolás Maduro para plagiar datos y tecnologías de grandes compañías estadounidenses a través de la estatal petrolera Pdvsa. Entre las empresas víctimas de este plagio se encuentran Superior Derrick Services LLC o Solar Turbines Inc.

Un reportaje de OKDIARIO reveló que la petrolera estatal venezolana Pdvsa ayudó a que China robara información a través de concursos internos para supuestamente contratar servicios. Un modus operandi que habría sido facilitado por testaferros del régimen de Maduro.

China
La corporación China National Petroleum Company (CNPC) fue por ejemplo una de las que se benefició de las subcontrataciones utilizando los diseños realizados por una de las multinacionales norteamericanas. (Flickr)

«PDVSA convoca un concurso para comprar maquinaria o equipos tecnológicos e invita a participar a una decena de grandes multinacionales de EEUU y Europa. Entre las aspirantes se cuelan también tres empresas tapadera, sin empleados ni capacidad propia de fabricación», señala el reportaje.

Además, en la investigación se afirma que «La central de compras de PDVSA, Bariven, amplía el plazo de presentación de ofertas (…) este plazo adicional sirve para que la empresa tapadera aliada del régimen chavista pueda conocer el contenido de las restantes ofertas y presentar la suya, calcada de la que ha elaborado una de las grandes multinacionales».

El medio español explica que tras adjudicar el concurso a las empresas «tapadera», sin experiencia ni empleados, se hace un subcontrato a compañías chinas, a quienes se les entregan los proyectos plagiados, a su vez entregados por multinacionales a la directiva de Pdvsa.

«La presencia a estas multinacionales sirve para dar una apariencia de legalidad y alta competitividad al concurso. En realidad, son invitadas para robarles sus diseños y ofertas, y para legitimar la adjudicación del concurso a la empresa aliada que destinará una parte del importe del contrato al pago de sobornos», revela el reportaje.

Por ejemplo, la corporación China National Petroleum Company (CNPC) fue una de las que se benefició de las subcontrataciones utilizando los diseños realizados por una de las multinacionales norteamericanas que se presentó al concurso.

De acuerdo con OKDIARIO, el esquema se implementó desde 2009 hasta la actualidad y sirvió para amañar decenas de concursos públicos por un importe total de más de 1,250 millones de dólares.

Obama, quien se mantuvo en la Casa Blanca desde 2009 hasta enero de 2017, mantuvo una relación permisiva con el país asiático sin hacer frente a los millonarios plagios a compañías americanas.

El director del FBI, Christopher Wray, afirmó que el robo de propiedad intelectual estadounidense por parte del régimen chino dio lugar a una de las mayores transferencias de riqueza en la historia de la humanidad.

Los casos de espionaje económico relacionados con China han aumentado aproximadamente un 1,300 % en la última década, dijo Wray. El FBI tiene más de 1,000 investigaciones sobre posibles robos de tecnología estadounidense y aproximadamente 1,000 investigaciones más de inteligencia relacionadas con China, dijo Wray.

Por su parte, en mayo el presidente Donald Trump emitió una proclama dirigida a detener al Partido Comunista de China pues estaba haciendo uso indebido de los visados de Estados Unidos para robar investigaciones, en apoyo de su ejército. Asimismo, el pasado 12 de noviembre Trump prohibió invertir en empresas afines al ejército de China.

El mandatario acusó a China de explotar cada vez más el capital estadounidense para obtener recursos y permitir el desarrollo y la modernización de sus aparatos militares, de inteligencia y de seguridad. Por ello a partir de enero se prohibirá cualquier transacción de compra y venta de valores por parte de individuos y compañías estadounidenses entre un total de 31 empresas chinas que ya fueron designadas por el Departamento de Defensa como cómplices del Ejército chino a principios de este año.

Con Biden en la Casa Blanca, ¿qué pasará con China?

Adam Ni, director del China Policy Centre dijo a la agencia de noticias AFP que Biden podría combinar las estrategias de Trump y de Obama para enfrentar a China.

«Trump adoptó una política muy agresiva con China, intentando imponerle presión en todos los frentes (…) Con Biden, creo que tendremos un enfoque más calculado y centrado no solamente en el ataque puntual, sino en consideraciones de largo plazo», señaló.

Joseph Humire, analista de seguridad hemisférica y director del Centro de Estudios para una Sociedad Libre y Segura alertó a El American sobre la posibilidad de que Estados Unidos permita el avance de las alianzas estratégicas entre China, Rusia e Irán.

«Rusia y China son potencias mundiales que están trabajando en diferentes regiones al mismo tiempo con fuerza militar, y con fuerza no convencional, inteligencia y redes», explicó.

«En 2017 cuando llegó Trump, la gente no pensaba que Irán fuera aliado de Rusia y China, pero con Trump se descubrió que entre ellos hay una alianza estratégica, que están alineados haciendo ejercicios conjuntos, con acuerdos estratégicos firmados, expandiéndose a nivel energético, militar y en el caso de Irán especialmente en el ámbito de armamento», señaló.

Humire prevé que de llegar Biden a la Presidencia deberá crear una buena estrategia para evitar que estos tres enemigos avancen en su intención de expandirse por América Latina, pues Latinoamérica es «nuestro vecindario. Si el Gobierno no presiona, hallarán la mejor forma de atacar a EE. UU.».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

En relación a Maradona

Next Article
innovación capitalismo

Los fines de semana existen gracias al capitalismo

Related Posts
Total
0
Share