fbpx

Colegios libres, la mejor alternativa para los estudiantes en medio del COVID

La negativa de los sindicatos de maestros a volver a las aulas está incentivando a las familias a pedir una reforma escolar y contemplar el modelo de colegios libres

Los colegios libres serían un respiro para las familias afectadas por los cierres de instituciones educativas y a raíz de los confinamientos adoptados por gobernadores en los Estados Unidos en un intento por mitigar los contagios por coronavirus (COVID-19).

La crisis de la pandemia ha traído consigo una serie de medidas que ha desbordado el poder de los políticos de turno, a raíz del manejo que China le ha dado a la pandemia en su territorio y a nivel internacional. Con los confinamientos, China ha pretendido demostrar que el poder absoluto del Estado es la manera correcta de manejar la COVID-19, lo que ha ocasionado que políticos, analistas y líderes de todo el mundo hayan tomado el mismo camino.

Mientras en países como Suecia, Nueva Zelanda o Taiwán las decisiones de salud pública son tomadas por comités científicos, en el resto del mundo los ciudadanos están a merced de los burócratas, y Estados Unidos no es la excepción. A pesar de que estas decisiones en el territorio americano se toman a nivel estadual, muchos de los alcaldes y gobernadores han actuado de manera totalitaria mientras que otros han sido negacionistas de la pandemia

En todo caso, son los ciudadanos quienes han tenido que sufrir las consecuencias y enfrentarse a difíciles medidas, como largos confinamientos, cierre de escuelas, desempleo y restricciones de movilidad. Otros, en cambio, han actuado sin la información necesaria que les brinde un cuidado adecuado para la prevención del virus, mientras el número de muertos «supera los 250,000 y los hospitales se esfuerzan por el aumento», según The Washington Post

Ante las medidas populistas las más afectadas han sido las familias. Han tenido que sobrevivir a la crisis económica y el temor por la información y la ineficacia estatal, pero lo más fuerte ha sido el manejo de los menores en casa. Por un lado, existen familias que por las dinámicas sociales no pueden tener a sus hijos en casa, y, por el otro, la academia, de la mano de los sindicatos, no está los suficientemente preparada para los nuevos retos educativos, como lo es la educación virtual

Colegios libres versus sindicatos

Los sindicatos han aprovechado para mantener a los profesores en casa. Por ejemplo, en Nueva York, a pesar de que las estadísticas señalan que el riesgo de contagio en las escuelas es inferior al umbral establecido, el alcalde Bill de Blasio ha decidido cerrarlas nuevamente.

Los estudiantes no han tenido una solución real para el acceso a educación de calidad de manera virtual. Tampoco se les ha ofertado a los padres soluciones acorde a sus necesidades. Sencillamente deben seguir las órdenes del burócrata de turno. 

The New York Times informó que en muchas ciudades las escuelas privadas están reabriendo mientras las escuelas públicas permanecen cerradas, lo que ha aumentado la brecha en la desigualdad de calidad y acceso a la educación a los estudiantes cuyas familias tienen bajos recursos.

Los sindicatos están condenando nuevamente a los estudiantes más pobres, ya no solo con las metodologías obsoletas y supervisiones ineficaces, sino ahora es con la negativa de abrir escuelas. 

Colegios libres, COVID-19, Estudiantes
Los padres protestan exigiendo que las escuelas públicas permanezcan abiertas, en las afueras del Ayuntamiento de Nueva York, el 19 de noviembre de 2020. Los padres piensan en colegios libres como alternativa. (AFP)

A su vez, la encuesta representativa a nivel nacional realizada por Ipsos Public Affairs encontró que las escuelas privadas y autónomas tenían muchas más probabilidades de continuar brindándoles a los estudiantes servicios educativos significativos durante el cierre que las escuelas públicas tradicionales.

El acceso a colegios privados o colegios libres por parte de familias de bajos recurso ha sido posible mediante la implementación de los cheques escolares. Estos han sido un éxito para el manejo y acceso a la educación en algunos estados de EE. UU. o en países como Suecia.

Los padres eligen libremente el lugar donde sus hijos recibirán educación, que por lo general son colegios pequeños, con instalaciones moderadas e inclusive pasando por la modalidad de homeschool o las tutorías personalizadas. Estos son colegios libres porque están fuera del alcance de las políticas burocráticas de políticos o sindicatos.

En medio de la pandemia, los estudiantes con acceso a este sistema han podido continuar con su aprendizaje debido a que las metodologías adquiridas por los colegios libres incorporan diversas herramientas para mejorar la calidad educativa, como lo es la educación virtual, completamente distinta de los métodos tradicionales de los sindicatos.

Muchas de estas escuelas ya habían incorporado educación a distancia, lo que ha hecho que tanto familias como estudiantes estén más adaptados al sistema. Además, debido a que los colegios libres suelen tener instalaciones pequeñas, esto les ha permitido implementar medidas más eficientes en el manejo de situaciones como a las que se enfrentan con la COVID-19.

Biden, enemigo de los colegios libres

Joe Biden obtuvo gran respaldo al anunciar que seguiría algunas de las medidas adoptadas por la Organización Mundial de la Salud, es decir, cuarentenas, cierres de comercio y escuelas.

Afortunadamente para los ciudadanos, algunos laboratorios han comenzado a producir vacunas con un alto grado de eficacia. Sin embargo, la solución a los problemas del sistema educativo no se ve cerca. 

El creciente descontento de las familias con las medidas tomadas por los sindicatos y los colegios públicos ha hecho que muchos padres opten por cambiarse a instituciones privadas, según informó The New York Times. Los padres han percibido que los colegios libres han tenido gran éxito en el cuidado y educación de los menores.

Probablemente el pésimo desempeño de los sindicatos y los políticos durante esta crisis logre que los padres sientan que es hora de ajustar el sistema educativo. 

Colegios libres, COVID-19, Estudiantes
El 19 de noviembre de 2020 fue cerrado el patio de una escuela pública en el barrio de Brooklyn de la ciudad de Nueva York debido a las decisiones del alcalde de Blasio. (AFP)

El financiamiento directo a los estudiantes mediante el bono o cheque escolar es un gran paso para estas revoluciones ciudadanas que buscan cambios positivos sin la intervención de los burócratas que como Biden, son un obstáculo para los colegios libres debido a la influencia y apoyo que brindan a los sindicatos.

Con Biden en la Casa Blanca y políticos como Bernie Sanders en secretarías son una pésima noticia para las familias que buscan soluciones reales y efectivas a sus problemas. Los sindicatos de maestros le dieron su apoyo a Biden con la promesa de nuevos beneficios y buscarán influir en sus decisiones para acabar con los colegios libres o los cheques escolares.

 

Total
1
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Georgia - senado

Georgia: una batalla —contra la izquierda— que definirá el control del Senado

Next Article
California, toque de queda

California copia a Nueva York e impone toque de queda

Related Posts
Total
1
Share