fbpx
Criptomoneda - El American

¿Cómo y por qué compré mi primer criptomoneda?

Las raíces de la criptomoneda se encuentran en la escuela austriaca de economía que se remonta a Carl Menger
Por Kerry McDonald

Hace tiempo que siento curiosidad por las criptodivisas, y ayer compré algunas por primera vez. La criptodivisa es un activo digital diseñado para ser utilizado como dinero que suele utilizar la tecnología de cadena de bloques cifrada para permitir las transacciones entre compradores y vendedores. Se trata de una moneda descentralizada que funciona de forma independiente al dinero estándar, respaldado por el gobierno y controlado por un Banco Central u otra autoridad.

Bitcoin fue la primera criptomoneda importante, descrita inicialmente en un documento de 2008 y lanzada tras la crisis financiera generalizada que sacudió la confianza de los consumidores con quiebras bancarias y rescates financiados por los contribuyentes. Bitcoin y Ethereum son dos de las criptodivisas más grandes y populares, pero en la actualidad existen miles de versiones diferentes de monedas virtuales, o “altcoins”, como a veces se les llama.

Últimamente, las criptodivisas han sido noticia por sus valoraciones disparadas. El Bitcoin, por ejemplo, ya ha subido un 30% de su valor en 2021, y un 800 % desde su mínimo en 2020 la pasada primavera. Según la CNBC, la “subida se ha visto favorecida por el aumento de las compras institucionales y la percepción de que es un activo de refugio no correlacionado similar al oro”.

Me sorprendió gratamente encontrar tantos restaurantes cerca de mí que aceptan Bitcoin Cash y por eso compré comida china para toda la familia.

A pesar de su fama e intriga actuales, las criptodivisas son muy volátiles y arriesgadas. No tengo estómago para esas inversiones, pero quería ver de qué se trataba todo el revuelo. También quería apoyar a los empresarios que están creando nuevos métodos monetarios y de inversión, y a los negocios locales que están deseando aceptar monedas alternativas.

Mi primera criptomoneda: Bitcoin Cash

Mi primer paso fue visitar Bitcoin.com y descargar su aplicación gratuita de monedero móvil. Bitcoin.com es un sitio web muy informativo sobre las criptodivisas, así como un portal de compra y venta de estos activos digitales. Es un sitio ideal para principiantes como yo. El fundador de la empresa, Roger Ver, anunció esta semana que va a donar a la Fundación para la Educación Económica (FEE) dos importantes donaciones que suman 2 millones de dólares en Bitcoin Cash (BCH), un tipo de criptodivisa con bajas tasas de transacción.

“Fui suscriptor de la revista de larga duración de FEE, The Freeman, cuando estaba en la escuela secundaria, y debo gran parte de mi éxito en Bitcoin a lo que aprendí leyendo sobre la urgencia moral de tener un sistema monetario separado de la fuerza del Estado”, dijo Ver en un comunicado sobre su generosa donación. “Hoy miraba alrededor del mundo y veía bloqueos globales, inflación, ataques a la libertad individual, y pensé: ‘¿Quiénes son las voces más importantes de la libertad hoy? FEE está en lo más alto de mi lista. Quiero ayudar a que FEE tenga el mismo impacto en la vida de millones de jóvenes que tuvo en la mía”.

Esa clase de pasión por la libertad y la criptomoneda me impulsó a actuar. Tras descargar el monedero móvil de Bitcoin.com, seguí las sencillas instrucciones y compré 100 dólares en Bitcoin Cash. Fue fácil y sencillo. A continuación, tuve que decidir qué hacer con mi criptodivisa. Mi hijo de 12 años me preguntó en qué estaba trabajando. Le dije que le pagaría su paga esta semana en Bitcoin Cash si quería. Siempre deseoso de explorar una nueva aplicación, descargó rápidamente el monedero de Bitcoin.com y en pocos minutos apareció su pago en la pantalla.

Como método de intercambio alternativo descentralizado, entre pares y difícil de “minar” digitalmente, la criptomoneda desafía las normas establecidas y ofrece una nueva visión monetaria.

¿De qué otra forma podría utilizar mi Bitcoin Cash? En su sitio web, Bitcoin.com ofrece un mapa de búsqueda mundial para localizar los negocios cercanos que aceptan criptodivisas. Me sorprendió gratamente encontrar tantos restaurantes cerca de mí que aceptan Bitcoin Cash, así que compré comida china para toda la familia.

Como ya he dicho, no pretendo ser un inversor comprometido en criptodivisas -aunque entiendo perfectamente el atractivo-, pero probablemente seguiré comprando más de estas monedas virtuales para usarlas en los comercios locales y en algunas de las principales empresas que ahora las aceptan, como Whole Foods y Bed Bath & Beyond.

El nuevo atractivo de las criptomonedas

No hace mucho tiempo, utilizar o invertir en criptodivisas se consideraba un acto marginal. El inversor Warren Buffett llamó una vez al Bitcoin “veneno para ratas al cuadrado”. Ahora, se considera una diversificación inteligente de la cartera, una protección contra la inflación y algo en lo que invierten activamente instituciones estimadas como MassMutual y multimillonarios como el gestor de fondos, Stanley Druckenmiller. Se trata de un giro para Druckeniller, que dijo en 2018 que “no quería poseer Bitcoin“, y que ahora cree que su inversión en criptodivisas “funcionará mejor” que el oro.

¿Y ese veneno para ratas al que se refería Buffett en 2018? La capitalización de mercado de Bitcoin ya está ahora cerca de los niveles de la empresa de Buffett, Berkshire Hathaway.

Ya sea como una inversión a largo plazo o como una forma de comprar comida china a lo largo del camino, la criptodivisa merece una mirada más cercana.

Las políticas pandémicas han contribuido a esta nueva apreciación de la criptodivisa. Los gobiernos han imprimido dinero a un ritmo asombroso durante el último año en respuesta a los cierres y a los trastornos económicos relacionados, lo que ha hecho que muchos individuos e inversionistas estén preocupados por la futura inflación. De repente, las monedas virtuales parecen más atractivas. A diferencia del dinero fiduciario, o dinero emitido por un gobierno, como el dólar estadounidense, la mayoría de las criptodivisas tienen estrictos límites incorporados sobre el grado en que pueden inflarse y, por tanto, devaluarse.

Como método de intercambio alternativo, descentralizado y entre pares, difícil de “minar” digitalmente, la criptodivisa desafía las normas establecidas y ofrece una nueva visión monetaria.

Las raíces de la criptomoneda se encuentran en la escuela austriaca de economía que se remonta a Carl Menger, el fundador filosófico de esta línea de pensamiento económico. En el ensayo de Menger “Naturaleza y Origen del Dinero” de 1892, escribe:

El dinero no es una invención del Estado. No es el producto de un acto legislativo. Ni siquiera es necesaria la sanción de la autoridad política para su existencia. Ciertas mercancías llegaron a ser dinero de forma natural, como resultado de relaciones económicas independientes del poder del Estado.

Esta concepción del dinero basada en el mercado fue elaborada por otro gran economista austriaco, Ludwig von Mises, en su libro de 1912 La Teoría del Dinero y del Crédito.

Otro economista austriaco, el premio Nobel Friedrich Hayek, denunció la inflación como una gran amenaza para la empresa privada y el buen funcionamiento de una sociedad libre. En su libro de 1976, La Desnacionalización del Dinero, Hayek aboga por un sistema competitivo de monedas privadas. Escribe: “Tan pronto como uno logra liberarse del credo universalmente pero tácitamente aceptado de que un país debe ser abastecido por su gobierno con su propia moneda distintiva y exclusiva, surgen todo tipo de cuestiones interesantes que nunca han sido examinadas.”

La criptomoneda es una de las respuestas creativas a estas “preguntas interesantes” y está siendo cada vez más examinada, tanto por inversionistas convencionales como por individuos curiosos. Si se trata de una inversión a largo plazo, o es una forma de comprar comida china en el futuro, merece la pena examinar la criptodivisa con detenimiento.


Kerry McDonald es Senior Education Fellow en FEE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Days Gone 2019

Days Gone (2019), el videojuego que intentó contentar a la izquierda y no lo logró

Next Article
Kobe Bryant - El American

Un año de la partida de Kobe, el héroe de Los Ángeles

Related Posts
Total
0
Share