fbpx
¿Por qué Amazon apoya subir impuestos a las empresas?

Congreso quiere darle a la empresa espacial de Bezos $10,000 millones provenientes de impuestos

Los políticos deben dejar de rescatar a los multimillonarios

[Read in English]

Por Hannah Cox

Elon Musk y Jeff Bezos son dos de los hombres más ricos del mundo, y aunque ambos son claramente brillantes titanes de la industria, ninguno de ellos alcanzó ese estatus sin múltiples dádivas del gobierno. Las empresas Tesla y SpaceX de Musk han recibido casi $5,000 millones de dólares en ayudas del gobierno a lo largo de los años en diversas formas —subvenciones, créditos medioambientales, exenciones fiscales, préstamos con descuento, etc.—, mientras que Amazon recibió más de $3,700 millones de dólares de los contribuyentes en subvenciones sólo a nivel federal.

Recientemente, los dos hombres han estado compitiendo por otro contrato financiado por los contribuyentes: una subvención de la NASA para llevar astronautas a la luna.

El mes pasado, se anunció que la empresa de Musk, SpaceX, se adjudicaría el contrato después de que su oferta fuera casi la mitad del costo de la oferta de Blue Origin de Bezos.

Después de la pérdida, Blue Origin y una tercera empresa en la carrera presentaron protestas ante la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno, pero parece que el proceso de revisión puede ser evitado gracias a las acciones de los legisladores federales que ahora están tratando de ayudar a Bezos a recibir un contrato de $10,000 millones de dólares de todos modos.

Así es. Desde que Bezos perdió la licitación, los legisladores se apresuran a hacer una segunda subvención, además del contrato otorgado a SpaceX. Para ello, están trabajando en la aprobación de una enmienda a la Endless Frontier Act (Ley de la frontera infinita), una legislación destinada a aumentar la financiación de la investigación científica y la tecnología.

La enmienda fue añadida al proyecto de ley por la senadora Maria Cantwell (demócrata de Washington), que casualmente representa al estado donde Blue Origins tiene su sede.

Aunque la tercera empresa, Dynetics, también estaría compitiendo por el nuevo botín de dinero, la mayoría parece creer que Bezos sería el ganador.

A pesar de su enorme precio, la legislación se está moviendo rápidamente en el Congreso y parece tener un amplio apoyo bipartidista.

“La semana pasada se aprobó una votación de procedimiento [en el Senado] por un margen de 71 a 27”, informa The Intercept, “y los líderes demócratas del Senado tienen en mente una votación el jueves para su aprobación final, tras la cual tendría que pasar por la Cámara de Representantes”.

Las revelaciones muestran que Blue Origin gastó $625,000 dólares en hacer lobby en el Senado entre enero y marzo de 2021. Los informes muestran que $50,000 dólares de esa cantidad se destinaron a un equipo de lobistas que se centró en el programa de alunizaje. En definitiva, se trata de una ganga a cambio de un contrato gubernamental de $10,000 millones de dólares.

Jeff Bezos se sube al cuadrilátero con Elon Musk para conquistar el espacio
Es una completa perversión del sistema de libre mercado y el hecho es que ni Bezos ni Musk deberían recibir dólares públicos para sus deseos de exploración espacial. (Archivo)

Aunque la notoriedad de Bezos y Musk está llamando la atención sobre esta dádiva en particular, en realidad se trata de un comportamiento de lo más común para el Congreso, que pasa gran parte de su tiempo repartiendo dólares de los impuestos a los multimillonarios y las corporaciones.

Sólo el Gobierno federal gasta aproximadamente $75,000 millones de dólares al año en subvenciones a empresas privadas, y eso es sólo un rasguño en la superficie. Boeing recibe miles de millones de dólares de los estados y del Congreso. Bajo el paquete de estímulo inicial de 2020, The Cheesecake Factory obtuvo $50 millones de dólares. Nike recibió más de $2,000 millones de dólares. Y así sucesivamente.

No hay una manera fácil de medir completamente la cantidad de dólares en dádivas corporativas a través de los presupuestos federales, estatales y municipales, y mucho menos la cantidad de bienestar corporativo dado a través de otros medios como las exenciones fiscales selectivas o el favoritismo regulatorio.

Como dijo una vez Charles Koch: “Las subvenciones y los mandatos son sólo dos de los privilegios que el gobierno puede conceder a los amigos con conexiones políticas. Otros son las subvenciones, los préstamos, los créditos fiscales, las regulaciones favorables, los rescates, las garantías de préstamos, las exenciones fiscales específicas y los contratos sin licitación”.

El bienestar corporativo es una forma de amiguismo y es un ataque directo al capitalismo de libre mercado. Le permite al gobierno elegir a los ganadores y a los perdedores y es totalmente nocivo, desde el punto de vista ético y económico.

En su novela cumbre, La Rebelión de Atlas, Ayn Rand escribió: “Cuando veas que, para producir, tienes que obtener el permiso de hombres que no producen nada, cuando veas que el dinero fluye hacia los que comercian, no con bienes, sino con favores, cuando veas que los hombres se enriquecen más por el soborno y el engaño que por el trabajo, y que tus leyes no te protegen contra ellos, sino que los protegen a ellos en contra de tí, cuando veas que la corrupción es recompensada y que la honestidad se convierte en un autosacrificio, puedes saber que tu sociedad está condenada”.

Cuando el gobierno interfiere en el mercado, limita la competencia, a menudo premia a la gente por sus malas prácticas empresariales, reduce las opciones del consumidor, ahoga la innovación y obliga a los contribuyentes a financiar productos y programas en contra de su voluntad. Es una completa perversión del sistema de libre mercado y el hecho es que ni Bezos ni Musk deberían recibir dólares públicos para sus deseos de exploración espacial.

Es hora de que dejemos de rescatar a los multimillonarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
salud

Legisladores demócratas trabajan en plan oculto para instaurar un sistema de salud socialista en el país

Next Article
americanos, Independence Day

Ante el avance de los enemigos de la libertad, el Día de la Independencia debe ser un llamado a los americanos

Related Posts
Total
0
Share