fbpx
Saltar al contenido

¿Desvaríos mentales o un día lento en noticias? La crítica sexista del Tampa Bay Times contra la secretaria de Prensa de DeSantis

Contenidos

Esta entrada también está disponible en: English

[Read in English]

Hay una nueva variante del síndrome que afecta drásticamente a Florida en este preciso momento, y no, no es la variante Delta del Covid-19. El Síndrome de Desvarío contra DeSantis, una variante del Síndrome de Desvarío contra Trump ha infectado oficialmente al Tampa Bay Times, que decidió publicar un repugnante golpe político contra la secretaria de Prensa de DeSantis, Christina Pushaw.

El autor, Kirby Wilson se dedica a hacer afirmaciones conspirativas y sin fundamento sobre cómo Pushaw aterrizó en un puesto de alto nivel con uno de los gobernadores republicanos más célebres de USA. Kirby Wilson del Times, en una “profunda” investigación, descubrió que Pushaw “adjuntó” su currículum en un correo electrónico a la administración de DeSantis y —sorprendente y conspirativamente— dijo que le encantaría trabajar para el gobernador. Qué atrevimiento de una mujer enviar su currículum pidiendo trabajo.

¿Día de pocas noticias en el Tampa Bay Times o Síndrome de Desvarío contra DeSantis?

Wilson afirma entonces que “no está claro” lo que sucedió después, ya que Pushaw recibió papeles para un puesto. Un portavoz de DeSantis dijo que Pushaw es “experimentada e inteligente”. En un mundo normal, esta respuesta habría puesto fin a la historia: la inteligencia y experiencia de Pushaw es lo que le consiguió este trabajo. Pero, no. Wilson no ha terminado.

"*" señala los campos obligatorios

Will you be voting in the upcoming midterm election?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

A continuación escarba en su currículum, cuestionando su experiencia en asuntos de Gobierno y aportando conexiones irrelevantes con un antiguo presidente de Georgia (el país). Una táctica que The Washington Post y The New York Times utilizaron para atacar la experiencia legal de la asesora jurídica de Trump, Jenna Ellis, y de la exsecretaria de Prensa, Kayleigh McEnany.

Ataques sexistas a mujeres conservadoras

El ataque a las mujeres conservadoras por parte de los principales medios de comunicación está bien documentado. “Las mujeres conservadoras están acostumbradas a enfrentarse a críticas que incluyen afirmaciones de que no están educadas o de que sus mentes no están completamente formadas”, escribió en Forbes, Karin Agness Lips, fundadora de la Network of Enlightened Women. Del mismo modo, Heather Higgins, directora ejecutiva de Independent Women’s Voice, denunció a los medios de comunicación por “menospreciar a las mujeres conservadoras” en un artículo de opinión de Fox News.

Potencialmente consciente de esta tendencia sexista contra las mujeres conservadoras, Kirby Wilson, trata de disimular sus síntomas de Síndrome de Desvarío de DeSantis, dejando caer un párrafo al final sobre Kyle Lamb, un bloguero que había sido contratado por DeSantis.

El padre de Kirby Wilson era el editor en jefe del Tampa Bay Times

La prensa tiene el trabajo de hacer que el Gobierno rinda cuentas y de llevar la verdad a sus lectores. Pero, ¿para qué sirven estos artículos? ¿Qué ganaron los residentes de St. Petersburg, Florida, con este golpe? Potencialmente nada, sino meros chismes.

Que las personas envíen sus currículos y alaben a las organizaciones para las que desean trabajar debería ser algo obvio. Tal vez conseguir un trabajo por su cuenta sea una cuestión compleja para Kirby Wilson, cuyo padre —Mike Wilson— era el director del Tampa Bay Times, donde Kirby trabaja actualmente. Algunas personas se han preguntado si las conexiones de Wilson padre le consiguieron un trabajo a su hijo en su segundo año de estudios universitarios.

A pesar del trabajo, Kirby se graduó en la Universidad de Duke —donde fue miembro del teatro musical “Hoof ‘n’ Horn”—  con “niveles alarmantes de deuda”, dice la biografía de Kirby en The Texas Tribune. Las dificultades financieras de Kirby pueden explicar su extraño interés por el salario de 120,000 dólares de Pushaw, una joven talentosa conservadora que ha revolucionado el puesto de secretaria de Prensa en Florida.

Sigan adelante, mujeres conservadoras

Kirby afirma que “como reportero” está interesado en construir una “comunidad” en torno a la narración de historias. En este caso, sin embargo, Kirby está construyendo una comunidad de odio y prejuicios contra las mujeres conservadoras desde el Tampa Bay Times. Una prensa libre es necesaria para que las democracias funcionen y para que los actores del Gobierno rindan cuentas. Pero este tipo de golpes políticos no aportan más que división.

Con gran tristeza nomino oficialmente a Kirby Wilson, del Tampa Bay Times, para “El Idiota de la Semana” de El American.

Wilson no respondió a las preguntas de El American antes de la publicación de este artículo.

Luis Cornelio is the English Editor-in-Chief at El American. After graduating cum laude from the Colin Powell School for Civil and Global Leadership, he went on to intern at the Heritage Foundation. Most recently he served on President Donald Trump's re-election campaign, writing research articles on topics including law and order, immigration, and the Supreme Court. He also currently works as the Director of Communications for Got Freedom and researcher for the election integrity watchdog Amistad Project. A Dominican-American, he was granted U.S. citizenship in February 2020.
// Luis Cornelio es el English Editor-in-Chief de El American. Después de graduarse cum laude de la Escuela Colin Powell de Liderazgo Civil y Global, pasó a ser pasante de la Heritage Foundation. Recientemente, participó en la campaña de reelección del presidente Donald Trump escribiendo artículos de investigación sobre temas como la ley y el orden, la inmigración y la Corte Suprema. Actualmente trabaja como director de Comunicaciones de Got Freedom y es investigador para el grupo de integridad electoral, el Amistad Project. Un dominicano-americano, se le otorgó la ciudadanía americana en febrero de 2020.

Total
0
Share