fbpx
Senador, izquierda, El American

¿Muro de contención? Los demócratas que podrían bloquear a la izquierda en el Senado

Existe la posibilidad de que senadores demócratas puedan jugar contra la izquierda y obstaculizar así algunas políticas radicales

[Read in English]

Pese a que el Partido Demócrata ganó la mayoría de los puestos en la Cámara alta, existe la posibilidad de que senadores de la misma bancada puedan jugar contra la izquierda en el Senado de Estados Unidos y así obstaculizar algunas políticas radicales del Gobierno de Biden-Harris.

El Senado está integrado por 100 curules, 50 pertenecen a los republicanos, mientras que otras 50 están en manos de los demócratas. Sin embargo, sería la vicepresidenta Kamala Harris la encargada de definir cualquier empate.

Pero esta situación puede cambiar, al interior del mismo Partido Demócrata hay senadores más “moderados” que de alguna manera podrían jugar a favor del Partido Republicano y revertir en algunas votaciones la ventaja de la mayoría demócrata.

Tal es el caso de los senadores demócratas Joe Manchin de West Virginia, Krysten Sinema de Arizona, Jon Tester de Montana y Maggie Hassan de Nueva Hampshire.

A pesar de que los demócratas lideran tanto el Congreso como el Senado, se necesitan por lo menos 60 votos en la Cámara alta para poder interrumpir un debate y proceder a una votación de un proyecto de ley; lo que suavizará los planes más ambiciosos de la nueva administración y también de los más progresistas.

Patricio Navia, profesor de Estudios Liberales de la Universidad de Nueva York, dijo a La Voz de América que «entre los senadores demócratas hay un grupo de unos 10 que son bastante moderados»; agregó que «ni los de extrema derecha ni los de extrema izquierda tienen suficientes votos para encauzar sus agendas».

La agenda de transición de Biden está llena de planes para aumentar el control del Estado, una situación que podría hacerse realidad con la mayoría demócrata en el Senado. Pero estos senadores podrían revertir algunas de las iniciativas más peligrosas.

Hay un movimiento en la Cámara alta para eliminar el filibuster, se trata del requisito de los 60 votos mencionados anteriormente y que solo se necesitaría la mayoría simple: es decir, 50 más 1. Pero, por ejemplo, el senador demócrata Joe Manchin (D-WV), dijo que se va a oponer; por lo que es muy probable que esa norma de los 60 votos continúe vigente.

Los votos de Manchin estuvieron en línea el 51 % de las veces con la posición de Trump. (Twitter) Izquierda en el Senado
Los votos de Manchin estuvieron en línea el 51 % de las veces con la posición de Trump. (Twitter)

Manchin está en contra de agregar miembros a la Corte Suprema de Estados Unidos y ha calificado las propuestas más izquierdistas de los demócratas, incluido el “Green New Deal”, de “socialismo”.

Según el sitio web político FiveThirtyEight, los votos de Manchin estuvieron en línea con la posición de Donald Trump el 51 % del tiempo.

También está la senadora demócrata Kyrsten Sinema (D-Ariz) que ha sido crítica por su mismo partido. En 2018 dijo que votaría en contra de Chuck Schumer (D-NY) para el liderazgo de la minoría demócrata en el Senado: «el liderazgo demócrata ha fallado a los demócratas en todo el país», dijo. «No tengo miedo de decir lo que creo sobre lo que creo que nuestro partido necesita hacer y creo que nuestro partido necesita crecer y cambiar», aseveró en esa oportunidad.

Sinema también votó el 50,4 % de las veces a favor de las iniciativas de Donald Trump; y este año ha preferido mantenerse al margen de comentar en relación con el nuevo impeachment contra el expresidente.

Izquierda en el Senado - Kyrsten Sinema en 2018: «el liderazgo demócrata ha fallado a los demócratas en todo el país».
Kyrsten Sinema en 2018: «el liderazgo demócrata ha fallado a los demócratas en todo el país». (Wikipedia)

Otro senador demócrata que podría hacer el contrapeso es Jon Tester (D-Mont), quien pese a culpar a Trump del violento ataque al Capitolio se diferenció de la posición de los demócratas al afirmar que un juicio político «era poco probable en un período tan corto» antes de la toma de posesión de Joe Biden el 20 de enero.

Tester se presenta a sí mismo como un demócrata moderado. De hecho, se ha separado de los demócratas en algunas ocasiones. La más reciente se dio al respaldar la construcción del oleoducto Keystone XL desde Canadá a la costa del Golfo. Se trata de un proyecto que Biden quiere revertir.

Izquierda en el Senado - Tester se presenta a sí mismo como un demócrata moderado.
Tester se presenta a sí mismo como un demócrata moderado. (Jon Tester)

El senador demócrata votó a favor de la posición de Trump aproximadamente el 31 % del tiempo hasta abril de 2020, y aproximadamente la mitad de las veces en 2017 y 2018.

Por último, está también Maggie Hassan (D-NH), que a último momento decidió apoyar a Biden en campaña. Recientemente Hassan participó en un grupo de trabajo bipartidista de la Administración Trump para apoyar la reapertura de la economía durante la pandemia de COVID-19.

Queda esperar qué sucederá en el Senado luego de que el Partido Demócrata anunciara una serie de deseos de la izquierda que podrían hacerse realidad.

Demócratas darían luz verde a la agenda de Biden

La agenda de transición de Biden está llena de planes para aumentar el control del Estado. Biden-Harris ya publicaron sus propuestas, y una de las cosas que más preocupa es que utilizarían la “Ley de Producción de Defensa” para atender el tema de la pandemia de la COVID-19. Esta ley permite que el Gobierno federal tome el control de industrias privadas.

Otra normativa que preocupa es que en el marco de la recuperación económica de emergencia Biden implementaría un salario mínimo por hora de 15 dólares, una disposición que podría establecer controles de precios nacionales y atentar contra el libre mercado.

Un artículo publicado por el periodista Brad Polumbo para FEE menciona un estudio realizado por cuatro economistas de la Universidad de Stanford, en donde se analizaron las propuestas de Biden. En él se concluye que intervenciones desde el Gobierno distorsionarían los incentivos laborales, disminuirían la productividad y matarían puestos de trabajo.

«El inminente asalto socialista de los demócratas a nuestra nación hará que los primeros dos años en el cargo del presidente Obama parezcan moderados», denunció el senador republicano Marco Rubio (R-FL) antes de las elecciones que le otorgaron la mayoría del Senado al Partido Demócrata.

El senador republicano advirtió que con la mayoría, los demócratas harán realidad iniciativas socialistas como el «Green New Deal, la medicina socializada, impuestos al estilo europeo sobre la industria y los trabajadores estadounidenses, regulaciones radicales que dañarán a las pequeñas empresas y la capitulación ante el Partido Comunista chino estarán en la agenda», sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Los 5 logros económicos de Trump que no debemos olvidar

Next Article
Joe Biden - El American

Asesor de Biden dice que será el presidente "más europeísta de la historia"

Related Posts
Total
0
Share