fbpx
DeSantis - El American - Florida

Cómo Ron DeSantis salvó a Florida de la debacle que vive Nueva York

Mientras que Cuomo ordenó a los asilos a recibir ancianos positivos de coronavirus, DeSantis detuvo las visitas externas a los hogares de ancianos y reforzó sus reservas de equipos de protección personal

[Read in English]

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, fue una de las autoridades más criticadas en Estados Unidos por su gestión durante la pandemia. Sin embargo, un año después, las cifras de COVID-19 hablan por sí solas y revelan que el republicano tenía razón: cerrar negocios, escuelas y confinar a la gente, no bloquearía la expansión del virus.

Mientras el polémico gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, era alabado por los confinamientos masivos y sus ruedas de prensa, De Santis era criticado al punto de ser calificado como el responsable de llevar a su estado “a la morgue”.

Pero al final sucedió lo contrario, Nueva York dejó graves cifras debido a las medidas tomadas por el gobernador como las muertes de ancianos en asilos, mientras que Florida por el contrario, muestra que la tasa de mortalidad entre las personas mayores es 20 % inferior a la de California y un 50 % menor a la de Nueva York, según los datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades.

Mientras que Cuomo ordenó a los asilos a recibir ancianos positivos de coronavirus, DeSantis detuvo las visitas externas a los hogares de ancianos y reforzó las reservas de equipos de protección personal. Asimismo, en vez de enviar a los adultos mayores a los hogares de atención, el gobierno de Florida estableció 23 centros de enfermería dedicados a Covid para los pacientes ancianos dados de alta de los hospitales.

Un artículo del Wall Street Journal (WSJ) detalla cronológicamente cómo DeSantis abrió progresivamente la economía del estado pese a las críticas y a la presión política. El artículo destaca cómo el gobernador de Florida logró que su estado sea uno de los menos golpeados por la pandemia.

“El Sr. DeSantis dice que escuchó a un elenco diverso de expertos, como Jay Bhattacharya de Stanford, Martin Kulldorff de Harvard y Carl Heneghan y Sunetra Gupta de Oxford. En lugar de cerrar las empresas en verano, ordenó que se hicieran pruebas más frecuentes a los trabajadores de las residencias de ancianos y desplegó más personal en los hospitales más afectados. A finales de julio, los casos en Florida y en todo el Cinturón del Sol comenzaron a disminuir”, señala el WSJ.

El diario recuerda que en Florida, donde los negocios pudieron permanecer abiertos y a plena capacidad, llegó a tener solo 5 casos de contagio por cada 100 habitantes; mientras que Nueva York tenía 5.8 y California 6.4.

“El empleo se redujo un 4.6 % en Florida en 2020, frente al 8 % en California y el 10.4% en Nueva York. Los empleos en el sector del ocio y la hostelería cayeron un 15 % en Florida, frente al 30 % de California y el 39 % de Nueva York”, señala el WSJ.

DeSantis: “Florida lo hizo bien”

Y es que ahora el gobernador de Florida puede sonreír porque los números le dan la razón. “Florida lo hizo bien, y los estados que bloquearon lo hicieron mal”, así lo afirmó DeSantis en la conferencia anual de CPAC.

“Mientras tantos gobernadores durante el último año han seguido encerrando a la gente, Florida animó a la gente (…) Florida lo hizo bien y los estados de bloqueo lo hicieron mal”, sentenció.

Más de 1.8 millones de personas han contraído el virus en Florida y más de 30,000 han muerto. Pero esos números representan mejores cifras per cápita que los Estados Unidos en su conjunto. 

En esa línea, la tasa de desempleo también cayó mucho más que los estados con cierres más estrictos, como California, Illinois y Nueva York.

DeSantis dejó que sus ciudadanos decidan cómo lidiar con la pandemia del coronavirus sin afectar la economía de Florida. En septiembre, cuando emitió una orden ejecutiva, sostuvo que se debía “evitar tratar de penalizar a las personas por no distanciarse socialmente y trabajar con la gente de manera constructiva”.

De igual forma, el gobernador sentenció que nunca más llevaría a cabo ninguno de los cierres de empresas y levantó las principales restricciones en el estado, además de suspender las multas por violar los protocolos locales sobre el uso de máscaras.

“Como un acto de gracia del Ejecutivo, todas las multas y penalidades pendientes que se han aplicado a los individuos han sido suspendidas”, anunció DeSantis en septiembre del año pasado.

De acuerdo con las cifras y datos presentados por la Oficina de Estadísticas Laborales (Bureau of Labor Statistics), los estados dirigidos por gobernadores republicanos lideran la recuperación económica de la nación. En efecto, se refleja que Dakota del Sur, por ejemplo, de la gobernadora republicana, tiene una tasa de desempleo de 3.3 puntos mientras que California es el peor de los estados con 9.3 puntos.

Por su parte, Florida, del gobernador republicano DeSantis, tiene una tasa de desempleo de 5.1 puntos, mientras que Nueva York de Andrew Cuomo 8.7 puntos. De este modo, con las cifras oficiales queda en evidencia cómo los confinamientos radicales asumidos por líderes demócratas golpearon fuertemente la economía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Anna Paulina, El American

Anna Paulina: "Tráfico de personas sucede bajo nuestras narices"

Next Article
quémenlo todo, la destrucción como política. Imagen: Koshu Kunii via Unsplash

“Quémenlo todo”: 3 razones contra el coro de la destrucción

Related Posts
Total
30
Share