fbpx

Dominion Voting Systems demanda a Newsmax y OANN por difamación

Dominion Voting Systems demanda a Newsmax y OANN por difamación

La empresa canadiense encargada del voto electrónico en gran parte del país lleva adelante una cruzada legal contra las empresas periodísticas que, supuestamente, hicieron falsas acusaciones en su contra relacionadas al no comprobado fraude electoral

Luego de las polémicas elecciones del pasado noviembre de 2020, que dieron por ganador al actual presidente Joe Biden, Dominion Voting Systems, una empresa canadiense encargada del voto electrónico en muchos estados del país, entabló una cruzada legal contra diferentes actores políticos y comunicacionales que hicieron aseveraciones duras y no comprobadas sobre el «fraude electoral» denunciado por el expresidente Donald Trump. Newsmax y OANN, ambos medios conservadores, se unieron a la lista de demandados por Dominion.

«Newsmax ayudó a crear y cultivar una realidad alternativa en la que el arriba es el abajo, los cerdos tienen alas y Dominion se involucró en un fraude colosal para robar la presidencia a Donald Trump amañando el voto», dijeron los abogados de Dominion Voting Systems en una demanda.

Sobre OANN, la empresa canadiense afirma que el medio entrevistó a un falso “experto matemático” que, en realidad, era un simple instalador o técnico de una compañía que construye columpios en Long Island.

Dominion solicita a cada una de estas dos organizaciones de comunicación 1,600 millones de dólares en concepto de daños y prejuicios por difamación. Anterior a OANN y Newsmax, la empresa que contabilizada el voto electrónico entabló demandas contra Fox News, Sidney Powell, al fundador de MyPillow, Mike Lindell, y el abogado Rudy Giuliani quienes también acusaron a Dominion de participar en un entramado de fraude electoral.

Hasta ahora, las denuncias de fraude electoral por el expresidente Trump (también hechas por los actores anteriormente mencionados) no fueron comprobadas en investigaciones estatales y federales.

«Este aluvión de mentiras por parte de los acusados y de otros ha causado —y sigue causando— graves daños a nuestra empresa, a nuestros clientes y a nuestros empleados», dijo el consejero delegado de Dominion, John Poulos, en un comunicado enviado a NBC News. «No tenemos más remedio que intentar que los responsables rindan cuentas».

Newsmax se defendió de la demanda de Dominion y un portavoz le dijo a NBC que «Si bien Newsmax no ha revisado la presentación de Dominion, en su cobertura de las elecciones presidenciales de 2020, Newsmax simplemente informó sobre las acusaciones hechas por figuras públicas bien conocidas, incluyendo el presidente, sus asesores y miembros del Congreso. La acción de Dominion hoy es un claro intento de aplastar tal información y socavar una prensa libre».

reporte forense, dominion
Un trabajador se encarga de procesar y verificar los votos en ausencia en el Departamento de Registro y Elecciones del Condado de Fulton en el State Farm Arena en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, 05 de noviembre de 2020. (EFE)

El camino de Dominion Voting Systems

Más allá de que las denuncias por fraude no fueron comprobadas, las elecciones de noviembre fueron polémicas, desde el masivo uso del voto por correo hasta las incendiarias denuncias del expresidente Trump. Todo esto en medio de una pandemia que generó una crisis sanitaria y económica sin precedentes en todo el planeta. En ese contexto, Dominion Voting Systems estuvo envuelto en la polémica por los abogados de Trump y las informaciones de medios conservadores.

El American, en un reportaje, elaboró un recuento del camino de Dominion para convertirse en una de las principales empresas de voto electrónico en Estados Unidos. Todo empezó con la adquisición de Sequoia Voting Systems en el año 2010, una polémica empresa de voto electrónico que trabajó con los softwares desarrollados y patentados por la compañía Smarmatic, envuelta en diferentes casos de fraude electoral en todo el mundo.

En ese momento, al adquirir Sequoia, Dominion se llevó el 20 % del mercado electoral americano. Sin embargo, la empresa canadiense no solo compró Sequoia en 2010, sino que también adquirió a Premier Election Solutions, conocido como Diebold/Premier; llevándose el 50 % del mercado electoral en Estados Unidos en tan solo un año. Según un reportaje del Huffington Post publicado en 2017, quedaron dos empresas competidoras: ES&S, con el 40 %, y Hart InterCivic, con el 10 %.

Dominion aprovechó dos oportunidades de mercado, la primera fue que el Departamento de Justicia exigió a ES&S a vender a Premier Election, que era una subsidiaria propiedad de esta compañía, por preocupaciones de posible monopolio. La segunda fue con Sequoia, donde también hubo una obligación de venta, pues era una compañía relacionada íntimamente a Smartmatic, y muchos actores políticos (incluyendo congresistas demócratas) presionaron para que Smartmatic quedara sin influencia dentro del sistema electoral americano. Así Sequoia terminó siendo vendida y Dominion aprovechó para adueñarse de gran parte del mercado electoral americano.

«No es exactamente un oligopolio, pero es como si lo fuera», dijo al Wall Street Journal el profesor de ciencias políticas del Instituto de Tecnología de Massachusetts, Charles Stewart, frente a la hábil forma en la que se movieron las compañías que ofrecen el servicio del voto electrónico.

HB6, legisladores de Texas, proyecto de ley electoral, demócratas de Texas
Un votante deposita su papeleta en un colegio electoral de voto anticipado para las elecciones presidenciales de Estados Unidos en Houston, Texas, Estados Unidos, el 15 de octubre de 2020. (EFE)

Luego de adquirir ambas compañías, Dominion fue un éxito. «Election Systems & Software LLC y Dominion Voting Systems, ambas compañías, producen la tecnología utilizada por más de las tres cuartas partes de los electores americanos, según un próximo informe de investigadores de la Wharton School de la Universidad de Pensilvania», se lee en el artículo publicado el 28 de octubre en el Wall Street Journal.

No obstante, Dominion tiene problemas para entrar en el mercado de algunos estados, como Texas, que rechazó en tres ocasiones el software y el hardware de la empresa canadiense por dudas en cuanto a la seguridad de las máquinas proporcionadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
3.5 billones

Dudas entre los demócratas por el presupuesto de $3.5 billones aprobado en el Senado

Next Article
oficial epidemiológico de Salud , El American

Puerto Rico: renunció oficial epidemiológico que acusó a la prensa de “terrorismo mediático”

Related Posts
Total
0
Share