fbpx
Saltar al contenido

Elevator pitch: qué es y 5 ejemplos para que armes el tuyo

Imagen de una mujer y un hombre vestidos de traje hablando y mirando una tablet

Contenidos

Un buen elevator pitch puede lanzarte a tu próxima gran oportunidad. La base de esto es conectar con las personas. Para lograr este acercamiento e interés, debes mostrar no solo seguridad, sino también credibilidad. ¡Un discurso nunca debe verse forzado!

¿Quieres saber cómo presentarte ante ese posible inversionista o socio sin perder tu autenticidad? ¡Toma nota de todos los tips que tenemos para ti y triunfa!

¿Qué es el elevator pitch?

Se conoce como elevator pitch (o elevator speech) al discurso de presentación que realizamos al momento de querer hablar sobre un proyecto, un emprendimiento o una idea de negocio ante personas que puedan ser potenciales clientes, inversionistas o accionistas. 

El discurso, desde luego, debe ser atractivo para poder captar la atención de estas personas, ya que usualmente los inversionistas buscan proyectos y emprendedores que tengan ideas claras y concisas

Elevator pitch mantiene ese nombre debido a que se asemeja al viaje en un ascensor: no suele durar más de 30 segundos. Se trata de imaginar que al estar en un elevador se te presenta la oportunidad de hablar con ese posible cliente que puede comprar lo que ofreces.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

¿Cuándo y cómo usar el elevator pitch?

Aunque su uso es más común en emprendedores, para conseguir inversionistas o para dar a conocer su negocio, también podemos usarlo de forma personal para conseguir empleo, por ejemplo. En ambos casos, expondremos los mismos puntos: quiénes somos, a qué nos dedicamos, qué queremos hacer o cuál es nuestra propuesta de valor.

Puedes utilizar el elevator pitch en exposiciones laborales, presentaciones o, incluso, en tu perfil profesional en LinkedIn. ¡Sí! Puedes redactar una breve descripción con información personal relevante y con puntos clave que les pueda servir a los reclutadores para tener ese primer acercamiento. En pocas palabras, puedes usar la técnica para venderte a ti mismo y tus capacidades.

Desde luego, el elevator pitch suele utilizarse también en exposiciones de networking. Quienes asisten a programas de asociaciones lo utilizan para presentarse en las juntas y hasta en entrevistas de trabajo. 

4 pasos para elaborar un elevator pitch

Si tienes una idea de negocios en la cabeza, es momento de dar el primer paso para comunicarla a posibles inversionistas. 

Aquí te dejamos cuatro sencillos pasos para que empieces a armar tu elevator pitch:

1. Identifica el problema o lo que quieres lograr 

Debes tener presente que estás pensando hacer una propuesta que ofrezca soluciones a las necesidades de tu cliente ideal. Lograrás convencerlo siempre y cuando tengas esa premisa en mente. 

¿Sabes desde dónde habla tu cliente ideal? Es importante que lo conozcas, que te nutras de esa información, ya que así estarás más cerca de entender el problema o los problemas que tiene. Con esto, podrás delimitar mejor las soluciones que puedes ofrecer. 

Además, consulta entrevistas o investigaciones que se hagan en torno al problema que estás trabajando. Así, con tu elevator pitch, podrás respaldar con fuentes lo que dices. 

2. Define tu público objetivo 

Para poder tener una propuesta de valor es necesario que establezcas quién es tu público objetivo. Recuerda que no se trata de crear un producto o servicio que llegue a todo el mundo. Mientras más definido esté tu público, más efectivo será el mensaje que quieras transmitir.

No hay que definir el público solo para tener un buen pitch, sino para que el negocio que quieres hacer sea realmente exitoso. 

Será necesario definir tu cliente ideal, tener en cuenta cuáles son sus características, cuáles son sus intereses, dónde viven, a qué se dedican. Todo debe estar descrito con el mayor detalle posible. 

Un buen tip para este ejercicio es imaginar a una sola persona, darle un nombre y, luego, describir todas sus características. Esa será la persona para el que elaboras tu propuesta.

3. Canaliza la solución y crea la propuesta de valor 

Ya estás más cerca de tener, no solo la solución en tus manos, sino de poder transmitirla de manera perfecta. Recuerda que es importante manejar un lenguaje cercano, sencillo y conciso. Así podrán entenderte tanto los posibles inversores como tu público objetivo. 

4. Crea el mensaje 

¡Pasamos a crear el mensaje! Y un buen elevator pitch no debe durar más de un minuto. ¡Toma lápiz y papel! Pasamos a lo esencial:

  1. Rompe el hielo: puedes hacer una pregunta que capte la atención de tu receptor. Por ejemplo, habla de alguna cifra que sea de interés y que esté relacionada con el problema que quieres resolver. Si con este primer acercamiento ya tienes la atención del posible inversor, ya tienes más de la mitad del camino asegurado. 
  2. Preséntate: hazle conocer a la persona cuál es tu nombre de una manera cercana y amena.
  3. Cuenta qué haces: usa tres palabras clave que describan lo que hace tu empresa o emprendimiento. 
  4. Describe cuál es el problema: habla del problema que quieres resolver, descríbelo y explica por qué es algo tan importante.
  5. Cuenta cuál es la solución: acá debes ser muy puntual en cuanto a la finalidad que estás buscando.
  6. ¡No olvides el beneficio!: cuéntale a este inversor por qué es un negocio favorable para él.
  7. Deja la posibilidad de un segundo encuentro: es fundamental que muestres interés a un segundo encuentro o reunión para poder explicar, ahora sí, en detalle, todo lo que la otra persona desea conocer. No olvides tener a la mano una tarjeta de presentación, así no habrá forma de que te olviden.

Tips para un elevator pitch efectivo

El éxito de tu discurso no solo va a depender de tu propuesta, sino de cómo la presentas. Hay temas como la descripción del producto, a qué cliente está dirigido o el tamaño de mercado que no puedes dejar de nombrar. Pero también hay otros aspectos esenciales que solo alguien experimentado puede notar. 

Aquí te traemos algunos consejos para que puedas hacer tu mejor elevator pitch.

Hazlo breve

Mientras más breve y puntual sea tu pitch, más entendible e interesante será para quien te escucha. Deja el drama de lado, solo haz saber con frases cortas la solución o el beneficio que eso le traerá a tus posibles clientes.

Conecta con el público

Si tu público ya muestra interés en tu producto o servicio y tiene preguntas para ti, responde de forma calurosa y agradable. No hay mejor gancho que ser empáticos. 

Cuenta una historia

Demuestra el tiempo que te ha llevado desarrollar el servicio que ofreces y cuenta el por qué te apasiona tanto tenerlo como una de tus metas.

Conoce a tu público

¿Ya sabes quién es tu cliente ideal? Habla de él a los demás, esto será clave en tu elevator pitch. Con esto en mente, vas a poder hablar del mercado que te interesa y del potencial que tiene tu servicio. Si tienes la oportunidad, habla también de reseñas o de testimonios sobre cómo usan tu producto y lo conveniente que es.

Practica varias veces en voz alta

El tono de voz con el que presentamos nuestro modelo de negocio es de gran importancia, no lo pases por alto. Practica todas las veces que lo consideres necesario, ya sea solo o en compañía de tu círculo cercano. Toma en cuenta que debes hablar con confianza, pronunciar las palabras correctamente y mantener un tono adecuado para que tu receptor te escuche con claridad.

Incluye diapositivas

Si tienes la oportunidad de tener a la mano una minipresentación que respalde tu discurso, ¡no pierdas la oportunidad de enseñarla! Te será de mucha utilidad, sobre todo, cuando se trata de hablar de mercados, gráficas, etc.

Lleva tu tarjeta de presentación

Una vez que hayas dado tu discurso, entrega una tarjeta de presentación.  A los potenciales inversionistas les servirá tener a la mano nuevos negocios y contactar en caso de que deseen un segundo encuentro o generar una asociación.

Sonríe 

Durante tu discurso no dejes de mostrar tu mejor actitud y energía. Cuando compartas los intereses y los beneficios de tu negocio, recuerda tener una sonrisa en tu rostro. Con esto generarás confianza y tranquilidad.

5 ejemplos de elevator pitch

Te traemos algunos ejemplos de elevator pitch que te servirán de inspiración para elaborar el tuyo.

Ejemplo 1:

«¿Alguna vez tu jefe te pidió un informe antes de terminar el día? Evidentemente, le respondes que sí, aunque sabes que no será algo rápido ni fácil. Mis socios y yo creamos FastReport para solventar este tipo de inconvenientes que se presentan en las empresas. Con nuestra herramienta, es posible crear un informe en menos de 30 minutos». 

Ejemplo 2:

«Soy María Rodríguez y me dedico al marketing digital en Hispania, empresa pionera en aplicar la metodología inbound marketing en América Latina. Actualmente, nos dedicamos a ayudar a las empresas a impulsar su crecimiento y visibilidad online. Coca-Cola fue uno de nuestros primeros clientes, a los 10 meses de empezar a trabajar juntos aumentamos su presencia en internet un 40 %. Si nos reunimos en otro momento me gustaría que te sumes a nuestro equipo».

Ejemplo 3:

«¿Quieres saber cuántos nuevos clientes ganaste en tu última campaña digital? Y de estos, ¿cuáles fueron los clientes que adquirieron más de 1 producto? Te dejo mi tarjeta de presentación, por si estás interesado en un segundo encuentro».

Ejemplo 4:

«Soy Manuel Muñoz, SEO Manager en Digitaleg. Somos una consultoría SEO que se dedica a ayudar a empresas de todo tipo a que sus clientes los encuentren por internet de forma orgánica. Contamos con la fórmula maestra para que puedas aparecer en las tres primeras páginas de resultados de Google. Te dejo mi tarjeta de presentación. Contáctame para más detalles».

Ejemplo 5:

«Conozco que tenemos un contacto en común: Angélica Borrero. Ella es una de nuestras mejores clientas. Ayudamos a que su empresa pudiera reducir el ciclo de vida de su desarrollo de software un 40%, gracias a nuestro servicio. Como son dos socios de escala e industria similar, me imagino que estás buscando resultados parecidos. ¿Te gustaría saber qué podemos hacer por ti?».

Recuerda que un elevator pitch es efectivo cuando, en principio, viene a petición de otra persona. El comunicarlo de forma espontánea puede que no te traiga resultados favorables. En el caso de que te pregunten, ya debes estar preparado.

Sabrás que el discurso que diste fue efectivo cuando te pidan tu tarjeta de presentación o algún otro modo de comunicarse contigo.

Con toda esta información, y algunos ejemplos, ¡estás más que listo para realizar tu discurso de ventas!

¡Ahora sí! Puedes crear tu elevator pitch y enganchar a la audiencia. Recuerda que puedes suscribirte al newsletter para recibir nuestro contenido.

Total
0
Share