fbpx
Saltar al contenido

Elizabeth Warren dice la vieja mentira de que las empresas son culpables de la inflación

elizabeth-warren

Esta entrada también está disponible en: English

[Read in English]

La economía americana está atravesando su mayor ciclo inflacionario en décadas, con una subida de precios del 6.2 % desde el año pasado, según la Oficina de Estadísticas Laborales. Los políticos saben que los votantes se preocupan mucho por la inflación, y los demócratas empiezan a decir que la culpa es de las empresas, con la senadora Elizabeth Warren (demócrata) a la cabeza.

Durante una entrevista en la MSNBC, Warren dijo que el aumento de los precios en el sector energético (que ha subido un 30 % en el último año) no responde a los cambios en el mercado, sino que es solo el resultado de las codiciosas compañías petroleras que se dedican a subir los precios para obtener beneficios. Warren también citó un artículo en el que se culpaba de las subidas de precios a las empresas minoristas, utilizando como prueba de su teoría las declaraciones de los directores generales en las que afirmaban que habían estado subiendo los precios para mantener altos sus márgenes de beneficio.

Warren no es la única demócrata que intenta desviar la culpa hacia las empresas privadas. El Gobierno de Biden ordenó recientemente investigar a las compañías petroleras por su supuesto papel en el aumento de los precios del petróleo. Cuando se trata de la inflación, parece que los demócratas se están alineando para tomar una de las jugadas más antiguas en el libro político y culpar a las empresas privadas —no al gobierno que ha gastado billones de dólares en el último año— por la inflación con la esperanza de evitar la reacción política.

El presidente Biden ha ordenado que se investigue a las compañías petroleras por el presunto fraude en los precios. (EFE)

¿Por qué Elizabeth Warren está equivocada?

Que las empresas suban sus precios para mantener sus beneficios no es algo nuevo, ni nefasto, es simplemente cómo funciona el mercado. Son la oferta y la demanda las que fijan los precios, cuanto más altos son los precios más baja es la demanda, y viceversa. Las empresas tienen un incentivo para cobrar lo máximo posible por un producto, pero los consumidores también disminuirán el número de bienes que compran.

"*" señala los campos obligatorios

Will you be voting in the upcoming midterm election?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Actualmente, los precios son altos porque la demanda supera con creces a la oferta. Los consumidores están gastando más dinero después de haber ahorrado gracias a los programas gubernamentales durante la pandemia. Además, las cadenas de suministro siguen en desorden, ya que las empresas se enfrentan a la escasez de mano de obra y al aumento de los precios de la energía. Estos costes crecientes en el lado de la oferta más la mayor demanda tendrán inevitablemente un efecto en los precios que paga el consumidor.

Además, el gobierno ha impreso una cantidad asombrosa de dinero durante el último año y medio. La Reserva Federal mostró que la oferta de dinero ha saltado de 15,406 billones de dólares en enero de 2020 a 21,187 billones en octubre de 2021, un aumento de casi el 40 %. Esta cantidad puede aumentar aún más si los demócratas logran aprobar su proyecto de ley de gasto masivo de reconciliación.

elizabeth-warren
Elizabeth Warren culpa a las empresas de la alta inflación. (EFE)

La inflación es también un problema monetario, como decía Milton Friedman. Incluso un exasesor económico de Obama ha advertido que el tamaño del gasto federal en 2020 y 2021 podría tener un gran efecto en la inflación, argumentando que, aunque los problemas de la cadena de suministro son mundiales, Estados Unidos está sufriendo tasas de inflación muy superiores a las de Europa, por ejemplo.

Seguro que las empresas están experimentando grandes márgenes de beneficio, ya que las condiciones económicas les permiten subir los precios sin sufrir una gran disminución de la demanda. Pero las empresas solo están reaccionando a un entorno económico inflacionista, no lo están creando.

Culpar a las empresas privadas de la inflación no es algo nuevo

El gobierno revolucionario francés imprimió una cantidad absurda de dinero, culpó a las empresas de la consiguiente subida de precios y promulgó una ley de “máximos generales”, aplicando un estricto control de precios, que solo provocó más escasez y opresión gubernamental.

Más recientemente, el régimen chavista hizo lo mismo cuando la inflación empezó a convertirse en un problema crónico en la economía venezolana. Hugo Chávez y Nicolás Maduro culparon sistemáticamente a las empresas de acaparar y subir los precios, imponiendo estrictos controles de precios como supuesta solución al problema. Por supuesto, no funcionó, y la hiperinflación se disparó.

La teoría de la senadora Warren de que las empresas privadas son las causantes de la inflación no solo es falsa, sino que es un razonamiento que ha sido utilizado por decenas de gobiernos para aplicar políticas terribles que solo empeorarán el problema.

Daniel is a Political Science and Economics student from the University of South Florida. He worked as a congressional intern to Rep. Gus Bilirakis (FL-12) from January to May 2020. He also is the head of international analysis at Politiks // Daniel es un estudiante de Cs Políticas y Economía en la Universidad del Sur de la Florida. Trabajo como pasante legislativo para el Representate Gus Bilirakis (FL-12) desde enero hasta mayo del 2020. Daniel también es el jefe de análisis internacional de Politiks.

Total
0
Share