fbpx
Saltar al contenido

La historia de una familia de exiliados cubanos que construyó una exitosa cadena de restaurantes

La historia de una familia de exiliados cubanos que construyó una exitosa cadena de restaurantes

Read in English

[Read in English]

Cuando Fidel Castro aflojó las grietas de la inmigración del Mariel de 1980, un intento de estrategia reactiva para salvar la cara tras la humillación de que más de 10,000 cubanos asaltaran la embajada de Perú en La Habana, en menos de 24 horas, en busca de libertad, el dictador cubano no tenía ni idea de la cantidad de talento y espíritu emprendedor que estaba saliendo de Cuba. La familia Vilariño es un ejemplo de ello.

Un sistema político republicano, con su complemento económico natural de un modelo de libre empresa, saca lo mejor de las personas. El ámbito de libertad, la laboriosidad y la iniciativa individual para vencer los obstáculos demuestran que en Estados Unidos las grandes cosas son realmente posibles.

Irina Vilariño, una de las cinco hijas de Antonio y Nilda, es testigo de las oportunidades que les brindaron al llegar a Estados Unidos en 1980. Sin saber inglés, pero plenamente decididos a hacer realidad el sueño americano, tras mucho sacrificio y en busca de oportunidades, la familia Vilariño abrió su primer restaurante en Hollywood cuatro años después de su llegada.

Siendo una niña, Irina recuerda cómo su padre se aventuró a sacar adelante a su familia, después de los consabidos trámites de inmigración, pero sin, como señaló en su entrevista con El American, “ningún favoritismo federal”, es decir, ayudas económicas gubernamentales.

De hecho, Irina atribuye precisamente a la naturaleza no intervencionista del sistema capitalista competitivo de Estados Unidos la capacidad de su familia para construir la exitosa cadena de restaurantes Las Vegas, establecida en numerosos lugares del sur de Florida, incluyendo Miami Beach, Doral (dos), el Aeropuerto Internacional de Miami, Fort Lauderdale (dos), Hollywood, (dos), Pembroke Pines (dos), Plantation y Hallandale Beach.

Muy versada en política y atenta a los numerosos retos que el socialismo plantea ahora a Estados Unidos, Irina citó las válidas preocupaciones sobre el futuro de una sociedad libre, la clase media, la familia, la religión y el espíritu emprendedor de la nación.

Hablando como propietaria de un negocio, reiteró el ambiente hostil que la izquierda, las políticas estatistas, las Big Tech y la cultura woke de las grandes empresas está fomentando contra los negocios pequeños e independientes.

No se pierda esta conversación y no olvide suscribirse a nuestro canal de YouTube para recibir las notificaciones de todos nuestros programas y entrevistas.

Julio M Shiling, political scientist, writer, director of Patria de Martí and The Cuban American Voice, lecturer and media commentator. A native of Cuba, he currently lives in the United States. Twitter: @JulioMShiling // Julio es politólogo, escritor, director de Patria de Martí y The Cuban American Voice. Conferenciante y comentarista en los medios. Natural de Cuba, vive actualmente en EE UU.

Deja una respuesta

Total
25
Share