fbpx
Saltar al contenido

Filtración a la Corte Suprema es un ataque al corazón del sistema americano

Supreme Court - El American

Available: English

[Read in English]

Uno de los pilares del sistema político americano es su Poder Judicial independiente.

El Federalist 78 dice que “es el mejor recurso que se puede idear en cualquier gobierno, para asegurar una administración constante, recta e imparcial de las leyes”. Cuando la confidencialidad con la que cuentan los jueces para dirimir sus disputas en la Corte Suprema es violada, la naturaleza de la Corte Suprema es violentada. 

Cuando los jueces no pueden establecer discusiones basadas en el derecho, sino que han de temer una turba rabiosa desaforada, las bases del sistema americano están siendo atacadas. Eso es justo lo que pasó con la filtración de un borrador de la decisión de la Corte Suprema sobre el caso Dobbs v Jackson Women’s Health Organization, que acabaría con el precedente de Roe v Wade, que legalizó el aborto en todo el país hasta las 21 semanas sin casi restricciones. Esto, rápidamente, hizo que los demócratas pegaran el grito al cielo. 

Probablemente el objetivo de quien filtró el borrador era precisamente ese: socavar a la Corte Suprema. Presionar a los jueces a cambiar su decisión y presionar al Senado a abarrotar la Corte Suprema o a eliminar el filibuster. No parece que esto vaya a ocurrir, sin embargo, le ha asestado una puñalada al estatus metapolítico de la Corte Suprema.

La decisión de la Corte es legalmente sensata. La Constitución de los Estados Unidos no dice nada a favor del aborto, más bien, la 14ta Enmienda podría interpretarse como ofreciendo protección a los no nacidos. En cualquier caso, Roe v Wade fue un terrible caso de activismo judicial que ha tardado mucho en ser abrogado y que puso a Estados Unidos en la hermosa compañía de China, Vietnam y Corea del Norte como los países con las leyes abortistas más liberales del mundo. 

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Ahora serían los estados quienes individualmente decidan qué hacer con las leyes de aborto. No es lo ideal para los provida, pero es un paso muy significativo. El objetivo último sigue siendo claro: hacer el aborto no solo ilegal, si no impensable. Que ninguna mujer se sienta en una situación personal en la que crea que deba abortar. Hay mucho trabajo por hacer.

Pero este es el estado de la izquierda en Estados Unidos. Incendiar y acabar todo a su paso cuando las cosas no salen como quieren, incluso las instituciones más importantes de su país. Si pensaban que el verano de 2020 fue complicado, no se imaginan cómo será el de 2022.

Este artículo apareció originalmente en el Newsletter de El American del 4 de mayo de 2022. ¡Suscríbete gratis aquí!

Total
1
Share