fbpx
Saltar al contenido

La mayoría de los americanos quiere que un fiscal especial investigue a Hunter Biden

Hunter y Joe Biden, fiscal especial,CEFC, socios comerciales de Hunter

Esta entrada también está disponible en: English

[Read in English]

La sociedad americana está dividida y polarizada. Últimamente, la distancia entre las opiniones de conservadores y progresistas es cada vez mayor y hay pocos temas donde republicanos, demócratas e independientes estén mayoritariamente de acuerdo. Hay un caso que es la excepción a la regla: la mayoría de los americanos, sea demócrata, republicana o independiente, quiere que un fiscal especial investigue a Hunter Biden.

El hijo del presidente está involucrado en una serie de polémicas relacionadas con sus presuntos negocios turbios en el extranjero, inconvenientes fiscales y algunos problemas con la ley.

Sus relaciones con la empresa ucraniana Burisma y con la compañía CEFC China Energy, sumado a la investigación llevada adelante por el FBI por lavado de dinero desde 2019, tienen al hijo del presidente en el ojo del huracán desde hace mucho tiempo.  

Pese a que la investigación del FBI lleva más de un año, hasta diciembre del 2020 Hunter admitió que los federales tienen un caso abierto en su contra.

«Me enteré ayer por primera vez de que la Fiscalía de Delaware informó a mi abogado, también ayer, que están investigando mis asuntos fiscales», dijo Hunter Biden en un anuncio. «Me tomo este asunto muy en serio, pero confío en que una revisión profesional y objetiva de estos asuntos demostrará que manejé mis asuntos de manera legal y apropiada, incluso en beneficio de asesores fiscales profesionales».

TIPP Insights realizó un estudio donde consultó a los americanos si «¿Se debe nombrar un fiscal especial para investigar a Hunter Biden?».

De acuerdo con el estudio, hay dos corrientes de pensamiento para responder esta pregunta. La primera: «La razón del nombramiento [de un fiscal especial] es que el propio Departamento de Justicia del presidente Biden está investigando a sus familiares por conductas que también pueden implicar al presidente en funciones, creando un conflicto de intereses que requiere el nombramiento de un fiscal especial». La segunda es que, simplemente, «el caso no puede justificar el nombramiento de un fiscal especial».

Antes de irse, el exfiscal general, Bill Barr, otrora gran aliado del expresidente Donald Trump, dijo que no veía la necesidad de nombrar a un fiscal especial para investigar al hijo del actual presidente.

«Creo que se está manejando responsable y profesionalmente actualmente dentro del departamento, y hasta este momento, no he visto ninguna razón para nombrar un abogado especial, y no tengo ningún plan para hacerlo antes de irme».

Comentario del fiscal Barr sobre nombrar a un encargado especial para el caso de Hunter Biden.

Bajo estas dos premisas, se les preguntó a los ciudadanos qué pensaban, y la encuesta arrojó resultados contundentes: 85 % de los republicanos, 65 % de los demócratas y 66 % de los independientes están de acuerdo con que el caso de Hunter lo lleve un fiscal especial fuera del Departamento de Justicia.

Hunter Biden, mayoría de americanos, de acuerdo con un fiscal especial
Hunter Biden y su padre, el presidente Joe Biden. (Flickr)

Republicanos y demócratas quieren que a Hunter lo investigue un fiscal especial, pero por razones diferentes

Los resultados macro de la encuesta son los siguientes: un 42 % de todos los encuestados está «de acuerdo» con que se nombre un fiscal especial para investigar a Hunter Biden; un 26 % está «un poco de acuerdo» con la misma premisa; tan solo un 7 % dijo que estaba «un poco en desacuerdo»; un 6 % dijo estar «muy en desacuerdo» y un 18 % dijo que no sabía qué decidir.

Si se redondean los números, un 68 % de los encuestados tiende a estar de acuerdo con que a Hunter lo investigue un fiscal especial. Mientras tanto, solo un 13 % tiende a estar en desacuerdo, superado, incluso, por el número de indecisos.

Aunque la mayoría de demócratas y republicanos estén de acuerdo con que el caso no lo lleve la administración Biden, difieren en sus razones.

«Los demócratas tal vez quieran ver a los Biden absueltos por un abogado independiente para encontrar el cierre en el tema», se lee en el análisis del estudio. «Los republicanos pueden ver el tema como una ventana de oportunidad para estudiar los asuntos familiares de Biden. De cualquier manera, el público ha declarado claramente que apoya el nombramiento de un fiscal especial».

TIPP Insights dijo que «el estudio a nivel nacional tuvo una muestra de 1,436 americanos, de 18 años o más, y la red de socios del panel de TechnoMetrica proporcionó la muestra del estudio. Al finalizar el estudio, TechnoMetrica ponderó el conjunto de datos por género, edad, raza, educación y región geográfica para reflejar puntos de referencia conocidos como el Censo de los Estados Unidos». 

Emmanuel Alejandro Rondón is a journalist at El American specializing in the areas of American politics and media analysis // Emmanuel Alejandro Rondón es periodista de El American especializado en las áreas de política americana y análisis de medios de comunicación.

Contacto: [email protected]

Total
28
Share